.

.

Guardiola y la gestión de la plantilla




Aviso que este es un artículo que algunos considerarán totalmente ventajista e incluso demagógico tras la eliminación del Barcelona a manos de un gran Sevilla en Copa. Un Sevilla que es el principal candidato, a día de hoy, para hacerse con el trofeo por méritos propios. Nadie, desde el Manchester United de Ronaldo en Mayo de 2008, había logrado algo semejante.

Pero, ya la pasada noche de Reyes, algo empezaba a fraguarse. El Sevilla asaltaba el Camp Nou llevándose la victoria por 1-2 en el partido de ida de su eliminatoria de Copa del Rey. Anoche en el partido de vuelta, el Barcelona veía como todo su esfuerzo de la segunda mitad se iba al traste gracias a un portentoso Palop, a la madera de las porterías de Nervión y al resultado de la ida. Habrá quien diga que el Sevilla se clasificó pese al árbitro por anular dos jugadas de gol a los sevillanos, aunque eso es harina de otro costal.

Al entrenador blaugrana le llovieron bastantes palos la semana pasada, amortiguados el domingo tras la goleada a domicilio frente al Tenerife, por la alineación mostrada por los culés en su estadio. Una alineación que incluía a diez jugadores de pleno derecho de la primera plantilla y al joven Thiago, como reciente incorporación de la cantera como única concesión. Además, durante el transcurso del choque saltaron al césped Xavi, Ibrahimovic y Messi. Ahí es nada. El Sevilla hizo de la necesidad virtud, y ante la plaga de bajas tuvo que sacar una alineación de circunstancias con una mezcla de habituales titulares con suplentes, reservando a Negredo para la segunda mitad, todos ellos también componentes de la primera plantilla. El resultado ya señalado en este artículo, dejaba al Barcelona entre la espada y la pared, y a su técnico, probablemente, con la duda de si continuar con el mismo núcleo de equipo que en la ida o dar un giro de volante y plantar lo más parecido a su once de gala, pese a las ausencias de Touré y Keita por la Copa de África de Naciones.

Guardiola, que siempre me ha parecido un tipo coherente e inteligente, optó por el volantazo. Un volantazo que podría haber supuesto el remontar la eliminatoria. Un volantazo que supone, sí o sí que diría Del Nido, señalar con quien cuenta y con quien no para los partidos importantes que restan por llegar. No me refiero a jugadores concretos, como Chigrynskyi, sino a todo el bloque. Los que algunos señalarían como los jugadores 13 en delante de la plantilla. El problema para Guardiola, creo que no es tanto el estar eliminados de la Copa (máxime teniendo opciones reales de Champions y de Liga) sino que por primera vez en 18 meses no ha sido coherente con sus decisiones y de manera inconsciente ha mostrado al mundo sus cartas, que quizá no son tantas, aunque sí son buenas. Si algunos lo señalaban como una especie de último romántico del fútbol, capaz de llegar hasta el final con sus ideas, esos mismos se habrán llevado una decepción. Porque el Barcelona ayer no necesitaba jugar bien, que fue lo que consiguió en la segunda parte. Sino ganar por dos goles de diferencia, que fue lo que no consiguió. Pero por el camino perdió algo de su halo de imbatibilidad.

Y eso, y el haber señalado a algunos, al igual que los trofeos logrados desde la temporada pasada, también es responsabilidad de Guardiola.

11 comentarios:

xtaoth dijo...

Me temo que no puedo estar de acuerdo. No entiendo cómo te puede haber decepcionado Guardiola, no lo veo. ¿Romanticismo?¿Que hay de romántico en jugartela en el Pizjuán con los suplentes?

Para mí romanticismo es ir a jugartelo todo a una carta, con la cara descubierta, poniendo todo tu arsenal, diciéndole a tu rival "Si nos quieres ganar, adelante, pero más te vale jugar bien, porque vamos a salir con todo".

Al Sevilla le sabe mejor haber vencido a este equipo, de la forma que jugó. A los aficionados del Barça les sabe mejor caer sabiendo que, para perder, al equipo contrario le tiene que salir el partido de su vida (exagerando un poco). Eso es un futbol noble, cara a cara, de poder a poder, yendo con todo.

