.

.

Copa Libertadores: Jorge Wilstermann vuela alto

Al contrario de lo que sucede en Europa, donde el fútbol tuvo su origen, el balompié en América se acostumbró desde bien temprano a nombrar a gran parte de sus clubes a partir de hechos históricos, barrios o héroes nacionales o regionales. Como los ejemplos son incontables hoy hablaremos de Jorge Wilstermann, primer aviador civil boliviano, que falleció en accidente aéreo a la temprana edad de 25 años. Pese a su juventud destacan las crónicas de aquellos tiempos tanto su maestría como su dedicación. Es por ello que el equipo de la ciudad de Cochabamba, el Club Deportivo LAB, fundado por trabajadores de la compañía aérea Lloyd Aéreo Boliviano (de ahí sus siglas), decidieron cambiarle el nombre como homenaje al compañero fallecido.

Aquella entidad prosperó con el paso de los años, tanto que se convirtió en una de las más importantes del país. Ello les ha permitido disputar hasta 17 ocasiones máxima competición continental, de la cual si bien nunca han podido proclamarse campeones (en realidad ningún boliviano lo ha logrado hasta ahora) si que han completado buenas participaciones, quedando en el recuerdo aquella vez en 1981 cuando alcanzaron la penúltima instancia, en la que no pudieron superar el grupo cuyo campeón disputaría la final.

Sin embargo, las últimas horas pueden haber alterado el rumbo de una historia que comenzó para el Aviador de la forma más bella posible el pasado mes de marzo. Aquel día el grupo 5 daba su pistoletazo de salida con un enfrentamiento entre Jorge Wilstermann y Peñarol, de irregular presente, aunque es una de las entidades más grandes e importantes del fútbol mundial. Nada hacía presagiar lo que aconteció: el Aviador destrozó por 6-2 a los Manyas. Hacerse fuertes en casa les permitió superar la primera fase, batiendo también a Palmeiras y Atlético Tucumán.

Las expectativas estaban más que cumplidas, cabiendo esperar un honroso papel en octavos de final ante la mejor escuadra de la primera fase. Atlético Mineiro quiso el sorteo que fuera su rival, un adversario de enjundia que ganó el torneo apenas cuatro años antes. Wilstermann hizo buena la localía en la ida, logrando un escueto triunfo 1-0 gracias al tanto de Álvarez. Ya en Minas Gerais, aguantaron el asedio del Galo para dar otra sorpresa. Pero, aunque parezca increíble lo mejor estaba por llegar.

Ya habían goleado a Peñarol, vencido a un Palmeiras que partió como favorito (eliminado por Barcelona de Guayaquil en octavos) y apeado a todo un Atlético Mineiro. Se suponía que River podía ser una montaña demasiado alta para los jugadores del cuadro rojo. Pero, ¿quién dijo imposible? Ya cuatro horas antes del inicio del encuentro la hinchada roja copaba el estadio Félix Capriles para animar a los suyos.

Como siempre que han jugado de local este curso en la Libertadores, los jugadores del Wilstermann salieron con la adrenalina por las nubes. Tras solo 3 minutos de juego ya habían lanzado dos córners, dando sendos avisos al conjunto millonario. Al tercer tiro de esquina Edward Zenteno anotó un golazo de volea desde el corazón del área. Dos minutos más tarde Serginho desperdició un mano a mano ante Lux. Sobre el 20' de juego, el punta brasileño marcó un gol espléndido, también de volea, aunque no subió al marcador por fuera de juego (bien sancionado).

Gallardo no daba con la tecla para levantar a sus hombres, a merced de un Wilstermann mucho más cómodo. Aún así, tras el descanso River espabiló un poco. Scocco gozó de una buena ocasión, aunque su testarazo fue repelido por un zaguero sobre la línea. En esa misma jugada, a la contra, Gilbert Álvarez anotó con un bonito cabezazo el 2-0. Habían transcurrido 50' de juego, por lo que aún podía reaccionar el cuadro argentino, aunque otro susto llegaría instantes más tarde cuando otro gol fue anulado a los bolivianos. Pese a ello, los millonarios estaban completando un buen segundo tiempo, generando ocasiones, pero sin acierto de cara a puerta.

Los Aviadores esperaron, conscientes de su buena ventaja, ya que River debía trabajar para lograr al menos un tanto. Por su parte sabían que hilvanando un buen contraataque tendrían chance de ampliar la ventaja. Y así fue en el 82' cuando Machado, con un fortísimo derechazo, colocó la pelota cerca de la escuadra izquierda de Lux, imposible para el guardameta argentino.



