.

.

Horizonte negro en el noreste de Inglaterra

Una vez más (y esperamos que no sea la última) llega al Café la colaboración de uno de nuestros lectores, Fernando Curto nos trae la aproximación al sufrimiento que siente un seguidor de un equipo al borde del abismo, en la que esta siendo la peor campaña de su historia…os dejo con el.

El panorama es desalentador. La chance de salvación, ínfima. Dicen que lo último que se pierde es la esperanza. Pero si no se hace nada por ayudarla, acabará esfumándose.

La temporada pasada fue de terror. Se logró la salvación en la penúltima fecha, luego de penar en la zona de descenso durante la mayor parte del año, y gracias a la caída en el sprint final del rival directo en la lucha por salvarse. Y si a esto le agregamos que al Luton Town le fueron descontados 30 puntos por irregularidades, la cosa se torna aún más dramática. El desenlace final hubiera sido totalmente distinto.

Hoy, el Grimsby Town, aquel equipo habituado a jugar en la segunda división inglesa, que ganara el Football League Trophy en el año 1998, y que vivió sus años de gloria en la década de los 30, en la que logró el 5º puesto en la Division One (máxima categoría inglesa en ese entonces), se encuentra hundido en la miseria, al borde del abismo. En sus 132 años de existencia este equipo del condado de Lincolnshire jamás ha abandonado la Football League.
Es un club con una gran historia, pero que vivió la década más triste de su vida, puesto que cayó de la Championship hasta la League Two, y encima fue superado por sus máximos rivales, el Hull City (que está ahora en la Premier League) y el Scunthorpe United (en la Championship).

Al comienzo de la temporada 2009/10, la cosa no pintaba mal. Se había logrado la salvación de manera fortuita, sí. Pero se habían conseguido fichajes que ilusionaban a más de uno. El francés ex Toulouse, Akpa-Akpro, Peter Sweeney, Barry Conlon y Nick Colgan formarían parte de la nueva escuadra. Quizás este año sería el de la vuelta. O al menos, llegar a jugar los play-off. Luego de una pretemporada bastante buena, podía pensarse que los Mariners no pasarían apuros en la zona de abajo.

Pero cuando llegó la hora de la verdad, todo cambió. Los tres primeros partidos se contaron por derrotas, dos de ellos en casa, incluido un 0-4 contra el Crewe Alexandra. La barca del descenso volvía a navegar nuevamente por el estuario del río Humber. Recién en la cuarta fecha, el Grimsby conocía la victoria gracias a un ajustado 1-0 sobre el Bury. Después de eso, otra vez dos derrotas consecutivas (y otro 0-4, ésta vez frente al Port Vale) dejaban a los Mariners en zona de descenso. La cosa pareció mejorar, ya que luego de eso, se lograron 2 victorias seguidas y un pobre empate frente al colista Darlington. Quizás, la cosa mejoraría. 


Pero no. Siguieron 5 derrotas consecutivas que dejaron al equipo muy golpeado, y que le costó el puesto a Mike Newell. Durante los meses de Octubre y Noviembre, el equipo fue una sombra, puesto que cosechó 4 empates y 5 derrotas, con 15 goles encajados y habiendo anotado sólo 4. En el mes de diciembre, y con la llegada de Neil Woods, la cosa no cambió demasiado, ya que se lograron 3 empates y una derrota. Y el último partido jugado el 2 de enero, fue un empate a 1 ante el Bury.


El equipo lleva en zona de descenso 103 días (desde el 30 de septiembre). Se encuentra ubicado en la posición 23, y en 24 partidos disputados ha ganado 3, empatado 9 y perdido en 12 ocasiones. Lleva 18 puntos (10 más que el Darlington, aunque éstos con 3 partidos menos; a 4 del Lincoln City, que debe jugar aun 2 partidos atrasados; y a 6 del Cheltenham, con la misma cantidad de partidos jugados).


El panorama es tan negro como el cielo inglés un día de lluvia. El equipo no encuentra respuestas y no parece que pueda lograr la salvación. Pero, como dije al principio del artículo, la esperanza es lo último que se pierde. Y estoy seguro que todos los Mariners guardamos un poco ella en nuestros corazones.

3 comentarios:

cityground dijo...

Muy bueno el artículo Fernando, el Grimsby es todo un clásico de la Football League y espero que no descienda aunque tal como lo pintas lo va a tener complicado.

Al Darlington lo doy por descendido así que tenéis que adelantar a uno como sea, a ver si los empates se transforman en victorias. Sigo la League Two sobre todo por el Bradford y el Notts County.

Martín dijo...

Como dato positivo, el que se salvara la pasada campaña tras no haber ganado en las 16 primeras jornadas, y que por debajo de el el darlington parece un rival menos....

En lo negativo, este año no hay sancionados, ni se ve a ningun chester de la vida...

Ojala se salve, tras el Notts es el equipo que mejor me cae de esa division, casi el unico junto a las urracas que sigo sus resultados.

Fernando dijo...

Gracias por publicarlo, como no empezemos a ganar ya, la cosa va a estar muy complicada.