.

.

La Serie A se quedará en Lombardía

… aunque a los románticos de esto nos gustaría equivocarnos y acabar festejando un triunfo reivindicativo del sur, que aglomera su apoyo al Nápoles al tiempo que los Bari, Lecce y Catania luchan por abajo contra un destino inevitable para la mayoría de ellos, con poca variante previsible al final.

Y es que anoche el Milan volvió a vencer cuando muchos esperaban que pinchase, tal como sucedió el lunes en el esperadísimo choque ante los napolitanos, que resultó un “bluff” en el que los rossoneri vencieron con mayor autoridad en el marcador que sobre la cancha. Esa noche el planteamiento cobarde de Mazzarri regaló la iniciativa a su rival cuando debía salir a comérselo. De paso, devoró cruelmente la ilusión de una ciudad felizmente entusiasmada con repetir glorias que no se ven por allá desde hace un par de décadas. Y parece que algo más habrá que esperar, pues el empate sin goles en San Paolo ante el Brescia (penúltimo), lo aleja a 8 unidades de la punta, una cima que podría ser suya de no haber mediado un técnico tan timorato al éxito. Al menos, si no decaen demasiado en la recta final podrán disfrutar de la próxima Champions, premio tan grande como merecido hasta ahora.

Les sobrepasó definitivamente el Inter, apenas 3 puntos por encima pero mucho más poderoso en el aspecto moral. Ya ha completado gran parte de la remontada propuesta a la llegada de Leonardo, que con la goleada por 5-2 sobre el Génova consigue su primer récord como técnico en el Calcio. Ahora queda lo más complicado: alcanzar a su enemigo más íntimo, aquel con el que comparte casa y vestuario, con el que se enfrentará en la 31ª jornada (se ha disputado la 28ª) en lo que se presume como una auténtica final.



En cuanto al Milan, gana, gana y gana. Está muy lejos de tener una idea fiel que seguir, de hacer juego vistoso o de dominar por completo los partidos. De vez en cuando regala magia gracias a su talentosísima tripleta atacante, y se mantiene plácido en su trono a la espera de las emociones fuertes que promete el tramo decisivo de la campaña. Recuerda al Inter de Mancini, que no se sabe si vencía por ser mejor que el resto o porque los demás eran muy malos. Pues algo parecido pasa, a la espera de ese derby lombardo de primeros de abril que todo lo clarifique.

Mientras tanto, 3-0 al Nápoles y 0-1 (gol de ¡¡¡Gattuso!!!) a la peor Juventus que se recuerda en mucho tiempo. Lo de la Vieja Ladrona Vecchia Signora merece mención aparte, y la tendrá próximamente en este blog, aunque adelanto un dato significativo de su estado perentorio en lo que va de año: 7 derrotas en 12 presentaciones, muy lejos de la zona Champions e incluso con la Europa League en peligro.

Os podréis imaginar cómo fue el clásico. Muy batallado como casi siempre que se enfrentan los grandes, con poco espacio para la inspiración personal y mucha brega subterránea. Si, también poco fútbol, era obvio. Lo que nadie esperaba era la ausencia de corazón en la Juve. Ni su eterna garra, ni su antaño irreductible orgullo les queda. Antes te ganaban con la camiseta, pero ahora ultraja su hogar desde el Bolonia hasta el Milan, y ojo que lo que les queda no es sencillo. Se rumorea incluso que Del Neri tiene las horas contadas. Temporal en Turín.

La sorpresa agradable la está protagonizando el Udinese, ya cuarto a un solo partido del Nápoles (a falta del Lazio-Palermo que se juega esta noche) con un nuevo tanto del 'capo cannonieri' Di Natale para derrotar a un Bari que se hunde ineludiblemente hacia la Serie B.

En cuanto a los demás, la Roma venció el viernes (partido adelantado por su envite ante el Shakhtar en Ucrania) ‘in extremis’ en Lecce; la Fiorentina se regaló una goleada con protagonismo de Mutu sobre el Catania mientras la Sampdoria se mete en problemas tras caer 2-3 en Marassi ante el Cesena. Chievo y Parma igualaron a nada en Verona, al igual que Bolonia y Cagliari, que firmaron un entretenido 2-2 en el que Ramírez salvó los muebles para los Rossoblu en el último momento.

Así está el Calcio, y así se lo hemos contado (?). Por cierto, el próximo domingo Roma-Lazio, casi nada.

1 comentario:

cityground dijo...

Entre Milan e Inter prefioro que se lo lleven los segundos, una pena el bajón del Napoli, Mazzari nunca ha sido un entrenador ofensivo ni ambicioso, esta bien para equipos medios pero si quieren ganar titulos deberan cambiar.

Lo de la Juve penoso, Del Neri esta fracasando, espero no sigan justificando su mal rendimiento con su temporada en la Serie B, han gastando bastante dinero para tener un equipo mucho mas competitivo.

Lo de la Sampdoria es mas que preocupante, va cuesta abajo y el 2-3 con el Cesena (perdia 0-3) le coloca a solo tres puntos del descenso, me temo lo peor.