.

.

Los numeros de Salinas

A lo largo de los años, es periódica la repetición de debates entre aficionados (la mayoría de las veces avivados por los medios) sobre si tal o cual jugador debe estar en la selección, si esta acabado o muy sobrevalorado, si es el mejor delantero del mundo o un tuercebotas del montón, si debe ser titular indiscutible, carne de banquillo o directamente enviado a la grada (en la voz de los mas exaltados, incluso fusilados al amanecer). Alguno puede pensar que hablo del caso Raúl, pero hubo otros hace no demasiado, bastante mas candentes, a Raúl no se le discute el talento, el debate sobre el es mas cuestión de su estado físico y edad que de cualidades futbolísticas, nadie piensa que careciera de ellas, no como los casos que expongo a continuación.

Zubizarreta se convirtió en el jugador que mas veces ha vestido la camiseta de la selección española tras muchos años de ser cuestionado por buena parte de la afición (muchos de los cuales preferían a Buyo, por ejemplo), que no entendía que seleccionador tras seleccionador contara con el (e igualmente todos sus entrenadores), hacían de cada fallo suyo un drama (¿Quién no se acuerda del gol de Nigeria?) y pensaban que de ningún modo merecía tantos honores.

Y también en la época de Zubi, en la delantera de la selección estaba el debate Salinas, una de las figuras mas controvertidas del fútbol español de las ultimas décadas, para sus críticos un petardo que fallaba lo fácil y metía lo imposible, un jugador antiestético que solo se dedicaba a rebañar los rechaces (como si eso no tuviera merito), en suma, una desgracia andante que de ningún modo merecía ocupar un puesto en la selección nacional. En cambio, sus seguidores, que también contaban con ellos, echaban manos de sus números, de su oportunismo, su hambre de gol, su pragmatismo en el campo, por encima de todo. Como Zubi, o mucho antes Cardeñosa, un fallo, en este caso en los cuartos de final del mundial de Estados Unidos contra Italia, marco su carrera, y posiblemente aumento el número de sus críticos de manera exponencial.

Todo eso ya paso, y no es mi propósito resucitar viejos fantasmas, sino, una vez retirado el jugador hace años, calmados los ánimos sobre su figura (menos para aquellos que le siguen como comentarista) analizar de forma mesurada sus números, tanto en liga con sus distintos equipos, como en la selección nacional.

Empezando por sus números con la roja, Julio disputo 56 partidos, en los cuales consiguió batir la puerta contraria en 22 ocasiones.

Esto hace un gol cada dos partidos y medio.

¿Es una buena marca, mediocre? Para ser objetivos, lo mejor es comparar la que lograron otros jugadores ocupando similar posición, en época cercana a la suya, y con un número importante de partidos jugados. Si hacemos esto, nos salen los siguientes datos:

  • Raúl, en 102 partidos, logro 44 goles (uno cada 2,3 partidos)
  • Morientes, 27 en 47(uno cada 1,7 partidos)
  • Butragueño, 26 en 69(uno cada 2,6 partidos)
  • Etxebarria, 12 en 53(uno cada 4,4 partidos)
  • Alfonso, 11 en 38(uno cada 3,4 partidos)

Como vemos, no son precisamente números flojos, como mínimo, dignos.

Si analizamos ahora a su actuación en liga, observaremos que disputo partidos en la misma (y goleo), en seis equipos distintos.

Siguiendo un orden, no cronológico, sino por el número de partidos disputados en los mismos, tenemos los siguientes datos:

-Con el Barcelona disputo 145 partidos, en el transcurso de los cuales logro un total de 60 goles (un gol cada 2,4 partidos). En una de sus temporadas en el club, logro su record histórico, con 20 goles.

- En el Atlético de Madrid, en 75 partidos, anoto 31 goles (un gol cada 2,4 partidos)

-Con el Athletic, su primer club, jugo 68 partidos,con 13 goles (un gol cada 5,2 partidos).

-Con la camiseta del Sporting, en 54 partidos,fueron 24 los goles conseguidos (un gol cada 2,25 partidos):

-En el Alavés, el ultimo equipo de su carrera,50 partidos, con 12 goles (un gol cada 4,2 partidos)

-En el Deportivo, donde solo estuvo un año, solo jugo 24, donde metio12 goles (un gol cada dos partidos), logrando su mejor media anotadora en un club.

En total, 152 goles en 417 partidos (un gol cada 2,7 partidos).

