.

.

Kashima Antlers, campeón nipón aprovechando el batacazo del Urawa

Ya tenemos campeón en el país del Sol Naciente, pero no el que todo el mundo esperaba dado el desarrollo del torneo liguero. Finalmente y contra todo pronóstico se confirmó el batacazo: Urawa Red Diamonds tiró la Japan-League'07 a la basura tras dominar todo el campeonato y llegar con una amplia ventaja a la recta final del mismo, que pudo sentenciar en varias ocasiones durante las jornadas más recientes.

Y es que los aficionados del equipo de Saitama pensarán que tanto estaba yendo el cántaro a la fuente que finalmente tenía que romperse. Ni una sola victoria en los 4 anteriores encuentros no presagiaban nada bueno, especialmente tras caer en el último de estos en casa ante el que posteriormente sería campeón, un Kashima Antlers que había apretado la marcha en el tramo final del campeonato para asegurarse el segundo lugar en la Champions League de la AFC y se ha encontrado de repente una agradable e inesperada sorpresa. El resultado de ese partido fue un 0-1 que arruinó la fiesta del Urawa, al que le valía el empate para mantener su condición de campeón liguero y sumar su tercer título en 3 temporadas.

Con estos precedentes se llegaba a la jornada decisiva, donde ninguno de los aspirantes tenía un envite sencillo para obtener la victoria, aunque el Kashima, a la postre campeón, al menos jugaba en casa. El Urawa Reds, aún líder, visitaba Yokohama con la esperanza de obtener una victoria que los proclamase campeones tras los anteriores pinchazos. Pero no pudo ser, pues cayeron 1-0 (Nezime a los 17’min.), mientras el Kashima Antlers derrotaba al cuarto clasificado, el Shimizu S-Pulse, por un contundente 3-0 que Ogasawara, Motoyama y De Araujo se encargarían de certificar. De este modo Kashima Antlers se convierte en el club con más títulos ligueros en Japón al conquistar su 5º entorchado en las 15 ediciones que se llevan disputadas desde la creación en 1992 de la Japan-League.

Carlos Juninho, delantero del Kawasaki Frontale se proclamó máximo goleador del certamen con 22 tantos. Por su parte el campeón no tuvo una clara referencia ofensiva, o al menos no hubo ningún jugador que destacase especialmente en ese aspecto. Así, la cuota goleadora estuvo muy repartida, con el brasileño Marguinhos, con 10 tantos, como figura. También contribuyeron en buena medida Tashiro e Iwamasa con 7 anotaciones cada uno, y con 5 Koroki, Nozawa y Yanagisawa (este último es el ídolo local , fue jugador de Sampdoria y Messina y múltiples ocasiones internacional por Japón).

De todos modos, la temporada aún no ha finalizado en Japón, ya que a lo largo de este mes y comienzos de Enero seguirá la Emperors Cup, que se encuentra aún en los octavos de final con todos los favoritos en liza, entre los que se encuentran el nuevo campeón liguero (Kashima), el actual bicampeón de la competición (Urawa) o el reciente ganador de la Yamazaki Nabisco Cup y tercero en la clasificación final del torneo de la regularidad (Gamba Osaka).


1 comentario:

Martín dijo...

A mi estas ligas tan nuevas y ademas establecidas de un modo semiartificial, que recuerda a lo de las franquicias NBA, reconozco que no me tiran demasiado, sera cosa de esperar 20 años, a ver si aun existe, y entonces ya sera distinto(pero claro, si siguen siendo solo dos divisiones por entonces, la mitad de equipos cambiados de nombre o ciudad, pues...)

Pero por mi parte, voy con el Yokohama Marinos y con el Verdy(aunque ese traslado de Kawasaki a Tokio...) que creo que acaba de ascender, algo es algo.