.

.

Toluca y Santos chocan por el Bicentenario

La tierra hermana de México conmemorará el próximo 16 de septiembre su segundo siglo de independencia, declarada tal fecha de 1810 respecto a España. Es por ello que el torneo se llama Bicentenario, como homenaje a héroes como Miguel Hidalgo y Costilla (considerado Padre de la Patria mexicana) y conmemoración de tamaño hecho histórico.

Pero más allá del necesario apunte hemos de entrar en materia futbolera. Así, como viene sucediendo en México desde que se implantó el sistema de Liguilla (por grupos pero con tabla clasificatoria conjunta) que da paso a las posteriores eliminatorias, cayeron los favoritos antes de tiempo. Al menos desde que tengo memoria, aunque seguro que me equivoco en algún caso, casi siempre cae el Superlíder como ha sucedido en esta ocasión con el desmembrado Chivas, que debió ceder a medio plantel titular al combinado nacional de cara a la preparación del mismo para el Mundial de Sudáfrica.

No obstante si bien el Rebaño Sagrado ocupó la primera posición gran parte del torneo regular, en especial gracias al récord de las 8 victorias consecutivas de inicio, fue Monterrey quien finalizó puntero. De nada le sirvió tampoco, pues claudicó en cuartos de final ante Pachuca tras caer en ambos choques, una suerte que también corrió Chivas contra Morelia, particular bestia negra tras haberlos derrotado las tres veces que se han enfrentado en apenas un mes, aunque los de Guadalajara aún mantienen la baza de la Copa Libertadores (en la que ya están en semifinales tras apear este martes a Libertad de Paraguay).

Toluca y Santos Laguna se deshicieron de América y Pumas respectivamente, dando paso a unas semifinales Pachuca-Toluca y Morelia-Santos Laguna en la que esta vez sí se impondrían los favoritos.

El empate de la ida a dos tantos en el Estadio Hidalgo dejaba todas las espadas en lo alto de cara a la revancha, donde los Diablos Rojos hicieron valer la localía para imponerse por la mínima con mucho sufrimiento ya que los Tuzos vendieron muy cara una derrota probablemente inmerecida por la gran cantidad de ocasiones que gozaron para anotar. Está claro que no siempre se puede tener la fortuna de cara.

La otra llave se resolvió de forma mucho más sorprendente. Si bien el primer encuentro se cerró con un peleado 3-3 en cancha de Morelia la vuelta fue un paseo militar para Santos, que masacró a la contra a sus rivales con un aplastante 7-1 (ver vídeo a continuación) con un claro protagonista: el delantero Oribe Peralta, autor de un hat-trick que selló para los suyos el pase a la final que dará comienzo hoy mismo en el Nuevo Estadio Corona (en Torreón, casa de los Guerreros) y se resolverá el domingo en el Nemesio Díez de Toluca, buscando estos últimos su 10º título mientras Santos peleará por el 4º.



Desde aquí como siempre estaremos atentos al desenlace del siempre apasionante torneo mexicano, más aún en una ocasión tan especial como esta.

No hay comentarios: