.

.

¿Cambio de poder en el Báltico?


Pequeñas, poco pobladas y casi insignificantes desde el punto de vista futbolístico, las tres naciones bálticas antes integrantes de la URSS, son uno de los escasos lugares de Europa donde el futbol no es el deporte rey.

Tradicionalmente, la escala de jerarquía entre las mismas, marcaba que la más inferior, con mucha diferencia respecto a las otras, es la más norteña, Estonia, la más diminuta y despoblada, estando después Letonia por encima, tanto a nivel de selección como de clubes, de Lituania.

Sin embargo, el ultimo año, marcó el que tal vez sea un cambio de tendencia, que puede acabar convirtiendo a los hijos de Sabonis en la “potencia” (mas entrecomillas que nunca), de la región.

Tres son los hechos que pueden avalar esta teoría, que como cualquier otra teoría, el paso del tiempo y sucesos posteriores pueden dejar en papel mojado, como si lo que paso este año no fuera mas que una simple coincidencia temporal de una serie de resultados sorprendentes.

El primero de ellos, se produjo en mitad del verano, en una de esas múltiples rondas de clasificación para la Champions que deben afrontar los equipos de las ligas menos poderosas del continente.

Y se trató de una de las sorpresas de mayor calibre que nos dejo la competición. Tras lograr un empate a cero en Ibrox Park, en los últimos días de julio, el 5 de agosto recibíamos la noticia de que el FBK Kaunas eliminaba, tras su victoria por dos a uno, al poderoso Rangers, que solo unos meses antes había logrado colarse en la final de la UEFA.



Lamentablemente para el equipo lituano, el resto de su trayectoria europea no fue tan feliz, pero al menos había hecho resonar por unos momentos el nombre de su país a escala continental, si, Lituania existía, y allí jugaban al futbol.

No mucho después, llegaba el segundo aldabonazo a la puerta de Europa, esta vez a nivel de selección.

Fue el seis de septiembre, en lo que era la primera jornada del grupo séptimo de la fase de clasificación para el mundial de Sudáfrica.

Eran las nueve de la no cuando dio comienzo el choque. Dos horas después, los 14000 espectadores que poblaban las gradas del Constantin Radulescu aun intentaban salir de su asombro.

La aparentemente débil selección lituana acababa de endosarle un 0 a 3 a la selección Local, tres goles, tres, todos de poderosos disparos y bella factura.



Y lo mejor para las huestes nórdicas es que esta vez no se trato de un hecho aislado, a la Victoria en Rumania le sucedió otra por dos a cero frente a Austria (que llegaba de vencer a Francia). Luego llego la derrota ante Serbia, y un nuevo (aunque corto) triunfo sobre las Islas Feroes, que le deja, tras cuatro partidos, con 9 puntos, igualado a Serbia en el primer puesto.

Con el grupo que les toco, seria un milagro que lograran mantenerse ahí, pero al menos su inicio supuso un gran paso adelante para el balompié local.

Y…tenemos que completar la trilogía con el último eslabón de la cadena, que curiosamente, tiene como protagonista al mismo equipo que iniciara el relato.

Y es que el 25 de octubre de este año, el FBK Kaunas, el máximo dominador de las competiciones nacionales en los últimos años, ganador de ocho de las ultimas nueve ligas, y que poco después vería como su tiranía local era rota por el Ekranas, que le terminaría arrebatando el titulo, el mismo Kaunas verdugo de los protestantes de Glasgow, se imponía en la final de la Baltic league, la segunda edición de dicha competición que reúne a los cuatro mejores equipos de cada una de las tres republicas.

Fue un 2 a 1 sobre el Skonto Letón, con mucho mayor merito si cabe ya que la final se disputaba en Riga, precisamente en el campo de su rival.



