.

.

Fulham FC: la enorme escalada de un modesto

Cuando hablamos de fútbol inglés, más aún de los clubes londinenses, todo el mundo se acuerda de los ricos Chelsea, Arsenal y Tottenham, habituales triunfadores, fichadores de los mejores talentos, con sus lustrosas plantillas y sus llamativos estadios. Sin embargo, son pocos son los que se acuerdan del humilde Fulham, otro clásico de la capital que en nada desmerece a sus vecinos pese a la ausencia de grandes momentos que festejar en su historia.

Precisamente hablando de historia, debemos dividir la de los Cottagers en dos períodos, o al menos así lo contemplo en función de lo narrado a continuación. El primero de ellos va desde su fundación en 1879 hasta 2008. Muchos altibajos, viviendo en el inframundo de las categorías inglesas, con ascensos y descensos que suponían las únicas emociones del modesto plantel del oeste de la gran metrópoli. Alguna victoria contra sus clásicos rivales, el subcampeonato de la FA Cup en 1975 o la Copa Intertoto de 2002 fueron los pocos destellos significantes de la centenaria institución.

Pero algo sucedió hace exactamente 2 años, también por estas fechas, cuando comenzaron a vivir una vertiginosa e inesperada resurrección que a aquellos que nos maravilla el fútbol nos asombró a la par que nos agradó. El equipo estaba prácticamente desahuciado, condenado a perder la categoría tras una desastrosa campaña que lo tenía en la última posición a falta de 3 jornadas con un saldo negativo respecto a sus contendientes de 5 puntos, los que les separaban de una salvación prácticamente imposible.

Para ponerlo más complicado, en la 36ª jornada visitaban el City of Manchester, donde caían por 2-0 al descanso. Los resultados de sus oponentes por la salvación les situaban momentáneamente en la Championship. Roy Hodgson, en su primera campaña en el equipo, echaba el resto introduciendo en el terreno a Kamara, autor del 2-1 que daba chances a los suyos. Posteriormente Danny Murphy igualó la contienda al remachar el rebote tras un penal que el mismo había errado, completando la remontada una vez más Kamara ya en tiempo de descuento. Los empates de los rivales por la salvación los dejaban a 3 puntos a falta de dos fechas.

Tocaba recibir en el vetusto Craven Cottage (recinto con “apenas” 114 años) al Birmingham, que lo antecedía en la tabla. Fue 2-0 gracias a los tantos del veterano punta estadounidense McBride y el noruego Nevland. La victoria de los Spurs en cancha del Reading dejaba a estos últimos igualados por el 17º puesto con nuestros protagonistas en la clasificación, aunque con mejor diferencia goleadora para el Fulham. ¿Se acabó? ¿Estaba todo el trabajo hecho? Para nada. Toda heroicidad reclama sufrimiento hasta el instante del pitazo postrero del árbitro.

38ª y última jornada. Desplazamiento a Fratton Park para rendir visita al Pompey. Los minutos pasaban con el marcador inalterado, mientras los otros implicados, Birmingham y Reading, vencían claramente en sus encuentros. La cuelga Jimmy Bullard desde un costado, y ahí estaba de nuevo Murphy para entrar desde atrás con todo anotando el tanto decisivo del choque y del año para los suyos.

La hinchada calificó la épica remontada de los suyos como The great escape, nombre digno de película épica, pero también un apelativo más que merecido ante tamaña gesta acometida por el plantel en el tramo final de aquella temporada, cuyos mejores momentos podéis ver a continuación:



Apenas fue el despegue, pues al año siguiente su gran performance en la Premier les dio plaza para la nueva Europa League, regresando a las competiciones internacionales unos años después de su breve presentación a primeros de siglo. Un séptimo puesto tan meritorio como inesperado, una nueva chance para hacer historia tras arrebatarles el boleto europeo en la recta final a Tottenham y West Ham.

Y así llegamos a la presente campaña, donde entrando directamente en materia continental eliminaron al FK Vetra lituano en la 3ª ronda previa, dejando por el camino al FC Amkar Perm ruso por apenas un gol en el tanteador global, alcanzando de este modo la fase de liguilla, donde quedarían encuadrados en el Grupo E junto a AS Roma, Basilea y CSKA Sofía, demostrando poderío en casa y cediendo solo una derrota por la mínima ante los Gialorrossi en el Olímpico.

Ya en dieciseisavos, el Shakhtar Donetsk ucranio, vigente campeón, cedió sorprendentemente ante el que hoy es aspirante tras no poder remontar en casa el 2-1 que traían los ingleses de la ida pese al acoso sobre la meta del australiano Schwarzer. Luego en octavos tendrían que ser los scouts de Roy Hodgson los que hicieran toda una machada luego del 3-1 que traía la Juventus como argumento al viejo Craven Cottage. Para más inri, Trezeguet adelantó a los bianconeri en los primeros minutos, complicando la empresa seriamente para el cuadro londinense. Poco después igualaría Bobby Zamora la contienda, que comenzaría a desequilibrarse a favor de los suyos tras la expulsión de Cannavaro rozando la media hora y el 2-1 de Gera antes del descanso. Una vez más el húngaro rompería las redes rivales al regreso de vestuarios, igualando la eliminatoria, y la gesta se completaría en las postrimerías con una antológica vaselina del norteamericano Dempsey.



Envalentonados pasaron por encima del aún campeón alemán (Wolfsburgo), derrotándolos por la mínima en ambos partidos. Para semifinales quedaba superar al Hamburgo, cuyo torneo estaba siendo muy bueno e incluso mantenía el aliciente de jugar la final en su propio estadio si superaba el último escollo. Pero no, una vez más el Fulham daría la campanada primero empatando sin goles en terreno teutón para posteriormente remontar el golazo de Petric con las anotaciones de Davies y Gera (siempre él), permitiéndose a sí mismo y los suyos soñar con el título europeo cuando no hace demasiado tenían pesadillas con el posible descenso:



De este modo llegó el modesto Fulham Football Club a la final de la Europa League, donde se enfrentará a un Atlético de Madrid en lenta pero segura vía de renacimiento que también reclama su merecida cuota de gloria. ¿Cuál será el desenlace definitivo? En pocas horas lo sabremos …

4 comentarios:

Garrincha dijo...

Ante todo disculpas a Chimo por el post justo ahora y al resto por no colgarlo antes, pero estuve en Londres una semana cuando debía volver el lunes, aunque la nube volcánica no me permitió regresar hasta hace unas horas .... la entrada la tenía escrita desde que se jugaron las semis pero no quería colgarla hasta ayer, así que tras tanto trabajo "siento" haberlo hecho ahora.

Un saludo!

Luisi dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=dz2l-xUQmc0&feature=player_embedded

cityground dijo...

Nada de disculpas, que trabaje un poco chimo que se lo esta llevando crudo.

Suerte al Atleti.

chimoeneas dijo...

jaja, ya ves qué problema! así tenemos dos análisis diferentes.
como dice city, ya me tocaba trabajar un poquito!