.

.

F.Torres certifica el enésimo eurobatacazo del Inter

Un año más, y van demasiados (desde 1965), el Inter vuelve a caer antes de tiempo en la Copa de Europa. Esta vez fue ante el Liverpool, al que ya eliminara la última vez que conquistó la competición, incluso con remontada incluida, pero en esta ocasión los reds se tomaron su venganza particular, quien sabe si camino de su sexto título.

Anoche, Rafa Benítez volvió a ejercer de maestro y se comió a Roberto Mancini en su propio terreno, un técnico el italiano que anunció tras el encuentro que esta será su última temporada con los nerazzurri. Mancini, que en su época de jugador destacó por su imaginación y sus grandes dotes goleadoras, olvidó esas grandes dotes que lo encumbraron cuando corría por los campos transalpinos para tirar de racanería en el peor momento posible. Precisamente si a un duelo de estas características se le pide algo, es que al principal interesado en la remontada ponga sobre el tapete todo su arsenal, o cuanto menos, lo necesario para llevar peligro constante al área rival.

Ni una cosa ni la otra. Peor aún, soluciones raras en defensa ante la plaga de bajas (no estaban por sanciones y/o lesiones Materazzi, Samuel, I.Córdoba ni Maxwell), con un Rivas que no tiene categoría para jugar en un club así y un Burdisso fuera de lugar en la banda. Más arriba, lejos de colocar al menos a Figo o Jiménez como creadores, optó por un trivote con Vieira, Cambiasso y J.Zanetti, con este último con más libertad para incorporarse al ataque. Un poco más adelante, Stankovic, que aún no acierto a ubicarlo en el esquema del técnico italiano. Finalmente, un Cruz muy voluntarioso (y recuperado a última hora) junto al genio Ibrahimovic. Poco para remontarle a un Liverpool experto en estas lides, con todo a favor y con el gran maestro del tablero de ajedrez en que se convierte la Champions a estas alturas.



De este modo, Roberto Mancini cavó su propia tumba esta eliminatoria tanto en la ida como en la vuelta. Si al Inter, un conjunto con mucha pegada pero poca creatividad, le quitas la poca magia que tiene (a excepción de Ibrahimovic, siempre fijo), lo matas. Si a todo ello le sumamos la concatenación de errores que suponen el planteamiento de los partidos, la mala elección de las alineaciones, la pésima táctica empleada, una mala (y tardía) elección en los cambios… se juntan demasiados peros a la labor de un míster que si bien ha aprovechado a la perfección la coyuntura del Moggi-gate en terreno local, ha mostrado graves carencias a la hora de dar un golpe de mano en el principal escaparate europeo. Así, como interista reconocido que soy, le agradezco profundamente los servicios prestados, así como el alivio que me produce su marcha, que espero que suponga la llegada de alguien como el deseado Mourinho (al que se rifan los grandes de España e Italia).

Que conste que no quiero olvidarme del Liverpool, un conjunto que hasta ahora ha demostrado ser todo lo contrario que el Inter: genial para las grandes ocasiones, con más soluciones de la que aparenta y un técnico exhaustivamente estudioso (como el añorado Helenio Herrera en su rival de hoy), pero que si bien en las eliminatorias nadie lo querría como rival, a la hora de pelear por el campeonato local dejan mucho que desear.

Finalmente, agradecer a la afición nerazzurra el magnífico gesto que han tenido cuando se acercaba el final del partido, reconociendo la manifiesta superioridad de su rival, aplaudiendo a su afición y aguantando en su mayoría hasta el pitido final para mostrar una vez más el incondicional apoyo que le profesan a los suyos, que pese a lo mal que jugaron el partido, lo dieron todo sobre el césped de San Siro.



6 comentarios:

Anónimo dijo...

Les conviene más Spalletti que Mourinho el cual finalmente no es mucho más ofensivo que Mancini.

cityground dijo...

Lo siento Garrincha, el Inter jugo mal como casi siempre y no dio sensación de remontar. La salida de Mancini estaba cantada, ahora ya puede asegurar la liga porque la Roma esta realmente fuerte.

La expulsión de Materazzi en la ida fue clave, aunque sinceramente creo que igual hubiera pasado el Liverpool.

Mauricio dijo...

Tambien destacar lo tronco que es Julio Cruz. Hizo una buena, pero en otras 2 opciones mas claras, las desperdició. Despues Zlatan tuvo una que no se la quizo dar, pero a él se le perdona...

chimoeneas dijo...

hombre... cruz no es el delantero con más clase del mundo, pero el inter le debe muchos puntos.
lo siento, garrincha, ¿cuándo fue la última final de champions del inter? ah, sí, en el 72 :)

Garrincha dijo...

@ Anónimo

Me gusta mucho el técnico romanista, pero su llegada obligaría a cambiar muchas cosas en el Inter (cosa que no veo mal), como el sistema (por lo que habría que prescindir de algunos delanteros, y hay 5 en plantilla si contamos a Balotelli) y la llegada de algunos centrocampistas de otro corte, algo que le urge al equipo.

@ City

Pues si amigo, lamentablemente es así: mal juego y dominados en casa, suficiente como para que se marche Mancini, algo que parece que ahora no tiene tan seguro :s

@ Mauricio

Lo siento compañero nerazzurro, pero no coincido en lo de Cruz. A mi me gusta más que Crespo además que se complementa a la perfección con Ibrahimovic.

@ Chimo

Jaja que malo eres ... ¿y la última final de champions de la Fiore? ah, si, en el 57 :p jeje

chimoeneas dijo...

eeh, eh, que el de la fiore (y no mucho) es martín. yo soy el de la roma (equipo que cayó en el 84 en su propio estadio contra el liverpool con cierto portero danzarín)