.

.

Lejos de los focos, cerca de la gloria

Tal y como reza el título del post podemos calificar a aquellos choques de gran trascendencia a nivel nacional (es decir según el país en el que se jueguen) pero de nula repercusión internacional. Son aquellos clubes que quedan lejos del glamour de las grandes ligas y competiciones, pero que merecen el respeto cafefutbolero pues son los que más nos importan a nosotros.

De fantástico puede calificarse el pasado fin de semana para enfermos como el que suscribe este artículo, con infinidad de atractivos especialmente en los campeonatos más frikis. Todo lo acontecido da para varios artículos, pero uno tiene vida más allá de la enfermedad balompédica, así que aún a riesgo de dejarme gran cantidad de detalles de valor en el tintero, destacaré lo que creo que ha sido más importante en el panorama internacional.

Para ello empezaremos por Dinamarca, donde el København (también conocido como Copenhague) goleó con estrépito a un Brøndby que se presentaba líder en el Parken, lugar donde cedió al conjunto local tan privilegiada situación tras el inapelable 4-0 que reflejaba el marcador. Así las cosas, a tan solo dos fechas del final de la SAS Ligaen los capitalinos recuperan la punta a la vez que asestan un duro golpe en la autoestima de su máximo rival por el campeonato, lucha de la que se ha caído el Odense tras sus últimos empates.

Bien cerquita, en el Benelux, se vivieron momentos muy dramáticos con el punto de penalti como denominador común en Holanda y Bélgica, guardando los 11 metros que separan el punto de la portería los miedos y esperanzas de unos y otros. Si en Bélgica una pena máxima errada en el descuento por Bryan Ruiz contra en el Gante-Standard permitió a los actuales campeones llevarse una ínfima victoria gracias a la cual podrán disputar una final a doble partido contra el Anderlecht (ambos igualaron a puntos y victorias totales, factor de desempate para estos casos que no sirvió), en Holanda fue una tanda de penaltis la que hizo campeón de copa al Heerenveen tras un intenso duelo en la final ante el Twente, con el que empató a 2 (video a continuación) para conseguir el primer trofeo de su historia:



En Turquía el panorama es bastante alentador para el Besiktas, que a falta de dos jornadas suma 2 puntos más que Sivasspor y 3 más que Trabzonspor, además de tener un calendario más favorable a sus intereses. Si bien el próximo domingo deberán recibir al Galatasaray, el Sivasspor tendrá que visitar el Ali Sami Yen en la última jornada, cuando el Trabzonspor reciba a un Fenerbahçe que apura sus opciones europeas, por lo que salvo un vuelco sorprendente, las cosas pintan muy favorables para Las Águilas Negras.

Otro de los países que baña el Mar Negro, Rumanía, ha despedido estos días a uno de sus candidatos a campeón, el FC Timisoara, tras hincar la rodilla la tarde del domingo en su visita al Dinamo de Bucarest, al que llegó a ir venciendo pero contra el que cedió un 3-1 que lo aleja a 7 puntos del liderato con solo 3 fechas por disputar. Ahora el único rival que les queda a los capitalinos es el modesto Unirea Urziceni (dos puntos abajo), que ya prepara su choque contra ellos con la ventaja de la localía para lograr una victoria que les permita soñar con el primer campeonato de su historia.

En Polonia la liga es cosa de tres, con el Wisla Cracovia liderando con un punto de ventaja sobre Legia de Varsovia y Lech Poznan cuando apenas restan dos jornadas para la conclusión, con todo tan parejo que hasta los caprichos del calendario han deparado que todos ellos jueguen la penúltima jornada fuera y la decisiva en casa, por lo que seguramente haya emoción hasta el final del torneo.

Ya en Centroeuropa, las cosas se han apretado considerablemente en Suiza, donde una victoria hubiera dado el título a un Zúrich que cayó en casa ante el vigente campeón, un Basilea que se ha situado a un solo punto de la cabeza cuando restan 2 jornadas por jugarse. El juez del campeonato será el Grasshopper, que recibe al Basilea esta semana y visita posteriormente al Zúrich.



Finalmente un apunte sudamericano: pese a algunos buenos envites en el resto del continente, el partido de la jornada se disputó en suelo colombiano entre los dos conjuntos más veces campeones del balompié cafetero, Millonarios y América, con victoria final para el otrora Ballet Azul por 3-1 que apenas les sirve para salvar el honor además de fastidiar al eterno rival, al que privó de la posibilidad de pelear en los cuadrangulares finales, en los que hubiera defendido el título obtenido a finales de 2008.

Si, sé que muchos podéis achacarme el hecho de no haber comentado nada sobre las eliminatorias del Clausura mexicano (nos redimiremos en breve), el título en Austria del Red Bull Salzburg, el CSKA-Zenit en Rusia o la emoción en Bulgaria por el doble derby que se aproxima para decidir al campeón, pero prometemos poder hablar de estos campeonatos en cuanto podamos ponernos a ello (así como con los apretados finales de Francia, Egipto o Escocia sin ir más lejos). Sin más, espero que os haya gustado el repaso.

1 comentario:

Martín dijo...

Jo, no consigo decidirme en Dinamarca a que equipo apoyar...es una cosa rara, pero a pesar de que lo intento, no consigo tomar partido. Asi que casi que gane el mejor.

Lo del Standard, con ese penalti final fue la leche, a ver si no se para ahi el equipo de Lieja.

En los Paises Bajos, me alegro por el titulo del Heerenveen, ya era hora de inaugurar el palmares.

Sobre turquia...pues a ver si los blanquinegros pinchan, ojala.

En Rumania, una vez que no puede ganar el timisoara, que lo haga el mejor.

En Polonia, por el estilo, no tengo favorito claro. Cosa que no me pasa en suiza, donde estaria bien que el Basilea lograra remontar.