.

.

28 años después

28 años. Toda una vida, más que una vida para buena parte de nuestros lectores, y para una generación entera de hondureños. En el fútbol, una eternidad.

Ese es el tiempo que va a transcurrir desde el calido verano del 82, cuando Valencia asistió sorprendida al empate de una desconocida selección centroamericana ante la anfitriona, hasta el fresco verano africano del Sur de África, el próximo año.

Hace mucho, mucho tiempo, que nombres como los de Figueroa o Gilberto yearwood han desaparecido de los terrenos de juego. Otros, como el de Costly, no, ya que el testigo de Allan en el mundial español lo recoge ahora su hijo Carlo.

Y una y otra vez, Honduras vio como la mala suerte, el destino o su mal desempeño, le privaban de poder disfrutar de una fase mundial, de volver a poner el nombre del país junto al de los mejores equipos del mundo. Han sido siete, siete fases de clasificación las necesarias para devolver la tranquilidad, la paz futbolística, a tierras catrachas.

Fijémonos en el mundial mexicano. Con los anfitriones clasificados de oficio, tan solo una plaza, una, quedaba en juego en la Concacaf.

Honduras eliminó en la primera fase a El Salvador y Surinam, pero en la segunda y ultima, se vio relegado a la segunda posición, ante una Canadá que le ganó en sus dos enfrentamientos. La primera puñalada en el orgullo catracho.

La siguiente clasificatoria, la última de José de la Paz Herrera, el técnico que metiera a Honduras en España 82, fue mucho peor. Un doble empate con Trinidad y Tobago en la ronda previa, le dejaba fuera del pentagonal final.

1994. De nuevo, otro mundial organizado por un equipo de la Concacaf, y de nuevo solo una plaza (mas otra de repesca) para el resto de participantes.

En la ronda previa, Honduras se deshizo de Guatemala, logrando pasar a una primera fase de grupos donde su segundo puesto le daba acceso al cuadrangular final, que lamentablemente culminó con los catrachos ocupando el puesto de colista.

Con el mundial francés, el número de selecciones que entran en la fase final pasa de 24 a 32, concediéndosele a Centroamérica una plaza adicional. Sin embargo, para Honduras nada cambia, tal vez incluso, empeora, ya que de nuevo se queda fuera del hexagonal, al caer en el grupo mas fuerte de la primera fase de grupos (junto a México y Jamaica, ambas clasificadas posteriormente para el mundial).

2002. Un extraño sistema de clasificación hace que a pesar de quedar segundo en un grupo de previa (junto a Panamá y Nicaragua), el equipo siga en competición, pasando a unos play off donde da buena cuenta de Haití. Esto le mete en una primera fase de grupos, donde finaliza en primer lugar, lo que le daba acceso al Hexagonal.

Y allí…un frustrante cuarto puerto, le deja fuera. Peor aun, se queda fuera tras perder los dos últimos encuentros, uno de ellos en casa ante Trinidad y Tobago, colista de la fase, y que tan solo ganó un partido en la misma…ese. De nuevo, la esperanza se convertía en amargura.

Y llegamos a la última clasificatoria antes de la gloria, la del 2006. Tras eliminar a las Antillas Holandesas en la previa, la catástrofe. Tercera en la primera fase de grupos, tras Costa Rica y Guatemala, Honduras quedaba eliminada.

Y volvemos al presente. En esta clasificación, Honduras no lo tuvo fácil. Tras derrotar con facilidad a Puerto Rico en la previa, vio como le tocaba en suerte el con diferencia grupo mas complicado de la primera fase, el único con los cuatro componentes con experiencia mundialista. Y en ella, dando un golpe de autoridad, los catrachos se hacían con el primer puesto, por delante de México.

Al menos, se volvía al Hexagonal. Y en el, tras un comienzo titubeante, con derrota en costa rica y empate en Trinidad (con la mala suerte de ser igualados en el ultimo suspiro), Honduras vencía a México. Los ánimos se levantaban, y ni la prevista caída ante USA (con remontada estadounidense), los bajaba demasiado…y menos tras tres victorias al hilo como locales, ante El Salvador, Costa Rica (cuatro a cero demoledor) y Trinidad. Honduras se alzaba al liderato. Quedaban tres partidos, tres finales, en las que los catrachos podían volver a alcanzar la gloria, o caer en la desesperación.

Y por un momento, pareció mucho mas posible lo segundo. Las derrotas en el azteca (esperada) y la mucho más dolorosa frente a Estados Unidos en el olímpico de San Pedro Sula, le hacían caer al cuarto puesto, con una durísima repesca en el horizonte.


