.

.

Dos modestos a un paso de la Serie B

En los últimos años es muy habitual que clubs muy modestos y sin apenas historia asciendan a la Serie B como fue el caso del AlbinoLeffe, Cittadella, Sassuolo, Gallipoli o Portogruaro. Parece que para la próxima campaña dos equipos mas con esas características conseguirán disputar la segunda categoría italiana, los dos dominan sus grupos de la Lega Pro 1 con relativa comodidad y tienen al ascenso directo al alcance de su mano cuando solo faltan nueve jornadas de la liga regular

En el Grupo A el líder es el A.S. Gubbio 1910 que aventaja en ocho puntos al Sorrento, único rival que tiene un poco cerca. El Gubbio ascendió la temporada pasada de la Lega Pro 2 tras vencer en el play-off final al San Marino. Su brillante temporada esta siendo toda una sorpresa superando a equipos con mucho mas nombre como Salernitana, Verona, SPAL, Cremonese o Reggiana. Su gran figura es el delantero argentino Gómez Taleb que lleva 14 goles y es el segundo máximo goleador de la categoría, su racha en sus últimos catorce partidos es espectacular; ha ganado doce, empatado uno y perdido solo uno, su entrenador desde la campaña pasada es Vicenzo Torrente (ex jugador del Genoa). El Gubbio solo ha militado una temporada en la Serie B y fue en la temporada 1947/48, la ciudad de Gubbio tiene apenas 33.000 habitantes y se encuentra en la provincia de Perugia (Umbria). El estadio Pietro Barbetti tiene capacidad para 4.100 espectadores y suele acoger esta temporada una media de 1.600 aficionados aunque en los últimos partidos esta aumentando la asistencia.

En el Grupo B manda la A.S.G. Nocerina aun con mas comodidad que el Gubbio, aventaja en doce puntos al Benevento que es segundo y solo ha perdido un partido en toda la liga, acumula veinte jornadas sin conocer la derrota. Es el equipo menos goleado de su grupo y el segundo máximo realizador solo por detrás del super ofensivo Foggia de Zeman. Hace apenas dos temporadas militaba en la Serie D y para esta campaña fue repescado de la Lega Pro 2 donde acabo 13º del grupo B en la temporada pasada, cosas del fútbol italiano. Su tridente ofensivo es el formado por Castaldo, Catania y Negro que llevan nueve goles cada uno. La Nocerina ha militado dos temporadas en la Serie B (1947/48 y 1978/79), en su último ascenso supero en el spareggio al Catania y tuvo que ser refundado en 1988. El club pertenece a la ciudad de Nocera Inferiore de 45.000 habitantes en la sureña provincia de Salerno (Campania), y su estadio San Francisco tiene capacidad para 7.600 espectadores con una asistencia media de 4.500 que esta bastante bien.

Dos equipos modestos que no entraban en las quinielas al principio de temporada pero que tienen muy cerca el sueño de jugar en la Serie B la próxima campaña.

3 comentarios:

ekuk dijo...

Muy buena entrada. Al Nocerina sí que lo conocía pero al Gubbio no, así que enhorabuena por el post ya que me ha resultado muy interesante.

Un saludo desde http://informe-ekuk.blogspot.com

Martín dijo...

La verdad es que es bastante triste ver a tanto equipo historico y de grandes ciudades en divisiones bajisimas, y en cambio tanto equipo modesto y de pequeñs poblaciones subiendo como la espuma...pero supongo que en parte, es lo que se merecen muchos clubes por sus pésimos manejos.

Por otra parte, es bastante extraño lo de la serie C italiana, porque sus grupos no veo que se basen en cercania geografica(que siendo Italia implicaria un grupo norte y otro sur). Sorrento y Benevento son de la Campania, cerca de Napoles, y juegan en grupos diferentes. Un poco raro, sobre todo desde el punto de vista económico.

cityground dijo...

Ekuk, gracias. La Nocerina es un poco mas conocido que el Gubbio.

martín, es que todo lo que pasa en el fútbol italiano es un poco incomprensible. Como dices los grupos no son por proximidad geografica, Nocerina que es de la provincia de Salerno y la Salernitana militan en diefrentes grupos. Por no hablar de los criterios de repesca, donde un equipo que acaba 13º es ascendido.

Muchos de los equipos históricos han pasado por refundaciones en los últimos años o su economia esta fatal, así que equipos modestos con una buena gestión logran grandes resultados.