.

.

La Ligue 1 aparece como alternativa

La cuarta jornada de la fase de grupos de la Champions League nos desvela un escenario al que le faltaban detalles por contrastar pero que ya se ha convertido en realidad: los representantes franceses se han convertido en seria alternativa al poder establecido por ingleses, españoles e italianos, o al menos esa es la impresión general cuando aún restan dos jornadas para la finalización de la liguilla. En esas aparecen el Lyon de las estrellas, el refrescante Girondins de Blanc y el intermitente OM del que Deschamps quiere hacer un equipo digno a su rica historia.

Del Burdeos ya hablamos el otro día sobre el serio partido que hizo en Munich, dejando al filo de la eliminación a un Bayern que ya no depende de si mismo. En cuanto al O.Lyon, se encuentra en mejor forma en la Champions que en la Ligue 1, aunque sus inmediatos precedentes en la máxima competición hacen dudar de su verdadera solvencia. ¿Son de verdad un equipo del que fiarse o solo el clásico animador que cae cuando se enfrenta a los históricos? Viéndolos en ambos choques contra el Liverpool me dejan sensaciones encontradas, pues si bien han sabido reponerse a ventajas en contra e incluso imponerse en Anfield no es menos cierto que su rival tuvo muchas bajas, nunca se han sentido cómodos sobre el césped y no jugaron con la fluidez que de ellos se espera. Eso sí, arriba hay tanta dinamita que te golpean aún sin merecerlo, facultad que solo poseen los más grandes.

En cuanto al O. Marsella, ¿será capaz de desbancar a alguno de los gigantes con los que comparte estadía? En menos de dos semanas tendrá oportunidad de sumarse a sus compatriotas si obtiene un resultado favorable en San Siro, donde deberá al menos empatar para mantener alguna chance en una fecha final en la que recibirá en el siempre excitante Vélodrome al R.Madrid.

Pero una cosa son las liguillas y otra bien distinta las eliminatorias a vida o muerte, donde deberán mostrar el verdadero potencial que atesoran, lo que diferencia a las sorpresas de las confirmaciones, a los buenos de los mejores. La historia, que no miente, dice que los franceses solo han levantado una vez la Orejona (aunque en varias ocasiones otros clubes pudieron hacer lo propio), por lo que el reto para el trío galo no solo tiene tintes históricos sino también reivindicativos. ¿Serán capaces de arrebatar la corona a los titanes de las grandes ligas o seguirán siendo los animadores que caen a las primeras de cambio?


5 comentarios:

Prera dijo...

Tengo muchas ganas de ver al Girondins contra algún grande, como dices. será su prueba definitiva

un saludo desde cultura-de-futbol.blogspot.com

Mauricio dijo...

Si, se estan rebelando los franceses. Ya era hora

El Abuelo dijo...

Hola. Quería comunicarte que se está realizando el primer concurso del mejor blog deportivo y del mejor hincha 2009. Para registrarte entra a:

www.unidosporeldeporte.blogspot.com

Gracias y un abrazo

Anónimo dijo...

Hola, te invito a participar en el I Mundial de Debate Futbolístico. Las bases y el funcionamiento están en el siguiente artículo.

http://nuestrofootball.blogspot.com/2009/11/mundial-de-debate-futbolistico.html

Esperamos tu participación.

Vanenburg dijo...

Simplificando diría que el O. Lyon tiene la mejor plantilla -aunque con tanta lesión en defensa, y Toulalan de central parezca que no- y que sus resultados no acaban de estar en consonancia con los jugadores que tiene. De medio campo para arriba tienen alternativas constantes y, aunque, como dices, en Europa están muy bien, en la Ligue1 no acaban de despegar.
Que el Girondins es el que mejor juega, diría que no está lejos del Barça en absoluto. Hay jugadores que me entusiasman, ya no hablo de Gourcuff, que está uno o dos escalones por encima en Francia, sino de Ciani o Chamakh, Chalme o Trémoulinas.
Que el O.M. es un equipo muy sólido, y no tiene ningún jugador que sea nada del otro mundo, pero Deschamps está haciendo un trabajo alucinante y siempre están ahí, pesados, manteniéndose en el partido (el 5-5 del domingo pasado es una muestra de ello)
A mí el equipo que me ha sorprendido -sólo lo he visto tres partidos, ojo- es el Mónaco. Me ha parecido un equipo muy dinámico, organizado, con una idea coherente de a qué juega y algunos jugadores más que interesantes como Mongongu o Alonso -que me gusta desde hace mucho tiempo-
Apenas he visto al PSG, y además está el Auxerre de tercero en la liga, -no lo he visto, pero por algo será- y el Lille siempre está ahí, y he visto a Gervinho en diversos resúmenes como un cañón.
En fin, ver partidos de la liga francesa este año, para mí, ha resultado un bálsamo de aire fresco, porque la única liga que sigo con bastante asiduidad es la 2ª española y en fin... Así me va