Fiesta en el Félix Capriles, que vivió otra noche inolvidable de mano de sus jugadores. Ahora Jorge Wilstermann sueña con emular a aquel equipo que alcanzó las semifinales en 1981. Para ello tendrán que sobrevivir en una de las canchas más difíciles del continente ante un River Plate que ha vivido muchas gestas. De seguro ese encuentro en el Monumental no lo olvidarán ni los unos ni los otros. El próximo jueves, la resolución en Buenos Aires.

Champions League: ¿se está muriendo de éxito?

El gran Valencia de inicios de siglo
Resulta cuanto menos irónico que una competición llamada así reúna cada año a un gran porcentaje de clubes que no son vigentes campeones de sus competiciones ligueras nacionales. De hecho la última vez que un equipo ganó la liga un año para obtener la Champions al siguiente fue el Barcelona en 2011.

Si a finales de los 90 hubo polémica por el hecho de otorgar una segunda plaza a varias ligas europeas (desde la 97-98, cuando accedieron por primera vez los subcampeones de las ocho ligas con mejor coeficiente UEFA), con el cambio de siglo, desde la 99-00, se comenzó a emplear el mentado coeficiente para evitar que los mejores clubes se enfrentasen en las primeras rondas. También desde esa misma temporada las tres mejores ligas europeas pasaron a tener cuatro representantes en la Champions. Comenzaba la lenta pero segura segregación.

Por aquel entonces la Champions era mucho más espectacular, o al menos eso me dice mi memoria. Es cierto que los grandes dinosaurios se imponían, pero ni con los paseos militares de ahora ni destrozando a clubes legendarios en sus propios feudos. Un Celtic 0 PSG 5 como vimos anoche parece de lo más normal. Para mi es aberrante, y para la época que mencionaba líneas atrás era impensable, siendo más bien lo lógico hace menos de dos décadas un empate o victoria local. 

Sin embargo más allá de resultados concretos, el foco debe recaer en cómo hemos llegado a esto. La lógica (aunque triste) evolución del negocio del fútbol nos ha traído cada vez mayores ingresos en los clubes por merchandising y contratos televisivos. Esa fue la gran disrupción, que permitió que los clubes importantes de los grandes mercados obtuvieran mayores beneficios cada año, aumentando un abismo cada día creciente que hace que unos pocos aglutinen plantillas estelares mientras para el resto quedan migajas, de las cuales si sobresale alguna acabará en unos meses en uno de esas mastodónticas entidades.

Esto no tiene porqué ser malo de por sí, aunque para aquellos que echamos de menos un fútbol más igualado, sorprendente e incluso inocente, lo de hoy nos parece una broma que va a peor. Con casi total seguridad se puede afirmar que hay unos 10 o 12 equipos que estarán seguro al 100% en el bombo de octavos. ¿Las dudas? Los acompañantes de Manchester United y Real Madrid en sus respectivos grupos, qué equipo caerá del triunvirato Chelsea-Atlético-Roma (creo que serán los romanos) y cómo se resolverá el único grupo de verdad emocionante, el G con Besiktas, AS Mónaco, RB Leipzig y Oporto.

¿De verás es emocionante un torneo que reúne casi todos los años a los mismos donde casi no da lugar la sorpresa? Salvo encuentros u ocasiones cada vez más puntuales, la primera fase de la Champions es cada curso más soporífera, incluso intrascendente. Los cuatro clubes españoles disputarán los octavos de final, así como Liverpool, Manchester United, Manchester City, Nápoles, PSG y Bayern Munich, estando Chelsea y Juventus muy probablemente también en esa terna. ¡Oh, qué gran espectáculo!

Lo bueno llega a partir de febrero. Lo mejor, sin embargo, ya pasó este verano: clubes clásicos batiéndose el cobre para alcanzar la fase de grupos, donde llenarán su hogar ante los colosos europeos, caerán con todo el honor posible e ingresarán el dinero que probablemente les devuelva al mismo escenario a las mismas alturas de 2018. Esa Copa de Europa, la que para muchos es la única que conserva la esencia, dejó por el camino a vigentes reyes nacionales como Partizan, Rosenborg, Slavia Praga, Malmö, Dundalk o Honvéd. Si de por sí cuesta ganar un campeonato nacional, para estas entidades, algunas de ellas en su momento entre las mejores del continente, a día de hoy obtener la clasificación a la fase de grupos es realmente complicado, mientras que superarla es prácticamente una quimera.