Ahora, a punto de finalizar este año, mágico año para el futbol lituano, no podemos menos que preguntarnos si esto es el final del principio, el principio de algo Nuevo, o solo una milagrosa avalancha de felices coincidencias. Sea lo que sea, por una vez esta bien que en Lituania, cuando se hable de deporte, no solo se hable de sus poderosos baloncestistas…

9 comentarios:

cityground dijo...

Sorprendente el triunfo del Ekranas en la liga lituana ademas con 10 puntos de ventaja sobre el Kaunas, que era el claro favorito despues de su machada eliminando al Rangers.

Repasando la Liga Baltica, Estonia aun esta a un nivel inferior, y Letonia metio a 3 semifinalistas y creo que a nivel de clubs aun estan un poco por encima. En la final había buena entrada y el segundo gol del Kaunas muy bueno.

Almogabar dijo...

Vaya butifarra del jugador del SK Skonto tras marcar el 1-2 de penal... ¿será fan de Geovanni?

Martín dijo...

Si City, 7000 espectadores en la final, pero...hubo partidos con menos de 100, tiene que ser tristisimo.

A pesar de todo, yo creo que seria muy positivo para el futbol de alla que se consolidara esta competicion, si se quiere desarrollar un futbol de clubes de mas nivel, porque reducidos a esos campeonatos tan minimo, lo tienen complicado...

En cuanto al nivel de clubes, coincido contigo, al menos viendo los resultados en las dos ediciones de la liga baltica, que con diferencia Letonia es la mas poderosa, el año pasado ya tuvo a los dos finalistas, y este se le escapo el titulo de milagro.

Eso si, al final se convierte casi en un dialogo leton-lituano, los pobres estonios lo milagroso es que no cierren siempre sus grupos, su nivel si que es infimo.

Estoja dijo...

El número 4 al que se le ve recogiendo una medalla que ríe por no llorar es Edgaras Jankauskas, ¿no?
Debió de doler una derrota así.
P.D.: me gustan los delanteros con números de defensa, en especial el 2 o el 4.

cityground dijo...

Deberían formar una verdadera liga báltica pero en formato de liga completa con 12 o 14 equipos, creo que en Baloncesto ya existe así como una liga adriática. Haría la liga mas interesante porque en estos países hay mucha diferencia entre los dos o tres equipos punteros y el resto.

P.D. creo que si que era el bueno de Jankauskas.

Martín dijo...

Si, Jankauskas, que aunque lituano juega en Letonia ahora:

http://en.wikipedia.org/wiki/Image:Jankauskas.JPG

Opino como tu City, una liga completa, en sustitucion de las nacionales, con 10 o 12 equipos(14 me parecen demasiados, visto el nivel),un par o tres de estonios, 4 o 5 lituanos y 5 o 6 letones por ejemplo), seria un progreso.

De paso tal vez, incluir a Finlandia por ejemplo(que tiene vinculos muy fuerte con Estonia), tampoco estaria mal...

Estoja dijo...

No sería mala idea. Pero coincido con Martin, más de 10-12 equipos sería demasiado.
Lo de incluir a Finlandia me parece demasiado.

Anónimo dijo...

Hablando de los países bálticos seguro que todos recordamos la participación de Letonia en la Euro 2004 comandadas por el gran Verpakovskis (Marin en Getafe) que contribuyó a dejar fuera a Alemania en aque grupo en el que también estaban la grandisima Republica Checa de Nedved y cia al más alto nivel y lo Países Bajos. No estaria mal un post para recordar aquella hazaña al más puro estilo cafe-futbolístico, recordemos que perdió 2-1 con la República Checa a falta de 5 minutos empató con Alemania y perdió eso si 3-0 con los también semifinalista Holanda. ¿Ha participado en alguna eurocopa o mundial alguna seleccion báltica a parte de esa Letonia? No lo recuerdo, a ver si os acordais vosotros venga un saludo

Anfield dijo...

No me gusta mucho el futbol del este, pero vendria bien al futbol europeo en general que estos pequeños paises se incorporaran a la globalizacion futbolistica. Quien sabe lo que podrian aportar.