Son números muy similares a los conseguidos en la selección, y que muestran una gran regularidad goleadora en su carrera, algo como mínimo destacable para un delantero, peores o mejores, fallando mucho tal vez, pero Julio garantizaba goles.

No es mi propósito defender la figura de Julio Salinas, primero porque ya no hace falta, y después porque posiblemente, en su época yo fui uno de los muchos a los que sus actuaciones a veces ponían de los nervios, pero…no puedo negar que, a pesar de su imagen de patoso, o mejor dicho, posiblemente por ella, sentía cierta simpatía por el, y en general por todos los goleadores de su tipo, torpones, de juego poco grácil, pero efectivos y listos.

Ah, eso si, para despedirme, voy a ser malo...¿os acordais de esto?

Un saludo

7 comentarios:

Garrincha dijo...

Seguramente fue su imagen de patoso la que muchos criticaron, porque como has mostrado sus números no fueron malos, más bien al contrario, sin ser espectaculares siempre mantuvo una buena media y goleó en todos los clubes para los que jugó.
Uno de los últimos goles que le recuerdo fue uno al Barça en las últimas jornadas de la 98-99, cuando jugando en el Alavés anotó el gol del honor para los suyos, ya que el Barcelona aquel día ganó la Liga goleando 1-4 o así.

Recuerdo que la 1ª gran decepción futbolística de mi vida fue aquel Mundial, aunque no culpo a Salinas de aquel grave error (todo sea dicho), sino más bien al colegiado húngaro Sandor Puhl, que tras la agresión sobre Luis Enrique se hizo el loco y acabamos perdiendo. Desde entonces, por arbitrajes como ese, el de la Euro'96 vs Inglaterra, el de 2002 ante AtraKorea o el de hoy mismo contra Islandia no puedo más que detestar la figura del árbitro.

Un saludo!!

Ariel dijo...

Muy buen post, Martín

Los números de Salinas hablan por sí solos. Es posible que existan diferentes opiniones con respecto a su categoría, así como también diversos gustos personales. Pero es imposible negar que ha sido un buen goleador.

PD: la segunda imagen de salinas, la del album del mundial 94, me trae muchísimos recuerdos. Era muy pequeño y es una de las primeras colecciones de figuritas de las que tengo memoria.

Saludos

Ariel dijo...

Muy buen post, Martín

Los números de Salinas hablan por sí solos. Es posible que existan diferentes opiniones con respecto a su categoría, así como también diversos gustos personales. Pero es imposible negar que ha sido un buen goleador.

PD: la segunda imagen de salinas, la del album del mundial 94, me trae muchísimos recuerdos. Era muy pequeño y es una de las primeras colecciones de figuritas de las que tengo memoria.

Saludos

fernando dijo...

Julio Salinas ha sido uno de los mejores delanteros de España de los últimos 20 años. Su palmarés lo dice todo.

Mauricio dijo...

Igual que Ariel, recuerdo mas a Salinas por la postalita del mundial, que en realidad por su juego. En aquel estaba pequeño y no estaba muy al tanto de el mundo del futbol, aunque trataba de ver todos los partidos posibles :)

Tatuaje de Artigas dijo...

Volvì a ver esa jugada después de 13 años, evidentemente la dejó dar un pique mas y ahi lo mató la duda. Es la diferencia entre los buenos jugadores y los cracks. Un Batistuta, Butragueño, Vieri le hubiese arrancado el arco un pique (o quizas 2) antes, el Salinas pensó y la cagó.

Che además de los números estaría bueno saber en que momento fueron, porque si de los 22 goles 8 son a San Marino y 10 a Andorra vale poco.
Pablo Bengoechea no hizo muchos goles con la celeste, pero anotó en las dos finales de Copa América (87 y 95) y en el Mundial del '90 contra Bélgica, por poner un ejemplo vernáculo.
Salú.
Buen blog.

Estoja dijo...

Muy buen artículo Martín. La verdad es que son unos números muy buenos. En relación con sus estadísticas se me ocurre decir que serían muchísimo mejores si fuesen por minutos jugados, en varias de sus temporadas no jugó mucho de inicio. Básicamente, cualquier jugador mejora sus estadísticas al tomar los minutos y no los partidos pero creo que en el caso de Salinas la mejora sería sustancial.

@Tatuaje de Artigas,
Hay de todo, goles a una débil Lituania, decisivos contra Irlanda, tres goles en fases en tres fases finales distintas de Copa del Mundo,... Y con clubes, gol en final de Recopa de Europa, en final de Supercopa de Europa, gol en final de Copa del Rey... pero efectivamente, también goles contra rivales débiles.