.

.

27ª jornada Scudetto 09: una jornada antes de la Champions


Jornada con pocos cambios en Italia: los tres de arriba ganaron, los tres siguientes pincharon y los cuatro últimos empataron. Una fecha que quizás no pase por tanto a la historia del fútbol italiano, pero que al menos refuerza la moral de Inter y Juve (no tanto Roma) para sus difíciles compromisos en Champions.
El sábado por la tarde el Inter, sin ofrecer un fútbol estratosférico, se trabajó una victoria seria en casa del Genoa (que no es poco: primera derrota de los genoveses en casa) que sirve también para reivindicarse ante el Manchester. Se adelantó con un gol típico de Ibrahimovic, mezcla de fuerza y la elegancia de una vaselina. Y sentenció ya en la segunda parte con un polémico (otro más) gol de Balotelli (que parece no traspasar la línea totalmente). No todo son buenas noticias para los neriazzurri: con las bajas de Chivu y Samuel y las lesiones de Burdisso y Materazzi, el Inter acabó con Cambiasso de central (cumpliendo perfectamente, eso sí) y va a tener el centro de la defensa en cuadro para el miércoles.
La Juve, conocedora del resultado y con la difícil visita a Londres, especuló con la alineación en el derby ante el Torino y alineó a los no tan habituales Zebina, Salihamidzic, Giovinco y Iaquinta. Le salió bien a Ranieri, aunque sólo fuera por el mal día de Rosina (lesionado) y Stellone. Y, por supuesto, puso emoción en el resultado: sólo en el 36 de la segunda parte y con un cabezazo de Chiellini la Juve pudo rematar a su vecino.
El Milan por fin tuvo una jornada bien tranquila y venció 3-0 a una Atalanta a la que le faltaban Doni y Floccari. Lo hizo gracias a un espléndido Inzaghi, ese futbolista del que dicen que lo único que sabe es marcar goles, que firmó los tres tantos. Gran partido también del por fin renovado Beckham, que esta vez jugó de mediapunta.


Por detrás de las tres grandes, como dijimos, tropiezos generales (si se puede considerar como tal el del Genoa). La Roma sólo consiguió un empate en casa ante el Udinese y gracias: después de quejarse del arbitraje ante el Inter, esta semana le tocó ser la gran beneficiada (no pitó ni penalty ni expulsión en una clara mano de Mexès en el área). Tuvo al menos a un inspirado Vucinic que equilibró de Felipe y todavía pudo haberse llevado la victoria si Montella no hubiera fallado un mano a mano con Handanovic.
Después del correctivo que sufrió en el derby siciliano, con golazo histórico incluido, el Palermo se resarció venciendo en Florencia por 0-2. Después de casi un mes sin marcar y de un primer tiempo equilibrado, el Palermo se adelantó con gol de Simplicio y remató con el gran Miccoli. La Fiore sigue así cuarta, pero más lejos del tercer puesto del Milan, que se va a 5 puntos (recordemos que este año el tercero acude directamente a Champions).

En la parte templada, el Nápoles sigue hundiéndose un poquito más. Esta vez fue la Lazio (que venía de un gran partido de Copa ante la Juve) el encargado de silenciar el San Paolo. Justo cuando mejor jugaba el equipo de casa, un contragolpe de un Rocchi que se cruzó casi todo el campo desniveló el partido para los laziali. Y sería el propio Rocchi el que rematara la faena con un segundo gol.
El Siena dio un gran paso hacia la permanencia venciendo en Catania 0-3, mismo resultado (pero en casa) para un Bologna (a sólo dos puntitos del descenso) que destrozó a la Sampdoria en el marcador (Di Vaio estuvo espléndido), pero no en el juego.
En la zona de descenso, todo empates. El Chievo igualó con el Cagliari 1-1 en un partido que tuvo un tiempo para cada uno. Y en el duelo entre los dos últimos, de nuevo igualada entre Lecce y Reggina, que ofrecieron espectáculo puro con su 0-0 (resultado que ha costado el puesto al técnico del Lecce, Beretta, sustituido por Luigi De Canio: ¡nada que ver con el ex jugador de la Lazio, como dicen en Espn!).

1 comentario:

cityground dijo...

Ese Lecce-Reggina debio ser un partidazo.

La Samp pago el esfuerzo contra el Inter en Copa, pero los de abajo no gano ninguno.

Al Torino le pasa como al Atleti contra el Madrid, nunca gana a la Juve, ¿hace cuantos años que no vence?, una pena porque sigue muy cerca del descenso.