El sistema, que nutre y afianza a unos pocos clubes de unas pocas ligas, es cada vez más endogámico. Y la Champions, el producto estrella, cada vez más aburrido por su previsibilidad. ¿Se está muriendo de éxito? Solo espero que la respuesta a esta pregunta no sea algo peor como la Superliga.

Entrevistas Café Fútbol: Javi Martín y el fútbol diferente

Javier Martín Blázquez (@JaviMBlackeck) cumple el sueño de muchos amantes del fútbol: vivir de su pasión, en su caso como consultor. Además de ello es un empedernido coleccionista de camisetas de fútbol de todo el mundo, reuniendo centenares de ellas en su hogar. Nos ha concedido un rato para responder a una entrevista cuyas respuestas son más que interesantes. Vamos a disfrutarla:

1) ¿Qué te llevó a fijarte en el fútbol alejado de los grandes focos? ¿Crees que influye en ello tu forma de ser?

Siempre me atrajo lo más diferente. Recuerdo cuando era muy pequeño y empezaba a seguir mucho fútbol,  en los mundiales me fijaba en las selecciones más pequeñas, conocía cosas de Segunda B y Tercera españolas; luego fui conociendo las ligas más importantes de Europa y luego ya vino el paso a conocer algo más extraño y alejado aún, obviamente con el paso del tiempo los medios fueron mejores y me fue llamando la atención el poder hacerme con partidos de ligas cada vez más extrañas. En un principio surge como simple curiosidad probablemente, pero luego ya acaba siendo una orientación profesional y de hecho actualmente  de las ligas grandes europeas conozco muy por encima y sólo me acerco cuando tengo tiempo libre para ver algún partido.
En cuanto a la forma de ser, yo creo que soy parecido en otros aspectos a mi relación con el fútbol, cuando estudiaba era muy parecido, siempre buscando lo más extraño, profundizar en lo que hacía, así que definitivamente creo que sí que influye mi forma de ser en mi forma de ver el fútbol.

2) ¿Qué es lo que más te atrae de un partido de Irán, Argelia o Costa Rica?

Cuando eliges ver partidos de lugares menos conocidos, yo creo que en cada partido conoces cosas nuevas, no hay partido que no aprendas algo, eso lo tengo claro. . Normalmente lo mejor es descubrir jugadores que no conoces y te llaman la atención; pero también conocer lugares, aficiones,… es interesante también establecer comparaciones entre diferentes ligas, ritmos de juego, agresividad, técnica… en los últimos años le dedico mucho tiempo al pre-partido para saber de dónde y cómo vienen los jugadores y equipos y saber qué puedo esperar, así que ahora encuentro menos sorpresas cada partido la verdad.

3) ¿Qué es lo que más suele llamarte la atención de un partido de estas ligas en contraste con, por ejemplo, un partido de La Liga (Española)?

En muchísimos casos la pasión por el fútbol, es tremendo. Ves un campo de 50000 espectadores en Camboya lleno antes de una hora de empezar un partido de la selección sabiendo que van a caer probablemente por bastantes goles.
También la profesionalidad de algunos jugadores, para ellos esas son su Premier o su Liga y como ello viven y lo disfrutan. Y en el otro lado, en países de poca tradición, precisamente lo contrario,  la poca profesionalidad de algunos jugadores en su vida diaria es algo que me llama la atención.
En cuanto a estilos, como decía anteriormente, la diferencia de ritmo de juego, de intensidad en las acciones, el rigor táctico... cambia una barbaridad de un sitio a otro. Técnicamente creo que el fútbol está mucho más igualado en todo el mundo; pero en otros aspectos hay muchos países a años luz de otros.  Por ejemplo en Myanmar hay jugadores que técnicamente son una pasada (el Chinlone que es un deporte nacional es una barbaridad en cuanto a gestos técnicos) pero está a un mundo de poder competir a primer nivel tácticamente (buen trabajo en este sentido de Zeise) y sobre todo físicamente.

4) ¿Que recomendarías a alguien que quisiera iniciarse en su seguimiento?

Que le salga natural, no como una obligación o una posibilidad como el que estudia para ser médico, no sé si me explico. Creo que ese ha sido un problema en los últimos años, el fútbol se “ha democratizado” y hoy en día hay acceso a cosas inimaginables. Por un lado es muy positivo, pero creo que tiene también su parte negativa en que eso ha provocado que se haya visto una especie de “nicho de mercado” en ligas un poco más exóticas; y al final si no te sale natural creo que es imposible disfrutar de este tipo de fútbol. Marcarte como objetivo el ponerte a ver un partido de la liga de Argelia sin que sea una pasión, creo que no te puede aportar mucho, quizás me equivoque.

