.

.

La Champions vista desde la óptica de los humildes

Siendo un hito histórico para la mayoría de los clubes humildes el hecho de haber alcanzado la fase de grupos de la Liga de Campeones que está por comenzar en apenas unas horas, no por ello deben dormirse en los laureles y dejarse llevar hasta una eliminación que si bien es más que probable pese a todos sus esfuerzos bien podría reportarles una gloria inesperada para propios y extraños cuando iniciaron sus proyectos de sueños de grandeza.

A la alegría que nos supone la edición más democrática desde tiempos pretéritos (con equipos de hasta 17 países distintos) hemos de sumar la participación de muchos nuevos conjuntos por primera vez en el máximo torneo continental, que si bien algunos de ellos son “nuevos ricos” en su país convendremos que en comparación con los grandes monstruos europeos no solo el potencial económico sino también futbolístico es bastante inferior. Eso sí, a ilusión difícilmente les ganará alguien. Estos son a nuestro juicio los planteles más modestos (y que más seguiremos) durante la campaña 09/10 de la Champions League:

Maccabi Haifa (Grupo A)
Quizá el más grande de todos los clubes a tratar sea el israelí, con 11 ligas en su palmarés (tercero en su país) y una aparición en el certamen en la 02/03, donde no les fue muy bien, algo que probablemente vuelva a repetirse en esta ocasión pues su grupo aglutina a tres clubes de potencial a priori bastante superior. ¿La esperanza? Como la de todos los humildes será hacerse todo lo fuerte posible en casa y realizar buenas presentaciones fuera, donde no olvidemos que ya se sobrepuso al Red Bull Salzburg apostando por el ataque con un juego combinativo que les dio gran resultado.

VFL Wolfsburg (Grupo B)
Seguramente sea (junto al AZ) el equipo cafefutbolero con más chances de superar la fase de grupos debido al nivel de sus rivales en esta fase. Ni Besiktas ni CSKA Moscú parecen superiores al campeón germano, que ha mantenido el bloque que le llevó a la corona de la Bundesliga la pasada campaña. Incluso, quien sabe si serán capaces de superar a un Manchester United cuya calidad (no solo en cuanto al juego sino también en lo referente al plantel) ha bajado respecto al del año anterior, aunque en honor a la verdad el momento actual de los de la Wolkswagen no es demasiado halagüeño, con varias dolorosas derrotas consecutivas en su campeonato nacional.

FC Zúrich (Grupo C)
Complicadísimo para el campeón suizo, con el nuevo Real Madrid (precisamente debutarán en casa ante ellos), el viejo AC Milan y el emergente O.Marsella de Deschamps. Intentarán hacer del Letzigrund un fortín para dar pelea e intentar al menos luchar por el pase para las eliminatorias de la Europa League, a priori el objetivo más ambicioso que pueden marcarse visto el potencial de sus contrincantes.


APOEL Nicosia (Grupo D)
Otro que lo tendrá bien difícil no ya para seguir en Europa, sino al menos para igualar el gran papel que realizaron la pasada edición sus compatriotas del Anorthosis Famagusta, será el APOEL, cuyos compañeros de aventura serán el potente Chelsea, el siempre peligroso Oporto y el imprevisible Atlético de Madrid, todos ellos con la obligación de lograr un pase para octavos que esperemos los chipriotas ayuden a encarecer con un honroso papel. Serán sin duda el equipo al que más apoyemos dado lo humilde de su origen.

Debreceni VSC (Grupo E)
Fundado en 1902, no ha sido hasta esta misma década cuando han alcanzado la gloria en casa que les ha llevado hasta esta instancia. Esta gran evolución a nivel local no ha dado sus frutos en el ámbito internacional hasta ahora. Eso sí, si fuera hincha de los magiares estaría de enhorabuena no solo debido al gran nivel competitivo de sus oponentes sino también por la oportunidad que supone visitar el mítico Anfield, la preciosa ciudad de Florencia o enfrentarse al rebosante de talento O.Lyon. Qué duda cabe que su destino es la última plaza, pero el simple reconocimiento que supone usar el estadio que lleva el nombre del héroe nacional Ferenç Puskas además de reflotar el antaño glorioso balompié húngaro es el mejor de los honores que pueden alcanzar. Todo lo que llegue de ahí en adelante será bienvenido.

FC Rubin Kazan (Grupo F)
El nuevo campeón ruso (y actual líder de su campeonato) lo tendrá muy complicado para superar al vigente campeón europeo y al enésimo proyecto del Inter si quiere acceder a los octavos. Además, el Dinamo de Kiev no será un fácil escollo en la pugna por la tercera plaza que da el boleto a la Europa League. Ojo, no queremos descartar desde el inicio al Rubin, pero la chance de sorpresa así como la composición del calendario complica mucho sus opciones.


FC Unirea Urziceni (Grupo G)
El cartel de cenicienta puede venirles como anillo al dedo a los rumanos en un grupo no excesivamente fuerte (a excepción de un Sevilla del que se espera dé la talla) pero si bastante equilibrado. Tras lograr hace unos meses su primer entorchado nacional la Champions se presenta como un bonito reto para afición y jugadores, cuya esperanza pasa por lograr la máxima cantidad de puntos en el vetusto Tineretului y arañar algún empate fuera sobre el que cimentar la soñada sorpresa.

AZ Alkmaar (Grupo H)
La gran campaña de los chicos que dirigió Van Gaal la pasada temporada (ahora Ronald Koeman está al mando) concluyó no solo con un incuestionable título liguero sino con un juego innovador, fresco y ofensivo que devolvió a la gloria a un club que ya la vivió a finales de los 70 y primeros de los 80. El cambio de técnico no ha sido óbice para desestructurar un plantel que juega de memoria desde el prometedor arquero argentino Sergio Romero hasta la dupla ofensiva que conforman el belga Dembelé y el marroquí El Hamdaoui (menos asiáticos, esta pequeña sucursal de la ONU tiene al menos un jugador de cada continente). Si son capaces de jugar al nivel que los llevó a imponerse en la Eredivisie no solo tendrán muchas posibilidades de superar a Standard y Olympiakos, sino también de complicar al Arsenal, con el que seguramente se vea un bonito partido a tenor de la apuesta futbolística de ambos.

Por tanto, solo Wolfsburg y AZ aparecen a priori como verdaderos aspirantes a pasar a octavos, aunque ojalá erremos en nuestra apuesta inicial y sean muchos más de este conjunto de humildes los que bajen los humos a los gigantes del fútbol europeo.

1 comentario:

Martín dijo...

Hombre, a mi me cuesta calificar al AZ de humilde (aunque lo entienda en el contexto), aunque solo sea por haber llegado ya a la final de una competicion europea (aunque fuera hace decadas), o al Wolfsburg, por su poder economico. Supongo que veo diferencia entre "novatos" y humildes.

De los equipos que has citado, deseo que lo hagan bien sobre todo el Maccabi y el Apoel (Y el Unirea con todos menos con el sevilla :-P).