.

.

Lejos del hogar, cerca de casa

Por Fernando Curto
Márius Trésor, Lilian Thuram, Florent Malouda, Bernard Lama y Florent Sinama Pongolle. Ustedes se preguntarán qué tienen en común estos futbolistas. Si, son todos franceses. Pero tienen otra cosa en común. Todos ellos nacieron fuera de la “Francia continental”. Es decir, que han nacido en algún territorio de ultramar francés.

Si bien todos ellos decidieron representar a la Selección de Francia, (quizás porque las selecciones de Guadalupe, Martinica, Guayana Francesa o Réunion no están afiliadas a FIFA) son jugadores que nacieron a decenas de miles de kilómetros de la capital de su país. Quizás, si sus familias no hubieran emigrado a Francia, huyendo del hambre y la pobreza, nunca hubieran llegado a ser los geniales futbolistas que todos conocemos. Es por eso que, ellos les deben todo su desarrollo a los clubes en tierras galas, mas allá del talento innato que poseía cada uno. Hace poco, Martín nos hablaba de la tragedia del vuelo 764 de Surinam, en el que viajaban futbolistas nacidos en esta ex-colonia holandesa (y que jugaban en los clubes más importantes de la Eredivisie) para disputar un juego contra el campeón surinamés, el Robinhood. Lamentablemente, la mayoría de ellos falleció.

De todas formas, si nos pusiéramos a pensar sólo un momento, éstos jugadores todavía están a tiempo de representar a su nación de origen. Esto fue lo que hizo el gran Jocelyn Angloma, un hombre muy ligado a su tierra natal (Guadalupe), que ha fundado centros dónde se enseña fútbol a los jóvenes, y que se ha desempeñado en la Copa de Oro de 2007 con la Selección de Guadalupe (logrando un meritorio pase a semifinales, dónde cayó con México). Pero, ¿cómo fue que Angloma pudo representar a Guadalupe, habiendo disputado antes partidos oficiales con la selección francesa? La respuesta es tan simple como odiosa. La Federación Francesa de Fútbol autoriza a cualquier futbolista nacido en un Departamento de Ultramar a representar a “Les Bleus”. Pero sólo un jugador que no haya disputado un partido oficial con la Selección de Francia en los últimos cinco años, y además haya nacido en el lugar dónde desea jugar, está habilitado para disputar partidos con alguna selección de ultramar (Guadalupe o Martinica, por ejemplo).

La cantidad de futbolistas “extranjeros” que han jugado en Francia es enorme. Incluso se podría formar un once con todos jugadores nacidos en Territorios de Ultramar, (Franck Grandel; Pascal Chimbonda, Michael Ciani, Ronald Zubar y Jean Jaurès; Dimitri Payet, Fabrice Abriel y Florent Malouda; Guillaume Hoarau, Laurent Robert y Florent Sinama Pongolle) el cual sería un equipo bastante competitivo.

Su servidor espera que, algún día, la FIFA acepte a éstas humildes selecciones, y que éstos jugadores no olviden dónde han nacido, porque, como dijo una vez Kennedy, “A una nación se la conoce por los hombres que produce, pero también por los hombres a quienes honra.”

8 comentarios:

Café Fútbol dijo...

Nuestro agradecimiento a Fernando por su colaboración desinteresada. Ya sabéis que si queréis postear alguna vez podéis enviarnos vuestras creaciones a cafefutbol@gmail.com y serán publicadas siempre que pasen nuestro selecto filtro juicioso-futbolero (?)

Un saludo!

mr nick dijo...

jejeje, entonces uno se pregunta cual es el nivel de CONCACAF, lugar de origen de estos magnificos jugadores.

cityground dijo...

Si que hay buenos jugadores de los territorios de Ultramar, recuerdo ese gran torneo de Guadalupe en la Copa de Oro, fue toda una sorpresa.

Interesante artículo.

Prera dijo...

Muy buena la frase final de Kennedy. Es un hecho que si no se acepta a estas selecciones se pierde potencial cultural, como también pasa en España con las naciones periféricas. Pero quien mueve el asunto son los grandes estados, y está dificil.

Mañana hay partidazo y oportunidad única para el Valencia de subirse al tren de la Liga. Que crees que pasará?

un saludo desde cultura-de-futbol.blogspot.com

Fernando dijo...

Yo disfruté mucho escribiendo el articulo, además es una forma de agradeceros por todo y para mi es un honor contribuir al Café.

Si estos futbolistas decidieran jugar para su nación de origen, quizás podríamos ver a Guadalupe o a Martinica en un Mundial (siempre la FIFA acepte a estas selecciones)

Saludos

Gabriela Miranda dijo...

Hola! navegando por otros blogs he encontrado el tuyo, me parece que tiene un contenido muy bueno y es super interesante.

¿Te gustaría intercambiar links? avisame por fa en mi blog ;)

Saludos.

Estoja dijo...

Muy buen artículo Fernando.
¿Sabes algo de Angloma? ¿Sigue jugando?

Fernando dijo...

Así es Estoja, Angloma sigue jugando en un club de Guadalupe (no recuerdo cual) y también sigue jugando con la camiseta de la selección de Guadalupe. Se desempeña de marcador central o mediocentro.