.

.

Juego de favoritos

Ya resultan innumerables las ocasiones en las que el sistema de eliminatorias sudamericanas ha sido puesto en tela de juicio. Ya sea por su extensión, que desemboca en un interminable calendario, porque los equipos empiezan a disputar el certamen tres años antes del mundial o, muy frecuentemente, porque su enorme cantidad de fechas implica cierto guiño hacia los más poderosos. Con tres fechas disputadas, todos los pronósticos —aquellos que presagian unas eliminatorias aburridas, que apenas representarán un trámite para Brasil y Argentina— van rumbo a cumplirse inexorablemente.

A media máquina
Les tomó unos cuantos minutos entrar en ritmo a los jugadores argentinos. Recién cuando el primer tiempo se moría, ante la apatía del local y el conformismo de los visitantes, el conjunto albiceleste pudo sacar la primera ventaja por intermedio de Sergio Agüero, quien empujó la pelota en la línea luego de un cabezazo de Demichelis. Con la diferencia consumada para unos y las esperanzas terminadas para otros, el segundo tiempo fue un monólogo de los de Basile, que dominaron la pelota a voluntad y ampliaron el marcador con dos golazos de Riquelme, el primero con un magistral tiro libre y el segundo con una buena definición tras una gran jugada de Messi. Así mantuvo Argentina su racha ideal, con tres victorias en idéntica cantidad de presentaciones, siete goles a favor, ninguno en contra y apenas unos pocos sobresaltos en estos 270 minutos que lleva disputados. El próximo puede ser su primer compromiso importante: ante Colombia en condición de visitante.

A Brasil se le complicó
Ante un rival que empezó el partido sin demasiadas ideas, Brasil comenzó experimentando una situación similar a la del elenco argentino. Recién se puso en ventaja a los 40 minutos del primer tiempo —idéntico instante en que la albiceleste puso el 1-0—. Parecía que aquel golazo de Kaká sería el comienzo del fin para los peruanos, pero no fue así. A partir del inicio de la segunda mitad, los de Dunga comenzaron a decaer en su juego y los locales, con más ímpetu que buen fútbol, se acercaron peligrosamente al arco rival. En una de sus aproximaciones, el equipo de José del Solar igualó las acciones. El remate del buen lateral izquierdo Juan Vargas se desvió en Lucio y la pelota terminó dentro del arco de Julio César. Desde ese momento, los dos contaron con alguna posibilidad para ampliar la cuenta, aunque el marcador ya no se modificaría.

El estilo de Paraguay
Desde hace poco menos de una década, Paraguay está considerado casi por unanimidad como la tercera fuerza a nivel sudamericano. El inicio de este nuevo ciclo de eliminatorias parece estar de acuerdo con esa teoría, porque el conjunto de Gerardo Martino vapuleó a un desconocido Ecuador por 5-1 y sigue siendo uno de los escoltas de Argentina, con siete unidades. No queda demasiado para decir del encuentro en sí. Los guaraníes no encontraron resistencia alguna por parte de un equipo al que le costará muchísimo emular lo que consiguió de cara al pasado mundial.

Uruguay no pudo
Escenario de varias hazañas del otrora glorioso fútbol uruguayo, el imponente Estadio Centenario se mantiene como un reducto en el que es muy difícil conseguir puntos, aún con el tormentoso presente que vive la celeste. En su partido ante Chile, los dirigidos por Tabarez salieron a la cancha como es costumbre en este pequeño país sudamericano, llevándose por delante a los rivales. La ventaja llegó sobre el final del primer tiempo y todo parecía indicar que los tres puntos se quedarían en casa, pero la situación cambió repentinamente. En su primera aproximación en el partido, el conjunto de Bielsa empató el cotejo por intermedio del histórico Marcelo Salas. Fue el mismo delantero quien diez minutos más tarde convirtió el segundo tanto de su equipo mediante un polémico penal sancionado por el argentino Pezzotta. Obligados por la situación, los uruguayos salieron enloquecidos a buscar el empate. Lo consiguieron por intermedio de Abreu y a punto estuvieron de llevarse la victoria, que hubiera sido merecida por la enorme cantidad de ocasiones que generaron, transformando en figura del partido al arquero chileno Bravo.

Colombia y su primer triunfo
Parecía que a Colombia se le escapaba la posibilidad de sumar de a tres por primera vez en las eliminatorias. El conjunto cafetero había empatado en cero en sus dos presentaciones anteriores —ante Brasil y Bolivia— y no podía quebrar la resistencia de un duro equipo venezolano. Después de muchos intentos fallidos, los de Jorge Luis Pinto consiguieron la tan ansiada ventaja con un magnífico tiro libre de Rubén Bustos a siete minutos del final. Colombia todavía mantiene su valla invicta y ahora deberá recibir al puntero de las eliminatorias, Argentina, en Bogotá.

Partidos para la próxima fecha:
Venezuela – Bolivia
Colombia – Argentina
Ecuador – Perú
Brasil – Uruguay
Chile – Paraguay

9 comentarios:

Martín dijo...