5) ¿Te ha reportado alguna satisfacción personal e incluso profesional?

Muchísimas; a nivel personal siempre ha sido mi principal hobby, he disfrutado y me queda mucho por disfrutar con el fútbol. Por supuesto a veces da quebraderos de cabeza, sobre todo cuando eres de los que siempre va con los equipos más humildes.
A nivel profesional también, desde hace dos años y medio trabajo como consultor de fútbol internacional, es mi único trabajo y vivo de ello, una satisfacción tremenda hacer de lo que era mi pasión, mi medio de vida. Además en estos momentos todo el fútbol con el que trabajo es de ligas y torneos muy poco comunes, así que todas las horas de fútbol vistas hace muchos años han dado réditos.

6) ¿Qué equipos y ligas recomendarías y por qué (afición, cantera,..)?

A nivel cantera claramente el fútbol sudamericano está un paso por delante del resto, es un brote de talentos continuo, a veces incluso excesivo por el poco margen de progresión que se les da allí. Por ejemplo en los últimos años es muy interesante seguir la liga de Venezuela, la liga panameña,… ligas menos conocidas que sacan jugadores jóvenes continuamente, y han progresado a nivel de selecciones también. Personalmente el fútbol sudamericano siempre ha sido una pasión aunque este último año no lo he podido seguir todo lo que quisiera, siempre que tengo tiempo intento tenerlo lo más controlado posible.

7) ¿Qué jugador o equipo te sorprende que pese a su calidad no haya progresado como su categoría/talento haría intuir?

Pues en el caso que voy a decir me sorprende pero a la vez me lo esperaba por su forma de ser, un cabeza loca. Payam Sadeghian, uno de los futbolistas iraníes con mejores condiciones en los últimos años, una pasada en sub 17 y sub 20, también en sus dos primeros años como profesional, pero luego ha ido cambiando de equipo cada año, jamás pudo asentarse en la selección y muchos otros jóvenes de su generación le pasaron por la derecha.  Justo ahora ha firmado por Osmanlispor pero no le veo triunfando en Europa la verdad.
Quizás esperaba bastante más de Buzbuchi portero del Viitorul, pensé que iba a ser el portero del futuro en Rumania y sigue de suplente de Rimniceanu allí. Enlanzando con la pregunta anterior, el Viitorul es un equipo de seguimiento obligatorio para un cazatalentos.

8) ¿Cómo se organiza o prioriza alguien que sigue tantos torneos diferentes de fútbol de forma simultánea?

En mi caso por supuesto, siempre prioridad a las ligas y torneos con los que trabajo en la actualidad. Antes de empezar a trabajar, y ahora cuando tengo tiempo, marcaba las ligas en diferentes categorías según la importancia/seguimiento que les quería dar. Digamos que las ligas de categoría 1 (por ejemplo Sudamérica) eran para directos, lecturas diarias de prensa... intentar un seguimiento exhaustivo; Categoría 2 tener un conocimiento alto de estas ligas (jugadores, equipos, datos, lectura de prensa si es posible...) y completarlas con microciclos de partidos; y luego Categoría 3, ligas menores con seguimiento menos regular.

9) ¿Si pudieras hacerte abonado de uno de estos equipos o vivir en el país/ciudad en cuestión, ¿a cuál escogerías? ¿Por qué?

Pregunta complicada, cada país y cada equipo tiene su aquel y es difícil decantarse por alguno. Creo que a día de hoy me encantaría vivir en Corea del Sur unos meses y poder recorrer todos los campos, de allí me haría abonado del Suwon Bluewings por su afición. Por supuesto también me encantaría visitar los estadios más grandes del fútbol sudamericano, ¡creo que no tendría vida suficiente para visitar todos los campos y equipos que me llaman la atención por algún motivo!


10) ¿A qué tres jugadores desconocidos te llevarías para tu equipo?

Es una pregunta muy complicada, ya que cada fichaje es un mundo y hay muchísimas características y detalles que analizar a la hora de acometerlo (adaptación al equipo, qué busca el entrenador, sistema…). Poniendo un standard en el que los tres supuestamente se fueran a adaptar bien a su nuevo equipo:
Lee Jae Sung, mediapunta zurdo coreano, puro talento, muy polivalente, últimamente con gol, ha mejorado defensivamente, personalmente sería el jugador de la liga coreana por el que apostaría a día de hoy.
Julio Furch: este no es tan desconocido, juega en México, un delantero que me ha encantado siempre, incluso cuando sus números en Olimpo eran bastantes mediocres, se le adivinaban buenas condiciones. Siempre ha sido criticado por su falta de gol (más bien sus fallos de cara a puerta, porque sus números han mejorado mucho). A mí me parece un punta inteligente y que hace crecer a su equipo, creo que podría ser un buen 9 referencia en muchos equipos europeos.
Una nota exótica, Bubacar Steve Trawally, delantero o extremo gambiano del Yanbian chino, su equipo juega casi para él y todos los partidos se sale, muy joven aún y quizás pueda tener una oportunidad en Europa, aunque en su caso el salto a China hubiera sido mejor a una liga escandinava o media europea de cara a un salto a una liga más potente.

Copa Libertadores: matagigantes Barcelona

La fiesta no fue precisamente verde.
Se las prometía felices Palmeiras para esta edición de la Copa Libertadores. Campeones tras varios años de altibajos, parecía que su proyecto de reinar en Sudamérica era más que sólido. Ya nadie pensaba en el estelar Gabriel Jesús, mas bien la torcida del Verdao se ilusionaba con incorporaciones como los campeones Alejandro Guerra y Miguel Borja, o pudiendo mantener a jugadores codiciados como Yerry Mina. Tras superar bien la primera fase les esperaba un rival teóricamente asequible...

Claro que el Barcelona Sporting Club está siendo un contrincante de todo menos sencillo. También campeones tras varios años soportando los festejos de Emelec, los ecuatorianos llevan una Libertadores impecable. Ya en la primera fase superaron sin complejos a Botafogo, Estudiantes de La Plata y al vigente campeón Atlético Nacional. Así pues cuando Palmeiras visitó Guayaquil tenían de todo menos miedo. Victoria 1-0, quizá corta aunque suficiente dadas las garantías de Los Canarios.

Anoche en el Allianz Parque de Sao Paulo el conjunto ecuatoriano volvió a demostrar su jerarquía. Sin amilanarse, fieles a su plan, Barcelona jugó de tú a tú ante un Palmeiras sorprendido. Así, si durante el primer tiempo no ocurrieron demasiadas cosas (más allá de la lesión de Yerry Mina), ya en el segundo los acontecimientos se sucedieron en pocos minutos. 

Primero, Palmeiras igualó la eliminatoria cuando Moisés definió una contra de los suyos apenas transcurridos 5' tras el descanso. Ya a la hora de partido la posición antirreglamentaria de Deyverson impidió a los brasileños festejar el segundo tanto. No solo eso, en segundos pasaron de la efímera e irreal alegría al miedo cuando un veloz contragolpe acabó con un disparo al poste de Alvez. Practicamente dos minutos después los locales contestaron estrellando el balón contra el larguero.

Ahí se acabó Palmeiras. Al Barcelona nunca le pudo la presión, aguantando sin demasiadas preocupaciones hasta la conclusión del encuentro que conllevó la tanda de penaltis. El resto es historia que podéis ver en el compacto que sigue:


Por otro lado Grêmio confirmó su favoritismo superando a Godoy Cruz (global 3-1) mientras Jorge Wilstermann dio otra gran  sorpresa al eliminar a Atlético Mineiro tras empatar sin goles en Brasil, haciendo buena la victoria por la mínima de la ida. Ya esta noche Botafogo-Nacional (en la ida venció 0-1 el Fogao) y Santos-At.Paranaense (2-3 ganó el Peixe el primer duelo) cerrarán los octavos de final.

Entrevistas Café Fútbol: 'Pancho' Jauregui y el fútbol africano.

Recientemente contactamos con Francisco 'Pancho' Jauregui (@sportingafrica), cuya web con el mismo nombre que su nick de Twitter ejerce de referencia para aquellos seguidores latinos del fútbol del continente africano. Nos ha concedido la entrevista que sigue a continuación, la cual esperamos que disfruteis tanto como nosotros:

1)  ¿Qué te llevó a fijarte en este fútbol alejado de los grandes focos?
Recuerdo que estaba en mi época de secundario y miraba un partido del Mundial de Francia. Nigeria le ganó 3-2 a España y a partir de aquel día nació mi gusto por el fútbol africano que con los años se transformó en pasión por un continente. Más allá de lo futbolístico -Okocha, Oliseh, Babangida y demás- me llamó mucho la atención la alegría de aquellos jugadores y de los hinchas nigerianos en las tribunas. Desde ese día empecé a interesarme por jugadores africanos en el fútbol europeo ya que era lo único que desde mi país Argentina podía consumir. No se televisaban las Copas África y no conocía por aquel entonces ningún nombre de algún club africano. 

