.

.

Durham, camino de record

Si alguien menciona el nombre de Durham en una conversación sobre deportes, la mente de la mayoría (al menos de los que ya hemos pasado los 30, sin llegar demasiado mas allá) se dirigirá casi inevitablemente fuera del circulo futbolístico y agarrara un bate de béisbol por el camino. Y es que los “Búfalos de Durham” (la película que unió a los hasta hace poco inseparables Robbins y Sarandon) es posiblemente la referencia mas conocida en la que aparece ese termino.

Pero a nosotros (al menos de momento) no se nos perdió nada por la población de Carolina del Norte y marcharemos raudos de allí, aunque no dejaremos del todo lo septentrional, ya que nuestro objetivo verdadero esta situado en otro norte, el de Inglaterra.

Durham, una pequeña ciudad (poco más de 40.000 habitantes), fue uno de los principales bastiones defensivos ingleses en su frontera con Escocia a lo largo de la edad media. Ciudad de largo pasado y cierta importancia histórica, situada en mitad de una importante zona minera de gran desarrollo durante la revolución industrial, tardo más de lo esperable en contar con un equipo de futbol que la representara. Hasta 1918 no se creó en Durham City, que tres años mas tarde, fue admitido como integrante de la Football league, entrado en el grupo norte de la tercera división (por entonces, el nivel mas bajo del fútbol profesional). Desde la temporada 1921-22 a la 27-28, su última como equipo de la liga, sus resultados no fueron precisamente gloriosos. Tras obtener su mejor clasificación en la campaña de su debut (11 de 20), la siguiente le vio quedar colista de la liga, no superando en las otras cinco el decimotercer puesto, e incluso siendo vigésimo y vigésimo primero (de 22 participantes) en sus dos ultimas temporadas.

Fallando en su reelección como miembro de la Football league (siendo substituido por el Carlisle United), el equipo volvió al campeonato donde había comenzado, la North Eastern League, donde en su reentree quedo en última posición, descendiendo a la segunda división de dicha liga. Ya que las cosas iban mal, no era cosa de torcer el destino con algo positivo…

En 1938 el club fue disuelto, resurgiendo en 1950. Desde entonces, continuó su penar por las ligas amateurs del norte de Inglaterra, hasta la temporada 2007-2008, en la que logró el primer puesto de la Northern League(9º nivel), ascendiendo a la Northern Premier League Division One North (8º nivel). Para sorpresa mayúscula, volvió a lograr el campeonato, ascendiendo hasta la Northern Premier League Premier Division (7º nivel), justo el escalón por debajo de la conferencia norte.

Allí, compartiendo grupo con otros equipos con pasado en el profesionalismo (como el Bradford Park Avenue y el Boston United), y con el popular United of Manchester, es donde el equipo debutó, en lo que debía ser un ilusionante momento, pero…

Como parece casi normal, conociendo la historia pasada del club, las cosas se torcieron. Antes de comenzar la temporada, el patrocinador principal se retiró, y con el se fueron casi todos los artífices de los ascensos. El conjunto se quedo sin jugadores, y tuvo que reunir en poco tiempo un nuevo equipo, a base de futbolistas jóvenes de la zona (muchos de ellos universitarios), con futuro por delante, pero sin experiencia en categorías de cierto nivel…

Y esto sin duda, se nota…y de que modo.

Tras veinte jornadas disputadas, el Durham, hizo pleno. Cuenta todos sus encuentros por derrotas, con una goleada por 8-0 como humillación máxima, y habiendo encajado hasta por seis veces siete tantos…cuatro de ellas consecutivas:

El 27 de octubre el Durham Caía por 0 a 7 ante el Kendal Town, el 31, 7 a 1 ante el Bradford Park Avenue, el 14 de noviembre cero a siete frente al Buxton, terminando su calvario el 28 del mismo mes, con el siete a uno que le propino el Hucknall Town.

En total, en 360 minutos de juego, 28 goles en contra y dos a favor, un gol cada 12 minutos… como decía, medio en broma, medio con amargura, el director de club, Austin Carney: “Al menos los aficionados están viendo muchos goles”.

Desde que comenzó la nueva temporada, el equipo recibió 98 goles (a casi 5 por encuentro), logrando solo 13 tantos. Números para echarse a temblar…

Pero dentro de lo malo, hay que decir que el club esta totalmente libre de deudas, y que ya esta planificando la próxima temporada con vista a volver a ser competitivos y, quien sabe, en un futuro poder volver a soñar con llegar a las conferencias. Mientras tanto, queda por ver si en las 18 jornadas que restan, logran al menos el glorioso objetivo de sacar un punto…y quien sabe, igual hasta tiran la casa por la ventana…y ganan un partido. Cosas mas difíciles se han visto.

2 comentarios:

cityground dijo...

Vaya resultados mas horribles, mucho merito los aficionados que vayan cada dos semanas a ver sus partidos de local sabiendo que casi seguro van a salir goleados. Al menos están saneados y le queda el consuelo que el futuro seguro que es mejor, peor es imposible.

A ver si sacan un empate, espero que nos informes.

Martín dijo...

Y el durham gano...y nada menos que al united of manchester, y fuera de casa(gracias a balax por la informacion):

http://es.soccerway.com/matches/2010/03/13/england/non-league-premier/fc-united-of-manchester/durham-city-afc/828360/