.

.

Inter, un campeón con dudas


Se acabó. Se despejó (matemáticamente) la pequeña duda que todavía pendía sobre el campeonato italiano. Perdió el sábado el Milan ante el Udinese haciendo imposible su remontada, el Inter se proclama así ganador del Scudetto 2008/2009. Tetracampeón (quién se lo iba a decir hace unos años a los sufridos interistas...), cuatro títulos consecutivos, lo nunca visto desde el Grande Torino, un equipo que debería ser considerado leyenda del fútbol italiano y sin embargo...

Sin embargo, este Inter no parece tener ese carisma de los equipos míticos como aquel Grande Inter de Facchetti y Mazzola. Quizá porque el primero de esos campeonatos lo ganó en los despachos, una vez acabada la competición; porque en el segundo no estaba la Juve; porque en el tercero se vio sorprendido por el arreón final de la Roma o por las discretas actuaciones (hecho extensible al resto de clubes italianos) en Europa o por Dios sabe qué.
Este año ha sido (sin duda) el justo vencedor. Ha sido el más regular y el título parecía cantado desde hace unos meses. Ha tenido a un maravilloso Julio César debajo de la portería, a Ibrahimovic demostrando su arte, a Cambiasso cumpliendo en cualquier posición. Ha descubierto a Santon y sigue cincelando a Ballotelli, Zanetti sigue siendo un ejemplo de profesionalidad, Muntari se destapa como gran pulmón y Maicon (lesiones apartes) continúa rindiendo de modo extraordinario.

Mimbres suficientes para hacer un buen equipo (más si está detrás la mano de Mourinho), pero (y ésta es mi opinión y pese a todos los títulos) no uno mítico. Todavía queda la sensación (acentuada por la eliminación ante el Manchester) de que no ha tenido un rival a su altura en este campeonato: no lo ha sido el cementerio de elefantes del Milan, ni la voluntariosa Juve, ni la bella Genoa, ni mi apurada Roma (de los que ya hablaremos al acabar el campeonato). Quizás en neroazzurro se vea de otra forma; pero si Juanma Trueba afirmaba que el Barça vencía y convencía, a este Inter, por muchos scudetti que se cosa al pecho, todavía le queda bastante para enamorar. Es lo que tiene la identidad interista: ni siquiera en los momentos de mayor gloria puede uno disfrutar sin dejar a un lado las dudas hamletianas sobre quiénes son y qué habría pasado si...

Eso sí, aunque ya conozcamos al (repito, justo) ganador final, todavía quedan cosas importantes por decidir en las dos últimas jornadas que quedan de Calcio. La tercera plaza, que da acceso directo a la Champions, que ahora retiene la Juve, está seriamente amenazada por una Fiore (se encuentra a un solo punto), a la que difícilmente no veremos el año que viene en la máxima competición (lleva 5 de ventaja al Genoa).
La Roma, pese a su agónica victoria ante el Catania (4-3) no tiene asegurada su participación en la nueva European League y se mantiene a sólo 2 puntos del Palermo y 3 del Udinese.
Por abajo, nada decidido entre un Chievo que casi puede respirar tranquilo (4 puntos de ventaja sobre el descenso) y un Lecce colista que lo tiene casi imposible (debería remontar 5 puntos). En medio, Reggina (30 puntos), Bologna (33 y eso que tienen al pichichi Di Vaio) y Toro (34, gracias a un Rosinazo).

Para la temporada que viene, Bari y Parma ya tienen el billete reservado. ¡Y el gran Tavano es capocannoniere provisional de la B!


5 comentarios:

cityground dijo...

Cuarto scudetto seguido para el Inter (para mi tres), suena hasta raro, enhorabuena Garrincha que yo no soy de los que le tiene manía, me caen bastante pero Milan y Juve.

Ya salvada la Samp ahora lo mas interesante para mi es que se salve el Torino, el Bolonia me cae bien pero alguno tiene que caer tal como esta la cosa.

Mario Pérez dijo...

Creo que el día del Moggigate el Inter dio un golpe muy grande en la liga italiana, que dura hasta hoy. Eso con respecto a la Juve, a la que arrebató el mejor jugador de la liga con permiso de gente como Kakà. El Milan se ha borrado de la lucha con su inexplicable política de fichajes. Espero que poco a poco ambos equipos se recuperen y sumados a los intentos de Fiore, Roma y Lazio (en un escalón inferior) podamos tener una Serie A más disputada en los próximos años.

Saludos

www.elgolfantasma.blogspot.com

Martín dijo...

No se, lo de que el Inter no ilusione esta un poco en consonancia con la liga italiana de los ultimos años,que parece haber perdido algo de terreno, sobre todo por el declive de sus equipos mayores. Si a esto le unimos que tras ganar tantas ligas, lo que realmente se hubiera valorado(y por lo que se ficho a Mou) era haber hecho un gran papel en europa...se puede entender que no se considere precisamente un exito la temporada, o que incluso se hable de cierto nivel de fracaso...

Garrincha dijo...

Toda la razón al autor del post, estando también de acuerdo con lo que expone Martín.

El equipo ha sido un martillo pilón estos años pero deja pocos partidos para el recuerdo. Sin embargo, en consonancia con lo que comenta Martín, esto también se debe a la poca oposición que ha tenido por parte del resto de grandes. Esta temporada que está por finalizar parecía que iba a ser distinta, pero el Milan se descolgó pronto y la Juve se desinfló al final. Ni hablar de la Fiore y mucho menos de la Roma, lejos desde el principio aunque han ido recuperándose.

Por otro lado, cabe valorar la intención inicial de Mourinho de jugar con Ibra y 2 alas, Quaresma y Mancini, aunque el portugués ha decepcionado y del brasileño apenas puede decirle que ha cumplido (siendo buenos). A ver que ocurre esta próxima campaña, pero a mi como interista la llegada de Diego Milito, si es que se confirma, me gusta mucho, y espero que llegue un creador para el medio campo.

Un saludo!

Juanma dijo...

La Serie A dejo de ser la mejor liga del mundo con la entrada del nuevo milenio, y el Calciopoli, fue la estocada final a esa buena reputacion.
Un equipo como el Inter, que de italiano no tiene nada, que no habia ganado liga desde el 89, y que agarró a precio de oferta a jugadores de (mi querida) Juventus, ... demuestra que la Serie A está devaluada.
Para mi el Inter, apesta. Teniendo tanto jugador supuestamente bueno, con un ibrahimovic que en la serie a mete goles hasta de culo, en torneos de Europa, juega a lo basura.