.

.

Aquí un superviviente

No, no me he hundido con el barco pese a que está haciendo aguas. Tampoco se vino anoche abajo el transatlántico como para una evacuación masiva, pero esta parece de esas veces en las que todos se bajan ante el descalabro. Al menos de tal forma hay que catalogar lo sucedido anoche en el Santiago Bernabéu, donde un buen equipo (y solo eso) echó a la calle a un aspirante a la gran corona continental, en su casa donde para más inri se celebrará la final del certamen. Ilusión al traste para muchos, entre los que me incluyo y menos mal que por precaución no compré mi entrada hasta que finalizase este partido (ya están disponibles desde anteayer 11.000 localidades en la web de la UEFA), cosa que no hice luego aunque si llegase el Inter…

La verdad, el palo anímico ha sido duro. Yo si soy de los que respeta a cada rival se llame como se llame, aunque la lógica diga que anoche debía pasar el Madrid, como así tuvo que ser. Su contrincante no fue mejor ni en la ida ni en la vuelta, pero supo sacar provecho de sus armas mejor que el conjunto merengue, huérfano de actitud en la ida y excesivamente fallón de cara a puerta en la vuelta. Al descanso la ventaja pudo ser bastante amplia, pues si el juego no fue excelso ni alcanzó las cotas de asedio de la noche ante el Sevilla del pasado fin de semana, si que dio para crear suficientes ocasiones como para dejar casi finiquitados partido y eliminatoria.

Las sensaciones al paso por vestuarios no eran buenas. El O. Lyon seguía más que vivo manteniendo sus opciones intactas de cara a un segundo tiempo donde si no marcábamos pronto daríamos alas a un rival que iba a acabar teniendo su oportunidad. Y así fue, Pjanic igualó el choque y congeló mi blanco corazón, que no entiende como un proyecto así se estrella de esta manera ante un rival digno pero inferior que se ha convertido en bestia negra contemporánea para éste club, mi club.

¿Será más sencillo que todo eso? ¿Se puede reducir todo a las ocasiones desperdiciadas los primeros 45’ de juego de anoche? ¿A la mala suerte por el poste de Higuaín o a que casi en la única llegada seria hasta ese momento igualasen los visitantes? ¿Al técnico o algún jugador determinado? Me niego, pero no por típico no deja de ser cierto el tópico: el fútbol castiga a aquel que perdona, no entiende de merecimientos sino de goles. Así de tajante, de duro y cruel es, aunque si nos quita el sueño, nos lleva de fiesta y nos enloquece es precisamente por lo inexorable de los caminos de este juego que hoy para mi es maldito, pero ojalá pronto invierta de nuevo la tendencia para devolverme esa alegría incontenible del gol soñado, del momento anhelado que por fin se cumple. Quién sabe, quizá este verano unos chicos de rojo consigan devolverme la sonrisa…

5 comentarios:

Garrincha dijo...

Espero que me perdonéis que haya personalizado tanto en este post, pero necesitaba cierto desahogo. Como siempre intento ser sincero, y anoche entre la gripe y el fútbol no pude dormirme hasta bastante tarde. Por desgracia, me afecta el fútbol mucho más que casi cualquier otra cosa, no lo considero un juego sino más un sentimiento ... en fin, no me enrollo más, ahí tenéis eso para despotricar contra mi Madrid ;)

Un saludo!

xtaoth dijo...

Bah, no voy a hacer leña del árbol caído (al menos no aquí, que entre mis colegas estoy haciendo como para montarme un aserradero >:D).

Lo que más me preocupa es que el Madrid haya caído tan 'fácil'. Sí, fácil, lo siento. El Madrid sólo se ha presentado a 45 de los 180 minutos de la eliminatoria. Sí, perdonó en los 45 primeros minutos, como hizo el Lyon en la ida, pero en los segundos 45... Bueno, poco hay que explicar.

Explico lo de fácil. Cierto que pasó apuros (pero es que eso es algo que se presupone en unos octavos de champions, que te pongan en apuros...), pero con dos meros ajustes se comió toda la ofensiva madridista con patatas. El Madrid podría haber pasado, y no hubiese sido injusto (como tampoco fue injusto el pase del Lyon), pero si hubiese pasado, en cuartos se lo comen vivo.

