.

.

Scudetto 2009/2010: viejas caras para nuevas esperanzas


Es difícil determinar el momento en que uno pasa del centro del escenario a un lateral secundario. Normalmente no sucede de un día para otro, espectacularmente, sino que el tema suele tener causas profundas que se van desarrollando lentamente. En ese sentido, parece claro que el calcio, el que fuera el campeonato più bello del mondo, se ha visto claramente superado por el poderío de las ligas inglesa y española. No por casualidad, claro: chanchullos que adulteraban ligas, balances presupuestarios con imaginación desbordada, violencia en las gradas (y fuera de ellas) han dado como resultado un campeonato italiano que ya no atrae como antes, ni a los aficionados, ni a estrellas como Kaká o Ibrahimovic.
La reconstrucción será lenta. Como en los sistemas políticos podridos se necesitarán sobre todo reglas claras y transparencia que eviten escándalos como el de Moggi, así como nuevas ideas para devolver confianza a los aficionados que no entienden ir al estadio como una preparación para la guerra (ahora, por ejemplo, están probando con la tessera o el carné de aficionado, que en teoría controlará mejor quién ingresa a las gradas).

Mientras tanto, hoy se inicia un nuevo campeonato, que sigue más o menos la tónica de los dos últimos. Un Inter, en principio más fuerte que el resto de equipos, que mantiene la base del último scudetto añadiendo un refuerzo en cada parte de la columna vertebral de la squadra (Lucio, Motta, Milito y Etoo). Una Juve, ahora entrenada por Ciro Ferrara, que continúa esa línea ascendente lenta pero constante y a la que se unen el viejo Cannavaro, Felipe Melo y el gran fichaje de la temporada, el brasileño Melo. En el Milan de Leonardo, sin embargo, las cosas pintan tan grises como en las temporadas pasadas: tras perder ocho partidos amistosos en pretemporada y ver cómo se marchan Maldini y Kaká, el equipo peleará por el liderato con la viejísima guardia a la que se ha añadido Huntelaar.

Por detrás de las tres candidatas, existe curiosidad por ver qué Roma nos encontramos: la que peleó por el descenso en la primera mitad de la pasada temporada o la que ofreció un relativo buen juego a final de campeonato. En la capital continúan prácticamente las mismas caras, a la espera de un delantero que compita con Vucinic. La Fiore (posible cuarto equipo en Champions) se ha reforzado con el viejo conocido Cristiano Zanetti y seguirá confiando en la dupla Mutu-Gilardino. Casi ningún cambio en la Lazio, que al menos tiene el subidón moral de haber conseguido la Supercopa en Pekín. Ilusiona el Genoa de Gasperini, que ha perdido al gran Milito a Motta y al portero Rubinho, pero que incorpora a tres conocidos en España: Lucho Figueroa, Moretti y Zapater.

Hay curiosidad por ver cómo evolucionan un Nápoles que el año pasado fue de más a menos (mantiene el bloque, añadiendo a Quagliarella) y una Samp (con Cassano) que siguió la trayectoria opuesta.
Por abajo, se nos fue el Toro, pero regresa el (por un breve tiempo) esplendoroso Parma (con Bojinov como estrella), el Bari que tan buena imagen dio en B (y que parece que será comprado por un millonario texano) y el Livorno al que vuelve el ídolo Lucarelli. Junto a Chievo, Siena y Catania, lucharán por mantener la categoría.

Un campeonato, pues, aparentemento devaluado si se compara con los oropeles de aquellos finales de los 90. Valdrá la pena y será, sin duda, mejor si la crisis ha servido para que dirigentes y aficionados hayan aprendido la lección de que las cosas que se hacen mal suelen acabar mal.

3 comentarios:

Martín dijo...

Pues de la serie A basicamente espero que el Inter no gane el titulo (y si puede ser, tampoco el Milan), y que la Fiorentina haga algo decente(el titulo de copa, clasificarse para la champions...).

Por lo demas, lo que mas me interesa en Italia es que el Torino vuelva a primera.

Garrincha dijo...

Comenzó con victoria el Milan (1-2 en Siena, ambos de Pato) mientras Fiore y Bolonia igualaron a un tanto.

En cuanto a lo que será el año de mi Inter creo que sigue adoleciendo de la figura de un conductor en la media. Hace falta o un mediapunta creativo (como el propio Diego) o un conductor de juego tipo Cesc, que sepa distribuir con criterio y esconder la pelota cuando sea necesario.

Creo que en esta ocasión habrá mayor igualdad entre Inter y Juve y veremos un campeonato bonito.

Un saludo!

Pd: Totti lleva un comienzo increíble, ¿mantendrá la tónica o será solo una racha?

luismadrid1985 dijo...

Yo espero que nuestro querido Inter, con el fichaje de Sneijder haya encontrado por fin el tre-quartista que necesitaba, gran futbolista.

A la Roma, con un espectacular Totti que lleva 10 goles ya esta temporada la espero luchando por la Champions y entrando en ella olgadamente. Por lo demás, ni Juve, ni Milan me entusiasman, lo que pasa es que la Juve gana siempre, es lo que hay... la Juve ha vuelto.