.

.

Vuelven los verdugos de los Azzurri

En cuatro increíbles días del verano de 1966, una desconocida selección participo como protagonistas de dos de los hechos mas recordados de la historia de los mundiales.

El 19 de Julio, los espectadores presentes en Ayresome Park, antiguo hogar del Middlesbrough, presenciaron lo que hasta el momento se puede considerar la mayor sorpresa de la historia del campeonato mundial de Fútbol. Una Italia repleta de jugadores de renombre internacional (Facchetti, Mazzola, Rivera...), y que cuatro años después llegaría a la final de México, caía, de forma increíble, ante la selección de Corea del Norte, debutante en los mundiales. Era a la vez, la primera vez que una selección asiática lograba pasar de la primera ronda. Y el goleador, Pak Doo-Ik, al más puro estilo Zatopek o Bikila, ascendido de cabo a Sargento del ejército (aquí podéis ver alguna imágenes en color del choque).



Cuatro días después, el 23 de julio, Goodison Park fue el escenario de la madre de las remontadas. Pero es que para tener que darse, antes sucedió lo impensable.

Y es que en 25 minutos, los primeros del encuentro, los norcoreanos lograban tres goles, tres, ante una de las mejores Portugal de todos los tiempos.

El legendario Eusebio, con cuatro goles (dos de penaltis), logaba el milagro, y los portugueses se metían en las semifinales del mundial (aquí a color).


Allí, en tierras inglesas, nació el mito fútbolistico norcoreano, agigantado en buena medida por el oscurantismo que caracterizan al régimen que gobernaba y gobierna aquellas tierras (capaz de, en un ejercicio a medias de nepotismo y comunismo monárquico, valga la paradoja, hacer heredar el cargo supremo de padre a hijo...).

Cuatro décadas después, Corea del Norte, ayudada en buena medida por su vecina del sur (que al empatar con Irán hacia que a los norteños les valiera el empate para quedar segundo de grupo), vuelve a los mundiales, dejando fuera a selecciones en teoría mas potentes como la iraní o la de Arabia Saudí, que tiene aun la oportunidad de entrar a través de la repesca.

Australia, las dos Coreas, Japón…el poder futbolístico en Asia, parece trasladarse sin remisión (a pesar de la decepción china) hacia Oriente.

Los oceánicos brindan con champán por su decisión de trasladarse de confederación, que al tiempo de elevar su nivel al enfrentarle a rivales mas complicados, le facilito el pase, apenas sufrieron por la clasificación. Los japoneses y los surcoreanos, siguen demostrando que parecen estar un paso por delante del resto de Asia…y Corea del Norte…ahora debe seguir demostrando su crecimiento en el Broadway del balompié, en los terrenos de juego de Sudáfrica 2010, allá donde se tejen las leyendas, sobre el césped de un campo mundialista...44 años después.

6 comentarios:

cityground dijo...

Buen artículo, lo que hizo Corea del Norte en el mundial 66 fue increíble, su triunfo sobre Italia uno de los momentos míticos de los mundiales y en cuartos se lo hizo pasar muy mal a Portugal.

Es un país muy extraño, vi un reportaje hace un año y me quede asustado, con un culto al líder enfermizo y con sus desfiles coloristas y multitudinarios, con sus misiles y por contra la gran pobreza del país. Ahora parece que tienen un buen equipo de fútbol, ha sido toda una sorpresa porque Arabia Saudí e Irán parecían superiores, pero es un equipo muy organizado (como no podía ser de otra manera) y con algún jugador interesante que militan en Rusia y Japón.

Almogabar dijo...

A muchos no les gustará esta clasificación (no hablo de temas políticos, sino que hay gente que se erige en paladín del buen fútbol y preferirá a Irán o Arabia para el Mundial) pro a mí me gustan estas sorpresas en las fases de clasificación... sólamente ocurre en las grandes citas.

Lanzo una pregunta: ¿Creeis que debería integrarse la Confederación de Fútbol de Oceanóa (OFC) dentro de la Asiática (AFC)?Creo que hasta el Mundial 82 los equipos de Oceanía participaban en la previa de Asia...

Creo que sería muy beneficioso para selecciones como Nueva Zelanda y además no sería muy traumático para la AFC, ya que actualmente se compone de 4 sub-confederaciones o federaciones, con entidad y competiciones propias (principalmente para evitar grandes desplazamientos en los partidos previos): ASEAN (Sud-Este y Australia), Este de Asia, Oeste de Asia y Centro-Sur de Asia.

Jose David Lopez dijo...

Nos hemos leidos pensamientos. En El Enganche hemos publicado un post antiguo para celebrar esta nueva clasificación. Un saludo cafeteros.

Martín dijo...

@Almogabar: A mi me pasa como a ti Almogabar, en ambas cosas, me gustan las sorpresas, y llevo pensando desde que Australia se metio en la AFC que la confederacion de oceania no tiene sentido alguno.

De hecho creo que si se terminaran por crear cuatro grandes confederaciones unicamente: Europa, Africa, Asia-Oceania y America(unida al completo), mucho mejor...

Federico dijo...

si estoy de acuerdo con eso de unir las federaciones, martin tenes razon en que la federacion de oceania no tiene razon de ser, en cuanto a lo de america yo ya lo habia pensado hace bastante, es mas hay selecciones actualmente que estan sudamerica y participan en la concacaf

cityground dijo...

A mi quitando temas políticos (que no los mezclo nunca con el deporte) la clasificación de Corea del Norte me ha agradado, me gusta ver a nuevos países en los mundiales.

Sobre lo de Oceanía pues no lo tengo claro, por pequeño que sea cada continente merece tener su propia confederación, ademas tal como esta montado la clasificación mundialista jugando contra el quinto de Asia, Oceanía es casi un subgrupo asiático, me parece peor que America tenga dos confederaciones.