.

.

¿Que te hicieron los promedios? (I)

Impulsado por el didáctico articulo de Ariel, donde explicaba los sistemas de ascenso y descenso en Argentina, con especial hincapié en el tema de los denostados promedios(al menos por nosotros), he decidido lanzarme a investigar un poco más el asunto…desde el principio. Y visto que fue en la temporada 1983 cuando se establecieron, la tome como punto de partida para el siguiente propósito (contando con la inestimable ayuda de los archivos de la increíble página de la RSSSF), observar que equipos, desde entonces, salvaron el año, evitando descender, y cuales, en cambio, lo hicieron debido a la existencia de los mismos.

En 1983, la primera división estaba compuesta pro 19 equipos. Descendían los dos últimos. Ese año, por primera vez, los dos puestos de descensos (no existían promociones entonces), se definieron por los promedios (por entonces, de las dos ultimas temporadas).

Y cayeron Racing club y Nueva Chicago. Y ambos, injustamente. Racing club termino decimoséptimo, con 30, Nueva Chicago decimoquinto, con 32. Los dos que deberían haber ocupado su lugar, racing de Córdoba, con 27 y…nada menos que River Plate, con 29.

Pasemos a 1984, seguimos con 19 equipos. Aquí cambia de nuevo el sistema, los promedios que se cuentan son los dos peores puntajes de las tres últimas campañas. Al menos, en este caso se hizo justicia, los descendidos, los dos últimos de la tabla, Atlanta con 24 y Rosario central con 25.

De la 84, se va a la 85-86, se terminan los torneos metropolitanos y nacionales y se pasa al campeonato de primera división.

Ese año, el último con 19, se contó por primera vez el promedio de las tres últimas campañas. Descendió Chacarita Juniors, que había sido último de la tabla, con 21 puntos. Pero el penúltimo por los promedios, que jugo un llamado torneo octogonal, junto con 7 equipos de segunda que le llevo al descenso, Huracán(el clasico, el de Buenos Aires), bajo habiendo sido decimotercero, con 32. Quien debería haber ocupado su puesto, el Racing de Córdoba, con 26…

Liga 86-87. Ya con 20 equipos, y vuelta a lo de los dos peores puntajes en las tres ultimas campañas. Descienden deportivo italiano, que había sido último, con 23 puntos, y Temperley, con 27. Este había terminado empatado a puntos, tanto en liga como en el promedio con Platense, así que se disputo un partido por el descenso entre ambos, que llevo al descenso al celeste.

Temporada 87-88. Siguen los 20 equipos (y a partir de aquí no cambia). Continúa lo del sistema de promedios 2x3 del año anterior.

Bajaron Banfield, que había concluido decimonoveno, con 28, y Unión de Santa fe, tras un partido de descenso contra Racing de Córdoba, igual que el de año anterior, por empate en el promedio. Unión había terminado en el puesto 18, también con 28. Debería haber descendido, como vigésimo, con 26, Talleres de Córdoba.

Llegamos a la campaña 88-89(sigue el 2x3). Caen deportivo armenio, decimonoveno con 37, y San Martín de Tucumán, decimoséptimo, con 46. Se salva en cambio el Vigésimo, el instituto de Córdoba, con tan solo 31 puntos…hasta ahora a los equipos cordobeses(tres distintos, curiosamente, talleres, racing e instituto), como estamos viendo, les beneficiaba mucho el promedio.

Y digo hasta ahora, porque en la siguiente, 89-90, ya con el formato actual de promedio, los dos descendidos fueron instituto y Racing de Córdoba. Instituto con toda justicia, ultimo con 26 puntos, pero racing, que bajo tras perder otro de esos partidos de desempate por el descenso con Chaco For Ever, había concluido en el puesto 18, con 32. Su puesto debería haber sido ocupado por Deportivo Español, decimonoveno con 31.

Llegamos a la primera temporada, la 90-91, donde tenemos campeón de clausura y apertura (aunque ese año se disputo una final entre los campeones de ambos, para definir el campeón absoluto).

Los descendidos, Lanus, decimoctavo con 29, y Chaco Forever, vigésimo con 28. Se salva por segunda temporada consecutiva el Deportivo Español, decimonoveno con 28. Lanus descendió concluyendo el 12º del clausura (20 de apertura). Chaco, 16º y 19º, respectivamente.

Liga 91-92, aquí no hubo nada extraño, los dos últimos, Unión de Santa fe con 27(19º y 16º), y Quilmes con 19(20º y 20º), fueron los dos que bajaron.

Pasamos a la 92-93, descienden San Martín de Tucumán, decimoctavo con 30(12º y 19º), y Talleres de Córdoba decimoséptimo con 31 (10º y 20º). Sus lugares deberían haber sido ocupados por Platense, con 28, y por el Newell, con 25.

Temporada 93-94. Caen Estudiantes de la Plata(20º y 16º) y Gimnasia y tiro(16º y 19º), ambos con 30 y con justicia, porque fueron el decimonoveno y el vigésimo de la tabla general.

Toca ahora la 94-95. Y de nuevo descienden los dos últimos de la general, el Talleres de Córdoba, vigésimo con 24(20º y 16º), y Deportivo Mandiyu, decimonoveno con 25(19º y 18º).

Llega la campaña 95-96, donde ya se conceden tres puntos por victoria…aunque para el promedio, se siguieron contando como dos.

Bajan Argentinos Juniors, decimonoveno con 32(16º y 20º) y Belgrano de Córdoba , en el puesto 17 con 35(20º y 13º). Se salva el vigésimo, Banfield, con 31.

Por fin, concluimos en esta primera parte(próximamente la segunda, donde contaremos lo sucedido hasta la actualidad), la liga 96-97.

Bajan Banfield, vigésimo con 29(20º y 19º) y el Huracán de Corrientes, decimoctavo, con 38(17º y 15º). Su lugar debía haber sido ocupado por el Deportivo Español(el equipo mas afortunado hasta ahora con esto de los promedios, tres veces salvado), decimonoveno con 35.

En la próxima entrega, intentaremos realizar una tabla con los perjudicados-beneficiados del sistema, ademas de extraer una serie de estadísticas curiosas…

Hasta entonces…

3 comentarios:

Ariel dijo...

Los promedios son el peor mal del fútbol argentino. El otro día no quise profundizar demasiado en el tema, pero es tal cual lo describes en este artículo. Se inventaron para salvar a los equipos grandes del descenso y darle una protección extra.

No alcanza con entregarles todo el dinero de la televisión y brindarles tranquilidad con arbitrajes dudosos, además de eso fue necesario crear un sistema que los beneficie.

Lamentable, pero mientras prosiga el reinado de Julio I nos vamos a tener que acostumbrar a ver el fútbol mezclado con las matemáticas y los negocios turbios.

Garrincha dijo...

A mi desde siempre me parecieron una porquería, y no porque afecte ahora a Racing, sino porque detesto el sistema y todo lo que tiene montado el Sr(?)Grondona.

Terrible lo de la 88/89, la diferencia fue bastante considerable. Por otro lado, que suerte la del Deportivo Español.

A ver que nos depara la 2ª parte jeje

Mauricio dijo...

Anticipandome un poco, creo que fue en el 2006 que con una gran campaña, el Olimpo (quedo algo así como decimo) tuvo que jugar la promición y descendió. Una injusticia total.