.

.

Genoa: la linterna vuelve a brillar


Es natural que si el presidente es el dueño de una de las mayores empresas de juguetes (preparémonos para la avalancha de anuncios de Giochi Preziosi hasta el 5 de enero), su equipo intente jugar un fútbol bello. No, no es el Barça de Guardiola, ni el Brasil del 82, pero el Genoa ofrece fundamentos para borrar esa imagen del calcio como sinónimo de aburrimiento y pocas emociones. El equipo de Gasperini, ese tipo de entrenadores de porte elegante y planteamientos poéticos, ofrece un espectáculo eléctrico y bien elaborado, generalmente sobre la base de un 3-4-3, y que ya ha dado sus frutos: los genoveses son líderes de la Serie A, con tres victorias en tantos partidos.

El buen momento del grifone era algo que se venía intuyendo desde la temporada pasada, donde los goles de Milito llevaron al equipo a completar una gran segunda vuelta y a dejarle a las puertas de la Champions. Sin embargo, la marcha del delantero argentino, junto a otros pilares como Motta o el portero Rubinho arrojaron dudas sobre el funcionamiento del equipo en la nueva temporada. Dudas que aumentarían aún más cuando una plaga de lesiones asoló la delantera. A pesar de todo, el Genoa, capitaneado por el casi descartado (y viejo conocido) Lucho Figueroa, pasó sin muchos apuros la eliminatoria de Europa League ante el Odense y empezó con fuerza en el nuevo scudetto.

El primer encuentro, ante la Roma, fue precisamente el más vibrante de la jornada, con dos equipos que buscaron la portería a un ritmo frenético. Los rossoblù dejaron además detalles de calidad como una bonita jugada colectiva que acabó con el gol de Criscito o como el misil que envió el aragonés Zapater (nuevo mediocentro) en una falta directa. La segunda jornada, que les enfrentó al Atalanta, deparó más dificultades, que fueron finalmente resueltas con un tanto de Moretti (otro viejo conocido). Y el último partido, contra el Nápoles, supuso un más difícil todavía, con la expulsión de Criscito y el gol de Hamsik al filo del descanso. Ningún problema: dentro de un ritmo trepidante y un campo con muchos espacios, el Genoa consiguió voltear el partido hasta conseguir un 4-1, golazo de Mesto mediante.

Pleno de puntos, más una buena base conformada por talentos como Sculli, Figueroa, Mesto, Criscito, Floccari o Palacio: buenas razones para confiar en el Genoa, un equipo que, antiguo dominador de la liga italiana en sus inicios y que se quedó a las puertas de conseguir una estrella por un décimo campeonato, no ha tenido muchas alegrías en los últimos años, con varias temporadas purgando en B y un descenso en los despachos (2005) tras quedar campeón de la segunda italiana en el campo. Buenos tiempos, en general, para la ciudad de Génova, con una Sampdoria que acompaña a sus vecinos y a la Juve en los más alto del fútbol italiano. Disfrutemos, pues, del equipo de Gasperini y recemos para que mantenga su espíritu mucho tiempo.


5 comentarios:

cityground dijo...

En Genova debe alucinar con el Genoa y la Samp en la cabeza, como seguidor de la Samp espero que quedemos delante pero el Genoa creo que tiene mejor plantilla.

Me alegro por Zapater que es un buen tipo, parece que no le valía al Zaragoza en 1ª y ahora líder en la Serie A.

Tiene merito lo del Genoa porque hace solo 4 o 5 años estaba en la Serie C1.

Garrincha dijo...

Ciertamente es muy bueno lo que está haciendo este Genoa, aunque apenas hemos comenzado. Eso sí, el año pasado solo les separaron pequeños detalles de ocupar la plaza de Champions que hoy posee la Fiorentina, así que ojalá y porqué no, logren clasificarse al final de esta temporada.

Me gusta mucho el equipo conformado por Gasperini, es una gozada verlos jugar, especialmente cuando lo hacen en casa con esa enfervorizada hinchada.

Un saludo!

Anónimo dijo...

Creo que ya va siendo hora de dejar el tópico ese de que en Italia solo se juega al catenaccio, equipos como la Roma, el Inter, la Fiore o el Milan de hace un par de años practican un futbol muy atractivo y muy lejos del tópico de futbol defensivo que en España le achacan a todos los equipos italianos.

Julio dijo...

Mientras las excepciones se cuenten con los dedos de una mano y sobren dedos, el tópico será absolutamente cierto, porque no deja de ser una generalización que se aplica a la mayoria, no a todos.

En la Premier el tópico del juego directo, el balonazo arriba, el delantero que la baja, la pasa para que el que recibe la cuelgue ya pasó (aunque hay equipos que lo siguen a rajatabla, de la mitad baja de la tabla casi todos).

El tópico italiano lo tienen bien merecido y ganado a pulso. Aunque su mayor problema no es ese, sino la falta de calidad.

Julio dijo...

Perdón, no quise decir que en la mitad baja de la tabla todos los equipos sean los típicamente ingleses, sino que que casi todos los que hay, están en la mitad baja de la tabla.