Para el Mundial siguiente, ya en mi último año de secundario tuvimos que realizar una monografía final para una materia y yo elegí hacer mi trabajo sobre el sorprendente Senegal que alcanzó los cuartos de final en Corea-Japón 2002 igualando al mítico Camerún de Italia 1990.

Por esos años también nace Sporting África, que era un equipo que me armaba en la Play Station para la Master League del PES, donde solamente podían jugar futbolistas africanos. La confección de esa plantilla tenía una dificultad aún mayor ya que tenían que estar representados la mayor cantidad de países posibles. O sea que de Costa de Marfil  no podía poner a Drogba, Yaya Touré y Eboué; elegía por lo general a Yaya y los otros les dejaban su lugar a un representante de Guinea Ecuatorial y otro de Comores, por poner un ejemplo.

El tiempo pasó y ese seguimiento siguió pero como un hobby o algo más bien informal. En 2009 mientras estudiaba Periodismo Deportivo decidí comenzar con un blog al que le puse Sporting África justamente por mi equipo en la Play. Esa decisión la tomé al notar que cuando buscaba información sobre fútbol africano la mayor parte de los sitios eran en inglés o francés. Comencé en septiembre de 2009 por lo que pronto estaré cumpliendo 8 años llevando adelante este proyecto.

2) ¿Qué es lo que más te atrae de un partido de Camerún, de Argelia o de Zambia? 3) ¿Qué es lo que más suele llamarte la atención de estas ligas/torneos en contraste con un partido de, por ejemplo, la Premier League, la Bundesliga o el Brasileirão?
Sin dejar de lado que el continente lo componen más de 50 países y que cada uno tiene sus particularidades, en líneas generales me atrae lo imprevisible del juego, las habilidades y rapidez de los extremos, lo exótico de algunos peinados, el colorido de las camisetas y las tribunas. Y después cada país tiene sus peculiaridades, en Argelia -o en otros países del norte como Egipto, Marruecos o Túnez- se pueden ver tremendos murales que forman los hinchas en las tribunas con un clima increíble y muy pasional, similar a lo que se vive en un estadio en Sudamérica. En el África Negra en cambio el espectáculo en las tribunas se lo llevan los cantos y coreografías de las hinchadas. La cuestión de la religión o la brujería es algo que también trato de observar y son muestras claras de que a  través del fútbol se puede advertir como puede ser un país en esos aspectos.
 
Todas estas cosas y el hecho de que quizás otras ligas del mundo tengan mucha mayor cobertura y difusión que el fútbol africano es lo que me lleva a tratar -desde mi humilde sitio- de darle lugar y relevancia a un fútbol que para los grandes medios sólo existe en los mundiales, cuando mueren hinchas en el estadio o cuando un delantero utiliza el poder de un amuleto para hacer un gol.

El impresionante estadio Internacional de El Cairo (Egipto)
4) ¿Qué recomendarías a alguien que quisiera iniciarse en el seguimiento de estas ligas/campeonatos?  
Paciencia porque al principio es complicado encontrar la información que uno quiere dar a conocer. Perseverancia para no caer ante el primer obstáculo o las primeras notas con pocas visitas. E inteligencia para ir descubriendo sitios propios del continente que serán la base de lo que queremos dar a conocer. En lo personal tengo una agenda de sitios que consulto semanalmente tratando de detectar noticias a las que pueda darles forma en mi sitio. También es fundamental tender lazos con gente que viva el fútbol africano in situ. En mi caso, y por una cuestión idiomática, siempre trato de estar en contacto con entrenadores o jugadores de habla hispana que estén en África.

