.

.

Copa Libertadores: Maracanazo del América (v.08)

Increíble lo sucedido anoche en el estadio Maracaná brasileño. Sinceramente, tras el partido de Boca me fui a la cama ante el cansancio, las pocas ganas de seguir viendo fútbol (ayer a esas alturas de la madrugada ya había visto 4 partidos) y la nula esperanza de que sucediera algo fantástico.

¡Pero sucedió! Y no fue precisamente en el clásico que disputaban Sao Paulo y Nacional, sino en el lugar menos esperado pero a la vez más idóneo para dar nombre a este post: Maracaná, o Maracanazo en su versión 2008, como hemos titulado. Si, no es el más original del mundo, pues seguro que hoy en cualquier lugar encontrarán un titular muy parecido para ilustrar la impresionante remontada del América mexicano en Rio de Janeiro.

Para poneros en contexto, América llegaba a Brasil en su peor momento de los últimos lustros, colista del campeonato local (en el que no se ha clasificado para playoffs) donde solo sumó 3 victorias en 17 partidos y encaraba la vuelta con la misión prácticamente imposible de remontar el 2-4 que Flamengo le endosó en la ida. Por el contrario, su rival llegaba tras imponerse en la final del Campeonato Carioca a Flamengo y con una ventaja más que solvente del primer duelo de la eliminatoria.

Sin embargo, gracias al tesón y los goles del paraguayo Salvador Cabañas más las salvadoras paradas de Ochoa (que no fueron los únicos protagonistas de su equipo pero si los principales), las Águilas han alcanzado un hito que muy pocos creían que llegase a suceder pero que los sitúa en cuartos, con la moral reforzada y dedicación exclusiva a la Copa, lo que les convierte en un rival peligroso para Cúcuta o Santos, rivales del que saldrá su contrincante en la siguiente ronda.



El otro partido de anoche lo jugaron en Morumbí en medio de un espectacular ambiente dos clásicos de la Copa, Sao Paulo y Nacional, con los paulistas llevándose el gato al agua gracias a los goles de Adriano y Dagoberto, uno en cada parte, certificando un justo pase en un choque en el que fueron más que su rival.



El rival del Tricolor en cuartos será Fluminense, que despachó al Atlético Nacional con un solitario tanto del defensa Roger Machado en un partido aburrido en el que la desidia del Flu en la primera parte propició las quejas de la torcida local, pues la confianza por el resultado de la ida (victoria 1-2 en tierras colombianas) hizo que jugasen con reservas, lo que propiciaba las constantes llegadas del conjunto visitante, no demasiado peligrosas pero si constantes.

En la 2ª mitad, el mencionado gol y poco más.



Buen partido en el Jalisco el que nos presentaron Atlas y Lanús, con los argentinos dando más guerra de la esperada pues nunca se dieron por vencidos pese al 0-1 que traían en contra de La Fortaleza. Alternativas, espectáculo y goles, aunque le faltó tiempo al Granate para culminar la remontada. Atlas pasa con justicia, pero se las verá en cuartos con el gran coco de la competición, Boca.



Un gol de Bolaños mediado el primer tiempo dio el pase a Liga de Quito en la siempre difícil visita a La Plata, donde Estudiantes puso toda la carne en el asador para lograr un pase que se antojaba complicado tras el resultado de la ida, pero que tornó en algo de dimensiones heroicas tras el gol visitante. Pese a ello no se rindieron, y Alayes y Maggiolo anotaron sendos tantos que llevaron la esperanza a la hinchada pincharrata, pero su falta de acierto en los metros finales les privó de culminar la remontada. Ahora Liga de Quito se enfrentará al vencedor del River – San Lorenzo.



Por ultimo, esta noche se cierran los octavos con el partidazo en el Monumental entre River Plate y San Lorenzo (2-1 en la ida para los Cuervos) y la definición del Cúcuta – Santos, con ventaja 2-0 para los brasileños.

3 comentarios:

Mauricio dijo...

Vaya, vaya. No se les va a olvidar a los del Fla en mucho, mucho tiempo.

Darío dijo...

Una decepción de del Flamengo, la única esperanza que le queda a los brasileños es el San Pablo.
Los equipos argentinos son mucho más fuertes, no así a nivel de selección.

Natalia dijo...

Mis respetos para el América, equipo al que los periodistas de México ya tenían crucificado. Ya se les habían acabado los adjetivos para tildar a sus jugadores de cobardes y perdedores. Ayer jugaron con honor y humildad... En el primer gol, Cabañas ni lo celebró, eso indica humildad y concentración. Los brasileros se pasaron de seguridad, aunque Ochoa salvó varios goles, parecía como si estuvieran demasiado seguros de la clasificación desde que empezó el partido. En el fútbol cualquier cosa puede suceder.