.

.

Po-de-mos

¡Y lo haremos! Al menos eso espera este servidor que firma como Garrincha, nombre que no solo evoca al mítico artista carioca sino que es también sinónimo de alegría, optimismo imberbe e inocente ingenuidad, esa misma que siempre me ha llevado el ver el fútbol desde una óptica muy positiva. ¿Quién dijo que ganaríamos el Mundial con la gorra? Aunque a todos nos duele, el palo va para todos aquellos agoreros que se veían levantando una Copa a la que nunca hemos hecho méritos reales para aspirar, aunque los que realmente lo sufrimos somos aquellos que llevamos esos colores en la sangre, por lo que ahora siente pesadumbre nuestro corazón.

Ese “podemos” no pretende ser sinónimo de menosprecio a nuestros siguientes contrincantes hondureños y chilenos, ni tampoco una exclamación de prepotencia. Es más bien un grito de convicción en nuestras posibilidades ante lo que nos queda de Mundial, pues que nadie olvide que en este imprevisible mundo del balompié todo puede pasar y quizá nos despidamos el viernes 25 o un poco más adelante, ¿quién sabe? Ojalá que así sea…

Bajonazo moral tras caer ante Suiza

Anteayer tras el choque me fui solo de casa a hacer deporte. No quería cruzarme con nadie ni hablar del partido. No tenía la cabeza para hacer ningún tipo de análisis coherente de la táctica empleada, de los cambios, de la mala suerte, el árbitro o cualquier otra contingencia relacionada con el partido. Solo el paso de las horas me fue devolviendo poco a poco una confianza que se apagó momentáneamente cuando se consumó la derrota.

Y si me acosté agotado y triste, a la mañana siguiente el sol despertó en mí la certeza del poderío de los nuestros, de la determinación de una selección que ha madurado en todos los aspectos y puede levantar el vuelo, pero que además esta vez viene avalada por los resultados. Por el contrario, nunca hemos hecho nada realmente serio en un Mundial. ¿Qué lo pudimos hacer en su momento pero la pésima fortuna, los trencillas, las lesiones y/o nuestra propia incapacidad nos privaron? Seguro, pero eso ya es historia, es hora de pasar página y rescribirla con la misma pluma de oro que nos llevó a la gloria hace dos años por estas fechas.

Así, a lo largo del día durante la jornada laboral gran cantidad de compañeros y clientes se me acercaron con sus inquietudes al descubierto, con un halo de pesimismo y desencanto desenterrados como antaño. Parlamentamos, necesitaban respuestas pero por encima de todo renovar su ilusión, y espero habérsela transmitido de la misma forma que ahora con los amigos que os acercáis a nuestro Café.

Será difícil, sin duda, pero ¿quién dijo que esto iba a ser un camino de rosas? Es una obviedad, pero si queremos hacer algo importante tendremos que pasar por dificultades que solo si superamos demostraremos que habremos dado ese paso adelante que distingue a los buenos de los mejores. Hay equipo, un gran cuerpo técnico, un sueño que compartimos los que están en Sudáfrica y los que seguimos a nuestro equipo en la distancia. Confié en generaciones inferiores en talento, determinación y resultado. Sé que ahora podemos.

8 comentarios:

Luisi dijo...

Hay que irse a 1978 para encontrar un campeón del mundo (Argentina) que perdiera un partido durante el torneo.

Ya ha llovido.

Ahora para ser campeón del mundo, que son 7 partidos, hay que ganar los 7 o como poco, no perder ninguno.

España ya no puede ser campeona. Alemania tampoco...

Garrincha dijo...

Luisi, la estadísticas son para romperlas. El Barça nunca había ganado 2 veces seguidas en el Bernabéu y lo acaba de hacer. Nunca un anfitrión había perdido en un Mundial el 2º choque tras igualar el primero. Hay un millón así ... ¿porqué no ser los primeros en tanto tiempo en romper ese maleficio? ¿Ves a alguien realmente mejor? La historia y aquellas selecciones que sin duda la poseen merecen todo el respeto, pero es hora de hacerse un hueco entre ellos ;)

Un saludo

Jonathan Marcel dijo...

Aqui , dejo un artículo muy interesante de un diario publicado en mi país ( CHILE ), sobre el tema de que los Campeones de Europa no pueden repetir su exito continental en la cita mundial desde el año 1974. ¿ Se romperá el maleficio ?