Para aumentar el dolor, Carlos Pavón, ídolo nacional (y sobre todo, de mi compañero Mauricio), el máximo goleador del equipo en la fase y uno de esos jugadores que entraran de seguro en el mito colectivo hondureño cuando se retire, fallaba un penalti que hubiera forzado el empate, dando mucho mas chance al combinado centroamericano de cara a la jornada final, donde Honduras no dependía de si misma.

Y las cosas no pudieron comenzar peor. En Washington, apenas se habían disputado 25 minutos, y dos goles de Bryan Ruiz ponían a Costa Rica rumbo a Sudáfrica, mientras el San Salvador el equipo local no era precisamente un invitado de piedra, y luchaba por despedirse de su afición con una victoria.

Minuto 18 de la segunda mitad, David Suazo centra al área, y allí, una cabeza se eleva por encima de la defensa salvadoreña, y con un precioso testarazo, bate la meta defendida por Miguel Montes.

El autor del tanto, justicia divina, no podía ser otro, Carlos Pavón, 36 años, el gol en la sangre, y esperando culminar su trayectoria pudiendo jugar un mundial.

Pero ya no dependía de el, sino del destino. Y este, encarnado primero en Bradley y luego en un Bornstein al que habría que pensar en ir haciendo ciudadano honorífico, por una vez, sonreía a Honduras, aunque fuera sobre la bocina.

28 años después, Honduras regresa.

7 comentarios:

cityground dijo...

Casi un milagro la clasificación de Honduras, pero me alegro mucho y se lo merecen después de tantas frustraciones.

¡Bornstein catracho del año!, con permiso del gran Pavon.

¿este éxito quién se lo apuntara Zelaya o Micheletti?,

A ver si Nueva Zelanda consigue volver también 28 años después, que recuerdos del mundial 82 madre mía.

Mauricio dijo...

Gracias Martín, precioso artículo. Aun estoy al borde de las lágrimas. Nunca había llorado de felicidad como anoche. Es increible, debo confesar que le suplique a Dios por ese gol gringo jaja, aunque no creo que por complacerme a mi amargara a los ticos jeje, pero algo de eso hay.

PAVON: IDOLO
BORNSTEIN: HEROE, thank you so much

City: Se lo apunto Michelleti decretando feriado nacional jeje

Anónimo dijo...

en sudafrica van a estar en invierno en el mundial, ya que es hemisferio sur, por tanto las estaciones estan invertidas respecto a las del hemisferio norte

Martín dijo...

@Anonimo:Lo se, por eso si te fijaste he puesto fresco verano africano, en contraste con el calido verano español ;-)

Nadie dijo...

Yo la verdad estoy muy contento por a clasificación de Honduras al mundial. La verdad es que se lo merecen y tienen grandes jugadores que prometen dar la pelea en el mundial. Como costarricense me quedé con un nudo en la garganta y estupefacto. Muy afectado por la falta de convicción de los jugadores que dejaron escapar la clasficación a 20 segundos del final. Insólito pero asi es el fútbol y ha dado la clasificación al que mas lo merecía. A Costa Rica le queda un chance, pero todos sabemos que esta muy complicado.

Saludos...

Mario Pérez dijo...

Enhorabuena a Honduras por su clasificación. Un país con muchos más jugadores que David Suazo.

saludos

www.elgolfantasma.blogspot.com

NDuron dijo...

Minuto 60 del segundo tiempo, parecia que ya todo estaba dicho. Pero algo sucede en mi interior, el Santo Rosario empieza a hacer eco, cada vez mas fuerte y con mas conviccion. Minuto 67, Honduras 1 - El Salvador 0, abriga una ligera esperanza, entonces el eco se siente cada vez mas fuerte, la Fe si mueve montañas. Se medita, no es posible que este pueblo que ha sufrido tanto, terremotos, huracanes, Mel, bueno que mas que Mel, y claro, 27 años de no clasificar a un mundial, sufra de nuevo otro reves. Se medita tambien el pasado, 16 de Noviembre de 1981, tenia 8 años, en el estadio con mi padre, en esa ocasion empatamos a cero con El Salvador y clasificamos a nuestro primer mundial de futbol. Parece ayer, y quien iba a pensar que 27 años despues todavia no podiamos repetir la hazaña. Minuto 94, Estados Unidos vs Costa Rica, tiro de esquina, a segundos del final, y gol. Que gol!! Dios Santo!! Nuestra Santisima Virgen intercedio en el milagro. Estoy seguro que no fui el unico que oró y pidió a Dios por un milagro, creo que todos escuchamos a Rueda, "Este triunfo es un milagro del Señor y de la Santísima Virgen". Y, si con esa Fe oráramos todos los dias, cuantos pequeños milagros nos concederia el Señor y Nuestra Santisima Virgen!