.

.

Cosas que hacen al fútbol tan especial

Nadie imaginaria un partido de baloncesto o Balonmano en el que los dos equipos no hubieran anotado en todo el tiempo reglamentario. En el fútbol esto no solo es posible, sino que incluso no implica que haya sido un partido malo (aunque lo suela ser). Y esto es así aunque el gol sea el santo grial que todos buscan (salvo tal vez los herejes que siguen a cierto profeta de Barakaldo). El gol…a veces tan esquivo que parece que jamás podrá ser horadada la meta, aunque transcurriera un día entero, y que en otras ocasiones colabora traidoramente para alojarse entre las mallas, deseoso de ser el protagonista.

Inconstante…como la fortuna, inesperado en muchos casos, de una forma que no existe en otros deportes. Y a pesar de la dificultad de conseguirlo, de tal manera que muchos solo ansían ver uno en su casillero para encerrarse cual sitiados tras la muralla en la defensa de la virginidad de su portero, jamás es posible cantar victoria antes de tiempo.

Porque todos recordamos finales donde lo que parecía confirmado quedaba reducido a mera ilusión pasajera. La remontada sobre el tiempo reglamentario del United sobre el Bayern en el Nou Camp, el Liverpool de Benítez imponiéndose sobre el Milán que le había humillado por tres a cero en el primer tiempo…o aquel gol de Alfonso contra Yugoslavia, que solo sirvió para retrasar los lloros unos días…

Pero si solo fuera esto… ¿Cuántas veces hemos visto como se enfrentaban último y primero de una liga, y la victoria sonreía al más modesto? ¿Cuántas a equipos que goleados una jornada a la siguiente eran ellos los goleadores?

Pues bien, esta semana hemos podido comprobar como esa especie de teoría del caos que es el fútbol nos proporcionaba un par de ejemplos prácticos de su peculiar estructura.

El pasado domingo cinco de octubre, el Kaiserslautern, imbatido tras seis partidos en la segunda división alemana, se presentaba a jugar en el terreno del TuS Koblenz, equipo de la parte media baja de la liga. Al final de los 90 minutos, el marcador reflejaba un humillante cinco a cero, los diablos rojos habían caído a lo grande…





Ese mismo día, el Hansa Rostock era derrotado en Ingolstadt por 4 a 2.

El viernes 17, el Kaiserslautern, repuesto del golpe sufrido, vencía en casa por 4 a 1, alcanzando el liderato provisional de la Bundesliga 2.

Ayer, el Koblenz, eufórico, se presentaba en Rostock, deseoso de continuar la racha goleadora. Y la continúo. Lamentablemente para el, los goles solo se sumaron esta vez en el marcador rival, hasta nueve






Para cerrar el círculo, el Ingolstadt que venciera al Hansa caía también contundentemente, 6 a 1 en Duisburgo… ¿Quién se habría atrevido a apostar por estos resultados una semana antes?

Desplacémonos ahora un poco al sur. En Austria, este sábado se disputo el encuentro entre el SV Mattersburg y el Sturm Graz.

Los locales buscaban romper su racha de derrotas, ya que habían caído en sus dos últimos partidos como local. Pero…

En 28 minutos, entre el 15 y el 43, el Graz le endoso un tremendo parcial de 0 a 5. Todo parecía acabado, mas…

En 10 minutos, del 54 al 64, los locales lograban 3 goles, dos de ellos obras del veteranísimo Jancker. Lamentablemente, en el 71, llegaba el sexto visitante. ¿Final?

No, en otro arrebato de orgullo herido, dos nuevos goles, en el 78 y el 85, dejaban el 5 a 6….y ahí, si, acabo la cosa…derrotados, si, pero vencedores.

Aquí tenéis el vídeo del partido. Me gustaría que os fijarais en el espacio entre el minuto 2:55 y el 3:10… ¿fue un fallo humano, o el destino encarnado en balón, el que evito ese gol? Tal vez es que, simplemente, el futbol es así…




4 comentarios:

Sergio Santomé dijo...

Gran repaso sobre lo sucedido en la Bundesliga 2, mucha irregularidad, pero yo tengo un favorito: El Munich 1860 y todas sus jóvenes promesas.

cityground dijo...

Cuando me entere ayer de los resultados me quede de piedra, el 9-0 del Hansa Rostock al Koblenz que dos semanas antes había vapuleado al Kaiderlautern que es el líder, esto solo pasa en el fútbol y por eso es tan maravilloso.

Por cierto martín, enhorabuena por el Kaiserlautern que esta temporada tiene muy buena pinta, el ambiente en su estadio es maravilloso.

En la Serie B, también un resultado bastante increíble, el Grosseto venció por 6-2 a la Salernitana que ganaba 0-2 a los 20 minutos.

Hugo dijo...

ja como me encata el futbol

cosas asi no pasan en otros deportes

aca en Mexico no hubo goleadas de es tipo pero se vivio el clasico del norte como de pelicula, con un debut que revoluciono todo en poco mas d 30 minutos. Monterrey-Tigres es el clasico del norte. bueno pues Monterrey marco primero al 75 pero en los restantes 15 el chico Acuña intervino directamente en los 4 goles que le dieron la vuelta al juego algo d locos por que hace tiempo que no se veia un marcador asi en un clasico espero busque la info del juego

saludos a todos los d cafe que m gusta mucho el blog

Garrincha dijo...

@ Hugo

Gracias por el apunte. Me gusta mucho la liga mexicana pero he de admitir que llevaba unas semanas sin echarle un vistazo. Me fijaré en Acuña a partir de ahora ;)

Por cierto, vaya clásico que tenéis este finde, ese América-Chivas con ambos jugándose el pase al playoff (quien lo diría a estas alturas)

Un saludo!