La inesperada derrota sufrida por España ante Suiza en el debut del Mundial dejó preocupados a los españoles, ya que llegaron como favoritos a Sudáfrica principalmente porque son los actuales campeones de la Eurocopa.

Ese favoritismo se debe a que el torneo europeo es considerado como una especie de mundial por las selecciones que ahí participan y como se juega dos años antes que la Copa del Mundo es muy factible que se repitan los nombres que se quedaron con el título.

Pero la verdad es que sólo una selección que ganó la Eurocopa pudo celebrar en el Mundial siguiente. Fue Alemania Federal en 1974, que dos años antes se coronó campeona de Europa en Bélgica.

Hasta 1986 el campeón europeo siempre había realizado actuaciones aceptables, pero a partir de Italia 1990 comenzó una maldición de la que nadie ha salido airoso y sólo se han sumado fracasos.

Ese año Holanda llegó como favorita tras ser campeona en Alemania 1988 de la mano de jugadores extraordinarios como Marco van Basten, Ruud Gullit y Frank Rijkaard, pero llegaron hasta octavos de final, donde los superaron los germanos, que a la postre serían los campeones.

Los tulipanes fueron seguidos por Dinamarca, campeones de la Eurocopa en 1992, pero que no fueron capaces de clasificar al mundial de 1994. Luego, Alemania, monarca del Viejo Continente en 1996, se fue del Mundial de Francia en cuartos de final.

Lo mismo ocurrió con la Francia campeona de Europa el 2000, que dos años más tarde dejó el Mundial sin poder pasar la fase de grupos. Y el 2006 Grecia, campeona el 2004 en Portugal, no fue capaz de clasificar a Alemania.

Con esos antecedentes España busca en Sudáfrica no sumarse a la lista de campeones europeos que han fracasado en el Mundial. Para eso tendrán que superar primero a Honduras y a Chile.

Panorama Fútbol dijo...

Se tuvo casi toda la posesión de balón, pero no tuvimos ocasiones significativas. Tocamos demasiado en horizontal y sin profundidad. El dominio no tuvo sentido porque no finalizamos las jugadas. Siempre ha sido más complejo ganar sin balón que con balón, por lo tanto, necesitamos futbolistas con llegada desde la segunda línea y algo más de rapidez en las transiciones para encontrar espacios.

Un saludo desde Panorama Fútbol

Garrincha dijo...

Gracias por acercarnos el artículo Jonathan Marcel.

Es interesante muy interesante, pero hay que tener en cuenta que si ganar una Eurocopa ya es complicado (Alemania "solo" tiene 3, luego les seguimos franceses y españoles con 2) imagínate sumarle un Mundial 2 años después. Yo sinceramente si España alcanzase las semifinales me daría por más que satisfecho, aunque lógicamente preferiría ser campeón por el hito que supondría y porque probablemente nunca tuvimos un equipo así.

Sin embargo en el fútbol intervienen factores inabarcables como el juicio de un árbitro, el estado del césped, el clima o la fortuna, y precisamente ésta última nos traicionó contra Suiza, ante la que hicimos méritos sobrados para ganar pero en un par de chances nos anotaron y no fuimos capaces de remontar. Fastidia, pero el fútbol es así.

Un saludo!!!

pd: y si, ojalá rompamos el maleficio jeje

kipzy dijo...

Disiento con vos, amigo Garrincha. Si no salen campeones ahora, nunca mas lo harán. Es el momento de exigir más.

Ariel dijo...

Las estadísticas sólo reflejan el pasado, y se puede mostrar cualquier cosa manipulándolas.

No creo que ningún equipo no sea capaz de romper la historia, ni con aquello de no perder en primera ronda ni con eso de que fuera de Europa siempre gana Sudamérica.

España puede, y la verdadera evaluación se hará en dos pasos. Primero ante Honduras, que va a plantar su alma para oponerle resistencia. Y luego ante Chile, donde ya todo se decidirá.

A partir de ahí comenzará el mundial. No veo por qué no puedan.

Y con respecto a tu pregunta, amigo Domin, de si vemos a alguien mejor..... realmente no veo a nadie ni siquiera bueno. Los partidos hasta aquí han sido soporíferos y de nada sirve jactarse de hacer varios goles ante una murga.

Mauricio dijo...

Al menos hubieran tenido la gentileza de esperar a Honduras para tropezar