.

.

Estaduais: Inter y Botafogo ganan el primer turno

Este fin de semana, cinco equipos se coronaron ganadores de primera vuelta en sus respectivos estaduais. Todos ellos se suman al Sport de Recife, que hasta ahora era el único conjunto con un lugar asegurado en la final anual de su región.

Carioca
Débiles contra poderosos: así podría sintetizarse en apenas tres palabras la definición de la Taça Guanabara, primera parte del estadual. Por un lado estaba el Botafogo, con un ostentoso palmarés —18 títulos locales y un Brasileirão— que lo ubica indiscutidamente como uno de los grandes de la región. En el rincón del retador aparecía el Resende, un humilde conjunto que volvió a la competencia carioca recién en 2006 y tras cerca de tres décadas de ausencia. Mismos colores, distintas historias.

La sanción de seis puntos impuesta al Vasco da Gama había permitido al Resende asegurar su pase a semifinales, instancia que llegaba como un regalo para un equipo que tiene como ambicioso objetivo meterse en la flamante Serie D. Sin embargo —batacazo ante el Flamengo mediante—, allí estaban los once jugadores de este humilde club, en el mismísimo Maracanã y esperando subirse aún más a la gloria. Pese a todo el encanto que pueda despertar su presencia en la final, el título fue para el Fogão, que selló un contundente 3-0 y no dejó lugar a las hazañas. Para alegría de un miembro fundador de este Café, el Botafogo se aseguró un lugar en la final anual e intentará conseguir un certamen que se le viene negando desde hace nueve años.

Gaúcho
El panorama era netamente distinto en Rio Grande do Sul, donde los dos mejores equipos del estado se veían las caras una vez más después de una fase regular que encontró a ambos ganando sus respectivos grupos. El andar de Inter fue muy consistente: seis victorias y dos empates le dieron un amplio margen de ventaja sobre sus perseguidores. Por el lado de Grêmio las cosas no fueron tan equilibradas. Arrancó tambaleando y se quedó con el primer lugar aventajando al Ypiranga por diferencia de gol.

En Beira-Rio, la Taça Fernando Carvalho comenzó a definirse recién en el segundo tiempo. Apenas al minuto de esa etapa final, el conjunto rojo se puso en ventaja con gol de Índio. Empató Alex Mineiro a los quince, pero Magrão puso el 2-1 definitivo y selló el triunfo local. Próximo a cumplir 100 años, el Inter quiere ganar todo lo que se le cruce por el camino. Hasta ahora lleva un buen rumbo, y ya tiene un lugar asegurado para pelear por su estadual número 39.


Paulista
En el estado más poblado del Brasil no hubo copas para repartir, pero sí un clásico que se llevó toda la atención. Santos venció a São Paulo por 1-0 en condición de local y volvió a meterse entre los cuatro primeros luego de experimentar varias turbulencias.

Palmeiras sigue ganando y no parece faltar demasiado para que se asegure prematuramente su lugar en semifinales. Esta vez fue por la mínima y ante Guaraní. El Verdão suma nueve victorias y un empate, impresionantes números que le confieren una ventaja de tres puntos sobre su inmediato perseguidor aún cuando tiene un partido menos.

Justamente el escolta es el Corinthians, que empató en uno en campo del Marília mientras todos posan sus miradas en un nuevo acto de indisciplina con Ronaldo como protagonista.


Otros estados
En el Campeonato Cearense, el Ceará se adjudicó la primera vuelta tras un doble 1-0 sobre Ferroviário. El albinegro —que participa de la Serie B— buscará destronar al Fortaleza, que ganó siete de los últimos nueve estaduais.

Nos vamos bien al norte hasta el estado de Pará, donde el Paysandú levantó la copa del primer turno venciendo a São Raimundo. Con un contundente 3-0 en la ida pareció sentenciar la serie, pero en la vuelta cayó por 2-3 y dejó el marcador global en un 5-3 bastante digno para el perdedor, que fue segundo en la fase regular y pelea por un lugar en la Serie D ante el Remo.

En el Campenato Potiguar, estado de Rio Grande do Norte, la final terminó empatada en dos entre Assu y Santa Cruz. Cabe destacar que en este torneo se disputa únicamente una definición entre los dos mejores, sin existir semifinales, y en caso de igualdad prevalece el mejor clasificado. Por tanto, el título fue para el Associação Sportiva Sociedade Unida, también conocido como Camaleão do Vale, que fue fundado apenas en 2002.


De regalo para Domin, los goles del Botafogo:


.

1 comentario:

Martín dijo...

Bueno, aunque no sea demasiado cafetero...confieso que me alegré del triunfo del Botafogo, a ver que tal le resulta la lucha por el titulo.