.

.

El derbi de Campinas

Este sábado, se disputó en la localidad de Campinas, una nueva edición del llamado Derby Campineiro, según muchos, el mas importante del llamado “Interior”, por la importancia e historia de los implicados.

Campinas, a pesar de ser bastante desconocida, al menos a este lado del charco, no es precisamente una ciudad pequeña. Situada a 90 kilómetros al norte de Sao Paulo, es la tercera población de este estado, y una de las quince más grandes del país, con más de un millón de habitantes (y más de tres en su área metropolitana, la décima de Brasil).

Los dos rivales que disputan este derby, el primero de los cuales tuvo lugar en 1912, son el Guarani Futebol Clube (fundado en 1911) y la Associação Atlética Ponte Preta (nacida en 1900).

Desde entonces, se han enfrentado en 185 partidos, con 65 victorias para los verdes, 59 para el Ponte Petra y 60 empates (no, no fallan las cuentas, es que se desconoce el resultado de ese primer encuentro entre ambos…).

Su historial es bastante curioso, porque mientras a nivel nacional es mucho mas importante el del Guarani, que cuenta 28 presencias en 1º, por 18 de su rival, pero sobre todo con el titulo nacional de 1978, el único de un equipo del interior hasta el momento, el Ponte Petra ha tenido mejor trayectoria a escala estatal (curiosamente, ninguno de los dos ha logrado el titulo Paulista, contando el Ponte Petra con cinco subcampeonatos, por uno de su rival).

En la actualidad ambos equipos compiten en la segunda categoría, la serie B brasileña, tras el ascenso del Guarani la pasada temporada desde la serie C. Tras la disputa de 27 de las 38 jornadas del campeonato, el Guarani, con 52 puntos, ocupa la segunda posición (tras el Vasco), con grandes posibilidades de lograr un segundo ascenso consecutivo. Mientras, su rival anda octavo, con 39, con escasas opciones de luchar por el mismo.

Pues bien, el partido que les enfrentó finalizó con el resultado de 2 a 1 para los locales del Guarani, que salían reforzados de cara al final de temporada, y de paso dejaban a sus oponentes casi fuera de la lucha por la serie A. Sin embargo, mas que el marcador, lo mas destacable del choque , y en buena medida el motivo de este artículo, es la, intentando usar los términos mas suaves, “extrema entrega” de los jugadores durante el partido, la “feroz lucha” por la victoria en ambas escuadras, el juego “recio y varonil” desarrollado por ambos contendientes, “la intensidad a veces excesivamente vehemente de los futbolistas”…en resumen, en determinados momentos, mas que un partido de fútbol aquello parecía una batalla, con tres expulsados y una larga lista de amarillas.

Aquí os dejo el video con el resumen del choque (lo mejor, al final).



4 comentarios:

cityground dijo...

Me esperaba mas dureza, la última entrada si que me parece criminal. Hay interesantes jugadores en la 2ª brasileña, se ven jugadas muy buenas.

La cantidad de ciudades grandes no muy conocidas que hay en Brasil, con el mundial 2014 seguro que se nos hacen mucho mas familiares, y estadio grandes tienen a puñados para elegir, eso si necesitaran una rehabilitación total.

Garrincha dijo...

Me caen bien ambos conjuntos. ¿Te puedes creer que conozco a un hincha de Ponte Preta? El pobre hace unos años disfrutaba con su equipo punteando en Serie A e incluso jugando la Libertadores, y míralos ahora ...

Por cierto, como me gustan las camisetas verdes: la de la Alemania clásica me flipa (un día he de conseguir una de Wolfgang Overath), la del St.Etienne (aunque no la de esta temporada) o la de Palmeiras son también muy bonitas, y ya no digamos la de mi Torremolinos :D

Martín dijo...

Fijate, no tengo nada contra las camisetas verdes enteras (De hecho, dependiendo del tono de verde me pueden hasta llegar a gustar), ni siquiera contra las verdes y blancas horizontales, solo la fastidian (y no, no es por el betis, es que queda horroroso), las verticales verdiblancas, pocas combinaciones pueden ser peores (las moradas y blancas por ejemplo, lo intentan).

Ariel dijo...

En relación a las dimensiones que estamos acostumbrados a observar, Campinas es una ciudad inmensa, como todo lo que uno puede llegar a toparse por su camino a través del Estado do São Paulo.

A nivel estadístico, su calidad de vida es de las mejores del país, aunque a los ojos extranjeros siempre nos parece que las favelas están por todos lados.

El Guaraní está haciendo una campaña excelente y creo que su posibilidad de lograr dos ascensos consecutivos ya está cada vez más firme.

Al Ponte Preta le faltó un poco de pólvora para acercarse al G4. Hace unas siete u ocho fechas estaba peleando bien arriba, pero se desinfló y ya no veo que le quede mucho resto para intentar un golpe a los de arriba.

Me gustaría ver un Guaraní-Ponte Preta. Es uno de los tantos partidos paulistas que me encantaría presenciar.

No obstante, habrá que esperar un tiempo para ver un choque en el escenario local ya que Guarani cayó a la segunda división del Paulistão.

Curioso lo que puede lograr Guaraní: dos ascensos consecutivos en el torneo nacional haciéndole un sandwich a un descenso en el estadual.