Lo que voy a decir es una herejia(de hecho, lo es, y no es que se me pase por la cabeza, pero total, mas brutal es lo que existe ahora,y casi nadie dice nada, asi que...), pero...¿porque no directamente se dan por clasificados Argentinos y brasileños, y entre los demas se juegan el resto de las plazas? Asi nos ahorramos todos esos viajes de los jugadores internacionales, y seguramente se recupera la emocion, porque vamos...algun dia supongo que se volveran a esas eliminatorias de grupos de 4, o cosas asi, mas logicas, racionales, y menos abusivas, pero...no se, estas eliminatorias me recuerdan a los promedios del futbol argentino, hechos para que los grandes siempre esten ahi, dandoles casi infinitas posibilidades de fallar..

Un saludo.

Garrincha dijo...

Fijate Martín que aún así para el Mundial 2002 Brasil estuvo gran parte de la fase clasificatoria fuera de los 4 primeros, y sólo al final del todo logró el boleto, muy por detrás de Argentina, Ecuador y Paraguay. Curiosamente, ese Mundial lo ganarían los brasileiros.

Por otro lado, que GRANDE SALAS!!!!

Un gusto leerte de nuevo Ariel, se viene un partidazo entre Brasil y Uruguay el miércoles. Espero que te estén yendo bien los exámenes. Un abrazo y mucho ánimo!!

Jesús Sousa dijo...

Increible Salas, increible Riquelme, increible gol de Kaká. De nuevo los Peruanos les pusieron en apuros en casa a los "grandes" y bueno. Bolivia de la que esperaba más, trás verla en la Copa Ámerica, donde lo hizo mejor de lo que se esperaba, esta defraudando una vez más, y parece condenada al "cenicientismo" otra vez. ...

Si, Brasil y Argentina estan clasificadas antes de jugar siempre. Luego veremos quien ocupa las 2 o 3 plazas restantes, Paraguay Chile Ecuador, pueden optar Colombia, quizas Peru... Venezuela y Bolivia al final como siepre...

Saludos!!!

!Saludos!

Mauricio dijo...

Aunque hay muchas cosas para comentar, como el descomunal golazo de Kaka, solo puedo decir una cosa:

¡GRANDE MATADOR!

Stefania dijo...

martín, pienso, al igual que tú, que el actual sistema de eliminatorias en la Comenbol no es satisfactorio y debería ser cambiado. Quizás una adaptación para el fútbol del sistema adoptado en el tenis para la Copa Davis podría ser una opción. De esa manera sólo en última instancia Brasil y Argentina tendrían que medirse, digamos que a otros 4 equipos decantados en rondas previas, para establecer la representación suramericana a la Copa Mundial. Es sólo una idea más.

Ariel dijo...

Excluyendo a Argentina y Brasil, a los cuales será difícil ver en apuros, las cosas no parecen tan claras.

Tal como escribí en el artículo, creo que desde hace unos años Paraguay es siempre el tercero en discordia, porque supo sobrellevar muy bien el recambio generacional. La bandera que en el 98 llevaban Saturnino Cardozo, José Luis Chilavert, Roberto Acuña y Gamarra hoy está en poder de jóvenes como Santa Cruz —estandarte del equipo—, Haedo Valdez, Cabañas, Dos Santos. En fin, Paraguay no ha tenido problemas para sobrellevar los retiros de sus viejas figuras. El caso contrario de esto es Colombia, que aún sigue extrañando a la generación de Valderrama, Asprilla, Leonel Alvarez y Freddy Rincón.

Al que veo mal es a Ecuador, hasta aquí se motró muy lejos de lo que fue en el camino rumbo a Alemania

Saludos

Martín dijo...

A mi quien me gustaria que tirara de una vez para arriba es Peru, que desde el 82...:-(

Espero poder verla de nuevo jugando un mundial un siglo de estos.

Ariel dijo...

El caso de Perú es bastante extraño.

Por lo menos a nivel individual, en los últimos años siempre han tenido jugadores muy destacados en ligas competitivas: Claudio Pizarro, Farfán, Paolo Guerrero, Nolberto Solano. Es extraño que con un plantel bastante superior al de otros equipos (como por ejemplo Ecuador) nunca hayan podido cumplir su objetivo.

En este momento, mi visión sobre el fútbol sudamericano es la siguiente:

El mejor sin dudas es Brasil
En segundo plano está Argentina

Tercero, muy lejos de la punta pero también con buena diferencia sobre el resto lo veo a Paraguay.

Ahí atrás aparecen Uruguay y Colombia, que cuentan con planteles bastante ricos pero vienen acumulando una frustración tras otra.

Chile tiene algunos jugadores interesantes, como Matías Fernández, Alexis Sánchez y Humberto Suazo, pero creo que aún le falta para subirse al pelotón de más arriba.

Hoy Ecuador está muy caído, yo creo que en este momento no es más que Venezuela ni Perú, aunque el camino de las eliminatorias es muy largo y siempre se terminan haciendo fuertes en casa.

Finalmente aparece Bolivia, que tiene sin dudas el plantel más flojo y probablemente sea el primero en quedar eliminado.

chimoeneas dijo...

pobre ecuador, ojalá se recupere pronto o a este paso va a ocupar el lugar histórico de venezuela.

y opino como vosotros, esta forma de clasificar es demasiado pesada, pero tmabién más segura para los grandes. en el 86 Argentina se clasificó por los pelos: ¿de qué estaríamos hablando si no hubiera existido el gol de Maradona?