.

.

Parma: siguiendo sus propios pasos


Todos deberíamos tener derecho a una segunda oportunidad después de un gran error o después de una gran trampa. Algunos disponen de esa suerte, pero no la aprovechan. Otros, en cambio, aprenden de los errores y logran retomar el camino. Por ejemplo, el Parma, la gran sorpresa del campeonato italiano (después de los buenos comienzos de Genoa y Sampdoria), que, tras casi media temporada jugada, se sitúa cuarta, a sólo dos puntos de la Juve y a tres del Milan.
Para aquéllos que empezamos a seguir el fútbol a fines de los 90, ver al Parma ubicado en los lugares de privilegio podría parecer hasta normal. El Parma de aquella época, con Buffon, Thuram, Crespo y otros fenómenos, era una de los claros favoritos para conseguir el campeonato y, si el scudetto siempre se resistió (a pesar de dos subcampeonatos), a las vitrinas llegaron dos Uefas y una Recopa. Pero aquél fue, en realidad, un momento totalmente excepcional en la historia del equipo de la pequeña ciudad (todavía hoy no llega a los 200.000 habitantes) de la Emilia.

Hasta los 90, el club fundado con la ayuda de Verdi (del que tomó su primer nombre), se comportó como lo que en teoría debía ser: un equipo de provincia que deambulaba por las Serie B, C e incluso D. Algo empezaba, sin embargo, a cocerse a fines de los 80 cuando, de la mano de un tal Sacchi, se comenzó a acariciar la primera división y hasta se dieron el gustazo de eliminar al Milan en Copa (motivo que llevó a un tal Berlusconi a llevarse a Sacchi para dirigir a su equipo, pero ésa es otra historia). Pero el hecho que iba a cambiarlo todo sería el ascenso conseguido en 1990. La temporada siguiente, el Parma de Nevio Scala, que en principio sólo iba a luchar por la permanencia, acabó quinto, clasificándose para la Uefa. Llegaron entonces, como es conocido, los Tanzi, la Parmalat, el dinero y los grandes fichajes. Y con ellos los títulos y el ciclo de oro para el club.

Pero lo que rápido vino, rápido se fue. Tras el escándalo y la quiebra de la Parmalat a fines de 2003, al equipo (que por poco no desaparece) se le cierra el grifo de los fichajes estelares e inicia una lenta decadencia que lo lleva, primero, fuera de los grandes focos del fútbol y, finalmente, en 2008, fuera de la Serie A.

En junio, el Parma regresó a la máxima categoría tras sólo su año en el purgatorio. Lo hace con el mismo silencio y humildad con el que llegó en 1990, con un proyecto guiado esta vez por Guidolin, en el que parece que se ha conseguido la mezcla perfecta entre la experiencia (Panucci, Zaccardo, Amoruso) y la juventud (Biabiany, Paloschi y atención sobre todo al centrocampista Galloppa, que ya ha debutado con la selección). Hasta ahora, la historia se repite, con el enorme papel que está realizando la neopromossa, que parece seguir los pasos de aquel mítico equipo de Scala. Sólo habrá que ver si el Parma ha aprendido de los errores que la llevaron del cielo al infierno en menos de diez años.

5 comentarios:

Bocha dijo...

Hola que tal

Soy Bocha, creador del blog Abran Cancha. Estoy muy interesado en tener un intercambio de links con tu blog, la verdad que me ha gustado mucho y seria un honor tenerlo entre mis enlaces. Un abrazo grande.

Si quieres agrégame a seguidores…

ABRAN CANCHA
www.abran-cancha.blogspot.com

cityground dijo...

Me gusta ver al Parma en la Serie A y en la parte alta, en los 90 fue uno de los animadores del calcio con grandes jugadores.

Ahora con mas modestia se ha reforzado bien con jugadores experimentados y jóvenes promesas, por ahora la cosa funciona.

Martín dijo...

Aunque confieso que este equipo nunca gozo de mis simpatias, sino mas bien todo lo contrario (es dificil de explicar,porque en realidad es irracional, pero con el me pasa como con el Villarreal,algo me disgusta de la idea de un equipo sin historia y casi sin temporadas en primera ganando titulos), si que es admirable lo que esta haciendo, y ademas me gusta su camiseta (me encantan las camisetas con cruces, como la suplente del Inter).

David dijo...

Gran blog,me gusta.Te invito a que visites www.comofutboldeplaceta.blogspot.com .Te parece que intercambiemos links.
Gracias y un saludo.

Mauricio dijo...

Fue terrible lo de Parmalat, pero a pesar de todo, han logrado salir adelante.

Solo no me gusta, que el Hondureño Julio "Rambo" Leon contribuyó para que el equipo ascendiera y luego, lo dieron de baja :(