.

.

En Irlanda nada cambia

Cuando, solos en la oscuridad de la noche, nos disponemos a disfrutar de una de esas obras de arte en movimiento rodadas por el maestro Ford, de esas en las que habla con nostalgia y no poca socarronería de sus raíces irlandesas, sabemos que la magia impregnara nuestras vidas por un par de horas. Nada de lo que veamos será real, incluso tal vez nada lo fue nunca, pero si alguien nos menciona Irlanda, nosotros pensaremos en Innisfree. En un lugar donde los campos siempre están verdes, las muchachas son pelirrojas, la cerveza fluye como agua de manantial y el Whisky se toma solo…porque como diría uno de esos personajes míticos (homéricos, para ser exactos), que forman parte del relato, “cuando bebo agua, bebo agua, y cuando bebo whisky, bebo Whisky”.

Incluso, nadie nos tiene que decir que el tren de Castletown llegó puntualmente…con tres horas de retraso.



Y sobre todo, lo que mas nos quedara claro, es que en esa Irlanda fantástica, nada cambia, todo permanece, el futuro no es mas que un presente con algo mas de prisa…

Y en cierto modo, por esta vez, el Fútbol irlandés no ha querido desmentir estos mitos. Un año después, todo sigue igual.

Hace apenas un mes hablábamos de una serie de partidos que podían cambiar el signo de la competición, tanto en primera como en segunda, con un Shamrock Rovers que se alzaba al liderato, desbancando al Bohemians, vigente campeón, mientras en la categoría inferior el Shelbourne aun tenia todas las opciones de llevarse el ascenso directo, empatado a puntos con el líder y con un partido menos jugado…

Mas…como si los hados se hubieran conjurado contra los aspirantes, fueron los bohemios (que paradoja), los que descubrieron el trébol de cuatro hojas. Cinco victorias consecutivas siguieron a su derrota ante los Rovers, mientras estos, aunque al principio mantuvieron el ritmo, caían dos veces. Finalmente, cuatro puntos separaron a los blanquiverdes del anhelado titulo…otro año será, tal vez.

Pero infinitamente más trágico fue lo sucedido con el Shelbourne. De nuevo, otro año el destino le deparaba un sufrimiento innecesario, de una crueldad inmerecida para uno de los grandes del país. Vencido en la pugna por el ascenso directo, por un solo punto, por los universitarios, ayer caía, en casa, ante el jovencísimo Sporting Fingal. Tenía todo de su parte, mejor puesto, jugar como local, la historia, todo…menos la fortuna. El marcador, 1 a 2, y el derecho a jugarse el ascenso iba para los forasteros. Otro año mas en el infierno, y ya van demasiados…

No debemos concluir aquí la crónica, porque a pesar de la presunta inmovilidad irlandesa…algunas cosas si se han movido en el futbol local, tal vez demasiadas.

Para empezar, el Derry City, el conjunto Norirlandés que disputa sus encuentros en la liga del sur, fue descendido, debido a irregularidades en el contrato de sus jugadores. Eso significo que el Bray Wanderers, que ocupaba el puesto de descenso directo, pasó a disputar el play off de promoción frente al Drogheda. Al caer derrotado ayer por dos a cero, deberá ahora intentar mantener la categoría ante el Sporting Fingal.

Este por su parte, jugara los tres partidos mas importantes de su historia (cosa que tras nacer en el 2007 tampoco quiere decir tanto) en un brevísimo lapso de tiempo. Por un lado, los dos encuentros por el ascenso, y por el otro, la final de la Copa irlandesa, donde se coló sorprendentemente (tras vencer precisamente a su rival en la promoción, el Bray), y que le enfrentará al Sligo Rovers, uno de los equipos en mejor forma de irlanda, que completo un fin de temporada fantástico que le dejo fuera del descenso y cerca de lograr un nuevo título.

Antes de concluir, un ultimo asunto, la despedida del Kildare County, que disputó, precisamente ante el Shelbourne, el ultimo partido de la temporada en segunda…que se convirtió en su canto del cisne, ya que tras el mismo, fue disuelto. Colista, debía haber disputado la eliminatoria por evitar el descenso (como el año pasado, donde a pesar de perderla fue finalmente repescado), pero sus problemas económicos le impidieron siquiera llegar allí. Esto provocó a su vez la entrada, como nuevo equipo de la liga, del Salthill Devon (a falta de que le concedan la licencia definitiva).

Y ahora si, ponemos fin a nuestro recorrido irlandés, esperando poder informar posteriormente sobre como concluyeron los últimos duelos de la temporada. Hasta entonces…os dejo con Ford.





6 comentarios:

cityground dijo...

El Shelbourne esta gafado, ya son dos años seguidos tirando el ascenso al final de la temporada, un desastre. Y la temporada que viene con el Derry City lo va tener mas complicado.

Espero que ascienda el Sporting Fingal, el Bray se ha ganado el descenso a pulso.

Fernando dijo...

Una lástima lo del Shelbourne, aunque el año pasado perdió el ascenso a manos de otro grande, el Dundalk.

En fin, me alegro por el campeonato del Bohemians, son mis favoritos de la isla.

Garrincha dijo...

Ay, el hombre tranquilo ... pasé por el condado de Connemara (donde se rodó) a principios de marzo. Tan bonito, tan verde, tan natural y coqueto, tan mágico .... tan puramente irlandés.

En cuanto a lo futbolístico, sin duda mi Bray merece el descenso por su horrible campaña. Hubiera preferido que se olvidasen de la copa para centrarse un poco más en la liga, pero me da que su verdugo copero va a serlo también en liga ... ojalá me equivoque.

Por último, no tengo nada contra el Bohemians pero quería que ganase el Shamrock (a finales del año pasado conocí a un simpático directivo suyo jeje) y ya de paso ascendiese el Shelbourne.
Tendrá que ser el año que viene cuando se cumplan mis deseos irlandeses :)

Un saludo!

Almogabar dijo...

Jodo, qué carrera lleva el SFC... visto lo últimamente acostumbrados que están por Hibernia a dar carpetazo a equipos de fútbol (Limerick FC, Dublin City, Kilkenny City...) no me estrañaría que una nueva decepción del Sherlbourne lleve a consecuencias drásticas para los dublineses...

Anónimo dijo...

Peliculon

Nunca entendere porque juegan en estas fechas los irlandeses tampoco estan tan al norte

Martín dijo...

@Anonimo: Por lo que comentaron por aqui hace un tiempo (y a mi al menos me convencieron sus argumentos) se trataria sobre todo de evitar coincidir en la temporada con las ligas mas potentes (por ejemplo la inglesa), para tener mas cuota de mercado, y de paso estar en la mejor forma posible al inicio de las competiciones europeas, para pasar mas rondas.

En conjunto ademas parece que le salio bien la jugada, porque han mejorado bastante en los rankings.