.

.

¿La Korea Cup?

Entre el martes y el miércoles se disputó la ronda de los octavos de final de la Champions league asiática, dejándonos un mensaje rotundo, la hegemonía continental se trasladó del archipiélago Japonés a la península de Corea.

Por primera vez desde el 2006, los japoneses no tendrán representantes en los cuartos de final, mientras los cuatro coreanos (si, cuatro de ocho, el 50% de los participantes) estarán presentes.

El curioso sistema de la máxima competición asiática convierte esta primera ronda de eliminatorias directas en un choque único. Así, los equipos que hubiera finalizado primeros de grupo en la fase anterior se encuentra con la enorme ventaja de defender el acceso a los cuartos a un solo partido y jugando en casa.

Igualmente, esta es la última de las fases en la cual aun se sigue la estructura de que los equipos de la Asia oriental y occidental compitan por separado.

El primero de los choques en disputarse en el oeste fue el que enfrentó en Doha, capital de Qatar al representante local, el Al-Gharafa, con el Pakhtakor uzbeko. Y no fue hasta las postrimerías del mismo, en el 86, cuando de penalti (unas manos dentro del área tan innecesarias como claras) el brasileño Clemerson de Araújo lograra el único tanto del encuentro y el pase para su equipo, ante la alegría de los algo mas de 7000 espectadores presentes.

En el estadio rey Fahd de Riyadh se vivió (ante menos de 7000 aficionados) un partido mucho mas competido. Los locales del Al-Shabab se adelantaron en el 22 (con una clara falta del atacante sobre el defensor que el arbitro no quiere ver), pero el Esteghlal persa logró remontar con dos goles, el primero de penalti en el 24, y el posterior de Kazemi en el 32 (jugada donde uno de los defensas saudíes se luce en varios lances sucesivos, ver en el video desde el 1:55).



Nada mas comenzar la segunda mitad, en el 47, Al-Taib, en gran jugada personal, convierte el empate.

Y así, igualados, se llega al 88”, cuando de cabeza Al Jeizani convirtió el definitivo tres a dos.

Los dos encuentros del martes por la parte este del cuadro comenzaron a la misma hora, y ambos en tierras coreanas.

Mientras en Seongnam (con 9400 asistentes) el Seongnam Ilhwa Chunma lograba batir por tres a cero al Gamba Osaka, en un encuentro que no vio el primer gol hasta el 74 (y de penalti), y donde el colombiano Alejandro Molina convertía un doblete, en Suwon (ante menos de 5700 hinchas) el Suwon Samsung Bluewings se dejaba llevar de la mano del brasileño Mota que lograba los dos tantos del encuentro ante el Beijing Guoan chino.

Pasamos al miércoles.

En Kashima, ante 9700 aficionados, el equipo local, los Antlers, intentaría convertirse en la barrera definitiva ante la acometida coreana. Pero no pudo ser. El Pohang Steelers, el vigente campeón de la competición, podrá seguir defendiendo su titulo, merced al gol del otro Mota Brasileño (en este caso Joao) en el 29”.

En Australia, una historia similar. El Hindmarsh Stadium de Adelaida registró la mejor entrada de lo que llevamos de cuartos (mas de 12000 espectadores), para disfrutar del enfrentamiento entre el united y el Jeonbuk Hyundai Motors.

En el 38” el brasileño Eninho subía el primero a la cuenta de los visitantes. El marcador no varió hasta el 78”, cuando Cornthwaite lograba el empate.

A dos minutos del final llegaba el segundo de los coreanos y el doblete de Eninho. Cuando parecía que el encuentro acabaría así, en el 94 el holandés van Dijk ponía las tablas.

Llegaba la prorroga, y en ella se terminaba el sueño aussie, cuando en el 116” Dong-Gook Lee anotaba el tercero.

Con este partido se ponía punto final al cuadro oriental, los cuatro representantes del futbol del extremo oriente serian de la misma nacionalidad…

Al otro lado del continente, en Irán se disputó un choque fraticida, entre el Zob Ahan y el Mes Kerman. El gol en el 84” del brasileño Igor, de cabeza, ajustado al palo, a la salida de un corner, daba la victoria a los locales (la asistencia también pobre, 6700 espectadores).

Por fin, el ultimo encuentro en disputarse, la victoria, sin apenas historia, del Al-Hilal Saudí ante el Bunyodkor por tres a cero, con goles del exdeportivista Wilhelmsson y Thiago Neves. Dos equipos de Riyadh en la final (eso si, si los datos no están mal, el verdadero equipo de la ciudad es este, que habría contado con mas de 52000 espectadores viéndole, siete veces mas que su rival ciudadano).



Ahora falta conocer los enfrentamientos de cuartos, y esperar a ver quien es capaz de frenar a la horda coreana…

Los videos, sacados de 101greatgoals.

2 comentarios:

cityground dijo...

Vaya dominio de los coreanos, y que palo para los japoneses.

Una pena la eliminación del Pakhtakor pero cuando quedo 2º de grupo ya me la temía.

El campeón parece que estará entre los coreanos y el AL Hilal que tiene muy buen equipo.

Anónimo dijo...

Interesante reportaje, ojala que cambien el formato de la liga de campeones de la Concacaf por uno igual al de Asia