.

.

Más del Caribe

La etapa final de la Caribbean Cup se sigue acercando. Sólo restan definirse dos clasificados, que surgirán de la culminación de la segunda fase esta misma semana. En el día de hoy vamos a ocuparnos de lo que ocurrió en el Grupo G, íntegramente desarrollado en La Habana.

Como buenos anfitriones, los cubanos contaban con las apuestas de su lado a la hora de pronosticar un favorito. Esto obedecía exclusivamente a la lógica de los antecedentes, que marcaban que los locales se adueñaron del bronce hace sólo un año, superando en el partido por el tercer puesto al simpático equipo de Guadalupe. Pese al buen desempeño en la última edición, esta selección vive un presente un tanto convulsionado, que incluyó el ruidoso
alejamiento del entrenador alemán Reinhold Fanz.

Con el dueño de casa como gran candidato, el encuentro de apertura entre Barbados y Surinam aparecía como un gran atractivo de cara a lo que sería la lucha por una segunda plaza en la ronda final. Todo arrancó bien para el país que vio nacer a Clarence Seedorf, que se fue al descanso con dos goles sobre su rival. Pero todo cambió en muy poco tiempo. Apenas 8 minutos fueron suficientes para que el experimentadísimo Norman Forde diera vuelta el resultado con un maravilloso hat-trick. Fue 3-2 para Barbados, con todos sus goles anotados por un delantero que, según registros no oficiales, hace rato superó la barrera del centenar de partidos con su país.

Tratando de olvidar las penurias vividas en la clasificación mundialista, Cuba arrancó su participación con un desempeño notable. Le propinó una paliza de 7-1 al equipo de las Antillas Holandesas y exhibió su mejor forma.

La segunda fecha tuvo el clásico de ex colonias holandesas. En el mismo, Surinam consiguió vencer a los antillanos por 2-1, resultado que dejó fuera de combate a su rival y les otorgó la posibilidad de conseguir el milagro ante Cuba. Justamente los locales no mostraron su mejor cara en su partido ante Barbados, que ante la sorpresa de muchos terminó igualado en uno.

Para terminar de sellar su primera clasificación a una fase final, Barbados superó por 2-1 al colista, Antillas. Por su parte, Cuba no dio lugar a las especulaciones. Aplastó a Surinam por 6-0 y se llevó el primer lugar del grupo, aquel que todo el público esperaba.

Quedan dos pasajes para Jamaica, lugar donde se llevará a cabo la fase final.

El último grupo de esta segunda ronda tendrá como local a Trinidad y Tobago, que recibirá las visitas de Antigua y Barbuda, Guyana y Saint Kitts Nevis
.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

muy bueno el blog saludos www.manyahastaloshuevos.tk

Martín dijo...

Mala pinta lo de Surinam, con lo bien que pareció empezar la eliminatoria mundialista, visto lo hecho después y esto...igual no fue mas que un espejismo.

En cuanto a Cuba, ya podia haberse dejado algunos goles para las eliminatorias...

En cuanto al otro grupo, y dando por clasificado a Trinidad, apuesto por Guyana.

cityground dijo...

Esperaba que Surinam fuera segunda, supongo que llevaron su mejor equipo al jugar todos en su liga, no como Antillas Holandesas que llevaría un equipo B o C porque muchos juegan en Holanda.

La clasificación de Cuba no es una sorpresa, la de Granada un poco si.