5) ¿Qué es lo que más te ha llamado la atención en los años que llevas de seguimiento?
En estos años de seguimiento del fútbol africano me han llamado la atención muchas cosas. Más allá de las noticias que en su momento han estado en boca del periodismo mundial –el atentado contra el micro de Togo en la previa de la CAN 2010, la masacre de Port Said en Egipto o el naufragio de un equipo amateur en un lago tanzano, entre otros- la vez que más me sorprendí fue cuando en un paseo por una isla en Senegal me encontré a uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol africano: el zambiano Kalusha. Y no sólo eso. El senegalés que me acompañaba no tenía ni idea de quien era. También me llaman la atención las solicitudes que recibo de gente de África por el solo hecho de seguir el fútbol de su continente o las consultas de jugadores amateurs de allí para ver si los puedo ubicar en algún club de Argentina o Sudamérica. Y últimamente, las reiteradas consultas de un ex entrenador del seleccionado femenino argentino que tiene intenciones de ir a trabajar a África.

6) ¿Te ha reportado alguna satisfacción personal o incluso profesional?
Creo que a esta altura lo personal y lo profesional van de la mano si de fútbol africano hablamos. La posibilidad de pisar suelo africano a fines de 2015 y poder vivenciar en primera persona el clasificatorio africano para Río 2016 fue un sueño cumplido. También el hecho de haber entrevistado a jugadores africanos que militan en mi país o mitos del fútbol africano como Kalusha o Aliou Cissé son cosas muy lindas. Al mismo tiempo que gracias a mi trabajo con Sporting África me consideren como fuente de consulta  medios como Clarín o Diario Olé en mi país o  colegas de otros países son cosas que me llenan desde lo profesional y desde lo personal.

Jugadores del TP Mazembe festejando un gol
7) ¿Qué equipos o ligas recomendarías y por qué? (Buena cantera, afición, etc)
Mi equipo favorito de África es el TP Mazembe de la República Democrática del Congo (ex Zaire) porque gracias a su subcampeonato en el Mundial de Clubes de 2010 recibí las primeras consultas de colegas o medios y hasta me entrevistaron de algunas radios para conocer un poco más de ese equipo que sorprendió a todos. Desde ese año trato de seguir las novedades, cosa que me resulta fácil ya que es un club modelo en África -su presidente es Moise Katumbi, gobernador de la provincia de Katanga- y trabaja muy bien las redes sociales y la información.

Liga recomendaría cualquiera del norte por el juego que proponen y por el clima que se vive en las tribunas.

8) ¿Qué jugador o equipo te sorprende que pese a su calidad no haya progresado como su categoría/talento haría intuir?
El congoleño Tresor Mabi Mputu, que hace poco pudo volver a jugar en el TP Mazembe, creo que hace algunos años podría haber emigrado a Europa para demostrar su nivel allí. También no hace mucho se retiró el que para mí fue uno de los mejores jugadores africanos de los últimos veinte años: el egipcio Mohamed Aboutrika. Considero que de haber tenido la oportunidad en Europa hubiese destacado. Pero Egipto recién se está abriendo más al mercado internacional en el último tiempo, con Salah o El Neny como principales exponentes.

9) Si pudieras hacerte con un abono de temporada de uno de estos equipos o vivir en el país/ciudad en cuestión, ¿a cuál(es) escogerías? ¿Por qué?
Elegiría seguir un año al TP Mazembe en la liga congoleña. No sólo por la cuestión futbolística sino también porque RD Congo encierra muchas otras cosas que lo hacen un país muy interesante por conocer. Fue el escenario que eligió Joseph Conrad para “El corazón de las tinieblas”, es la cuna del mítico Río Congo y del gran líder Patrice Lumumba. Aparte, la liga local tiene un contraste y una diversidad tal que me permitiría vivir el clásico en Kinshasa –en un estadio de nivel internacional- entre AS Vita y TP Mazembe en una fecha y a la siguiente presenciar un partido del Motema Pembe en el estadio del Virunga, donde el césped brilla por su ausencia y pareciese que es un partido de barrio antes que la liga principal de un país de los mejores de África, futbolísticamente hablando. 

10) Por último, si fueras secretario técnico de un club saneado con buenas posibilidades económicas y deportivas, ¿a qué 3 jugadores desconocidos para el gran público te llevarías?
Si tuviese la oportunidad de llevarme a tres jugadores africanos que no sean muy conocidos a mi equipo elegiría dos delanteros y un mediocampista. Los delanteros serían el etíope Said Saladin y el ruandés Ernest Sugira y el mediocampista Azubuike, de Nigeria. A este último tuve la oportunidad de verlo en vivo y en directo en Senegal y sin saber su nombre fue uno de los que más me gustó junto al argelino Zinedine Ferhat. Cuando de vuelta en mi país me enteré que Azubuike había sido elegido mejor jugador del torneo me dije a mi mismo: “tan mal no elegiste”. Saladín y Sugira son dos buenos delanteros que destacan en el Saint George (Etiopía) y en al AS Vita Club (RD Congo), respectivamente. Creo que estarían para cosas mayores y por eso los elegiría.