...Y me da rabia... me da rabia... Es el lider de la liga, y caer así de fácil implica que los otros dos que quedan o tienen un as escondido en la manga o veo un año muuuy negro.

PD: Tengo curiosidad por ver los próximos rivales del Madrid, si habrá alguien capaz de plantearle un partido como lo hizo el Lyon. No espero el mismo resultado (al fin y al cabo no es un cualquiera), pero si el Madrid sigue ganando tan fácil a pesar de todo, entonces se confirmarán mis temores de la 'escocialización' de la Liga.

jpx dijo...

Tu post está sublime, como te puedes imaginar lo siento muy cercano.

El Lyon no ha sido mejor en ninguno de los dos partidos, pero peor tampoco. Sí creo que ha sido más inteligente que el Madrid, sabiendo plantear muy bien el primer partido, sabiendo sufrir cuando tocaba, sabiendo dar el retoque en el descanso de ayer.

Todo eso son aciertos del rival, quizá el demérito del Madrid (o de Pellegrini) fue no saber contrarrestarlos. O no poder.

Pensaba, cuando el mediocampo del Lyon empezó a comerse al del Madrid en la segunda parte, en las posibilidades que tenía Pellegrini. Gago (casi un exfutbolista), Diarra, Van der Vaart y Raúl. El primer fallo creo que fue dar el timón a Guti, un jugador que no aguanta más de media hora de esfuerzo, a Granero, nuevo en estas lides, y a Lass, quien se diluye cual azucarillo cada partido que se le pone de mediocentro, el primer balón que perdió era imperdonable.

Higuaín, buen jugador, pero está adquiriendo los vicios de la peor versión de Raúl. Egoista, fallón en las citas frente a equipos de nivel, y recolector de goles contra equipos medianos y/o pequeños.

Anoche faltó Van Nistelrooy, qué lastima haber vendido a un futbolista tan útil.

El que me encantó ayer fue C. Ronaldo. Está a años luz de cualquier futbolista, de cualquiera, de la plantilla.


Por lo demás, todo lo resume tu frase, el fútbol castiga al que perdona, no entiende de merecimientos, sino de goles.

Un abrazo.

Iñaki dijo...

Antes que nada, no hay que pedir disculpas por personalizar demasiado. Para eso están los blogs, para expresar las opiniones que cada uno tiene.

En cuanto a la eliminatoria yo sí creo que el Lyon ha sido superior al Madrid salvo el primer tiempo de ayer. Pudo haber puesto el cruce de cara con las dos ocasiones de Higuaín (la seguda imperdonable que no se la ceda a Ronaldo) pero perdonó y en Champions se suele pagar.

Con la "muerte física" del Madrid y los cambios de Puel, que le salieron a pedir de boca, los franceses dominaron el partido y no pasaron apuros.

Por cierto, que importante es en el fútbol actual hacer gol en campo contrario y que difícil es levantar un 1-0 en contra.

Un saludo desde 'El Futbolín'

cityground dijo...

Para mi el Lyon si que fue mejor en la ida y en la segunda parte de ayer, es verdad que no lo fue tanto como el Madrid de la 1ª parte donde pudo sentenciar la eliminatoria. Acertó Puel con los cambios y creo que el Madrid pago el esfuerzo del partido del Sevilla o la ansiedad por no haber sentenciado la eliminatoria porque su bajón de la 2ª parte fue espectacular.

No me entristece mucho la eliminación de los blancos (tampoco es que brindara con champagne), pero es que el único equipo que quiero que haga algo grande en la Champions es el Sevilla (el Atleti duro poco), lo siento pero estoy hasta el gorro del Madrid y Barcelona y de su prensa afín. En España hemos llegado a un punto donde solo existen esos dos equipos y los dos rivales de ellos del fin de semana, lo demás nada.

Si el Barca sigue en la Champions veo mas favorito al Madrid para la Liga, solo con un partido por semana va a ser difícil que cedan muchos puntos viendo el nivel de la liga española, ¿la mejor del mundo?, ja, ja, ja...

También soy de los que les afecta las derrota de sus equipos y eso que siendo de la Real estoy mas que acostumbrado.