Un genio para cambiar el curso de la historia

Neymar, en su presentación con el PSG
No son pocas las ocasiones en que un equipo ha pasado al imaginario colectivo gracias al aporte de un grupo de jugadores encabezado por un futbolista magnífico, uno de esos peloteros de época que nadie olvida por más que pasen las décadas. Si hablar de Garrincha es hacerlo de Botafogo, si hablar de Maradona es hacerlo del Nápoles, si el apellido Maldini está asociado al Milan tanto como Moratti al Inter (en este último caso en el palco), hoy un brasileño se ha presentado en la capital de Francia para alterar el curso de los acontecimientos venideros.

¿Quieren un paralelismo? En las últimas horas pensé en Johan Cruyff a su llegada al Camp Nou en 1973. El por entonces mejor jugador del mundo llegó precisamente a un FC Barcelona cuya última conquista liguera databa de 1960, por lo que su paso por la Copa de Europa (de la que fue subcampeón en 1961) fue escaso, si bien obtuvo en tres ocasiones la Copa de Ferias (no oficial). Por entonces los blaugranas acumulaban un buen bagaje con 8 ligas y 17 copas. Se iba a un club importante, pero que en aquel momento no estaba en la élite nacional ni internacional. 

Por su parte Cruyff abandonaba el campeonato que había ganado las 4 últimas Copas de Europa (¿no os suena?), el que dominaba el continente y cuya selección estaba a punto de maravillar a todo el globo en Alemania'74. ¿Qué le convenció para el cambio de aires? Según relata en su recomendable autobiografía, la ciudad de Barcelona y su club más representativo como oposición al poder central capitalizado en Madrid (que no en sus clubes) por parte del dictador Francisco Franco, razón por la que eligió al FC Barcelona en vez de a un Real Madrid que también pugnó por él, si bien Santiago Bernabéu reconoció alguna vez sentirse estafado por el Ajax.

El legendario Johan Cruyff en su primer año en el Barcelona
¿Y Neymar? Bueno, los tiempos han cambiado mucho, pero existen ciertos paralelismos. No creo que el brasileño se convierta en uno de los técnicos más revolucionarios de la historia del fútbol el día que cuelgue las botas, aunque imagino que como jugador sí que ganara más en París que lo que pudo ganar el bueno de Johan en tierras españolas. Por tanto, ¿a qué equivalencias me refiero? Creo que es obvio que abandona la liga más competitiva del mundo por la que actualmente sería la 5ª de las 5 grandes europeas (como Cruyff en su momento). Esto no tiene porqué ser algo malo, ya que el francés es un campeonato precioso, cierto que menos exigente pero no por ello sencillo, donde pasa a capitanear un proyecto enfocado claramente en subir otro peldaño más para pelear frontalmente contra cualquier rival por la ansiada Orejona. Tampoco el palmarés de la entidad parisina es para tirar cohetes: 6 ligas, 11 copas y 1 Recopa como triunfos más destacados, una dimensión muy parecida a la del Barcelona a mediados de los 70, si bien con muchísimo más dinero para crecer.

El PSG ya había dado visos los últimos años de estar madurando, aunque el proceso le ha valido algunos varapalos por el camino. Quizá con un Ibrahimovic más joven (aunque al sueco nunca se le dieron del todo bien las competiciones europeas) hubieran dado antes ese paso. Parecían preparados cuando hace dos años remontaron en Stamford Bridge al Chelsea de Mourinho en desventaja tanto numérica como en el marcador. Hace unos pocos meses destrozaron al Barcelona por 4-0 en el Parque de los Príncipes, lo que pareció anunciar que estaban preparados, pero su cataclismo posterior demostró que aún les faltaba camino por recorrer.

Para convertirlos en un cuadro fiable, competitivo, llega Dani Alves, experto, ganador y aún hambriento, junto a Neymar, punta de lanza de un proyecto que girará en torno a él para que el brasileño les lleve a la cima mundial y él mismo pueda codearse cara a cara con Messi y Cristiano Ronaldo. Si el genio brasileño ha llegado para cambiar el curso de la historia lo descubriremos en los años más emocionantes que promete el París Saint Germain a todo el fútbol mundial. Toca disfrutar del reto.