¿Por qué entonces jugar la ida con los suplentes? Porque hasta ahora sus suplentes se habían bastado y sobrado. Eran lo suficientemente buenos incluso para plantarse en una final de copa y poner en aprietos a todo un Sevilla en el Nou Camp. ¿Es una traición quitarlos cuando las cosas se tuercen?¿Es señalarles con el dedo? buff... creo que eso son intentar verle tres pies al gato.

Los suplentes son suplentes. Punto. Ser titular en el Barça (y en cualquier otro equipo grande) implica ser más que un jugador que puede hacer partidos correctos. El Barça es un club ganador, y va a salir a ganar, el club es lo primero, los jugadores van después.

Y, a demás, Guardiola reconoce los fallos como suyos, no ha señalado a nadie más que a él. Defiende a toda su plantilla y los jugadores saben que cuentan con su confianza.

¿Y cómo saben que cuentan con su confianza? Pregúntaselo a Cáceres, Henrique, Deco, Eto'o y Ronaldinho. Cuando Guardiola señala a alguien, no se anda con tonterías...

Pablo dijo...

Ya lo decía Pep Guardiola: "si ganamos, escondéis las carencias; si perdemos, todo son problemas". Él confía en el equipo porque ve la evolución de sus jugadores día a día, nadie tiene la potestad de juzgarle gracias a lo que ha conseguido. Ha realizado menos rotaciones que el año pasado, sus razones tendrá. De momento sigue líder de la Liga y sigue vivo en Champions League.

Saludos desde La Pizarra

Fernando dijo...

Gigante el Sevilla, recordar que además del Manchester, el Chelsea fue el único equipo que no perdió con el Barcelona la temporada pasada.

jpx dijo...

@ xtaoth

La cuestión no es ser romántico o no serlo, la cuestión de fondo de esta situación es el no actuar de la misma manera que por ejemplo lo hizo el año pasado,cuando el Barcelona se las apañaba para ponerse todo de cara también con los suplentes o no.

El año pasado mismo, estuvo casi eliminado por el Mallorca (de hecho pasó de ronda porque Pinto paró un penalty a Martí), pero mantenía la congruencia para con ese núcleo de jugadores. Que el buen juego es un consuelo? puedo llegar a estar de acuerdo, pero primero son los títulos y los triunfos, más en equipos del nivel que estamos hablando. El Madrid de la Quinta del Buitre elaboraba un fútbol precioso, pero siempre se le señala que no pudo ganar la Copa de Europa.

Para mí, Guardiola tenía que elegir entre ser congruente, dando la cara por los jugadores que le jugaron la ida, u olvidarse de ellos y dar ese volantazo. ¿Qué era lo peor que podía pasarle?

Pues lo que le ha pasado.

@Pablo

En mi opinión todo es debatible, se tenga el expediente que se tenga, llámase Guardiola o Lillo la persona en cuestión.

En este mismo blog alguna vez se ha tenido el debate de si la única forma "legítima" para determinados medios de vencer es en base al tan alabable tiki taka del Barcelona, por ejemplo recuerdo que se debatió tras la eliminatoria con el Chelsea. Nadie discute sus títulos, pero cada persona tendrá sus opiniones.
Y el debate enriquece, creo.

Un saludo!

@Fernando
buen apunte lo del Chelsea, no es que no perdiera, es que lo tuvo como ayer el Sevilla hasta el golazo de Iniesta.

Martín dijo...

Aunque seguramente ando mas cerca de Xtaoth que de Juampex en este caso, añadir un par de cosas:

- Aunque Guardiola en general me cae bien, no soporto ese tono de martir que adopta de vez en cuando. Tan malo es a veces negar cualquier responsabilidad como lo contrario, pretender "asumirla toda" (pero creando una impresion de "pose", mirad que humilde soy...no se,no creo en Santos, asi que se me hace cuesta arriba pensar que pueda existir alguien de verdad asi...). Cuando se pone en ese plan, es de las poquitas ocasiones que me deja de gustar.

- Me parece MILAGROSO,INCREIBLE,INAUDITO, que el peor Sevilla del año,con enormes bajas y con la delantera titular ausente al completo, haya sido capaz de eliminar al Barcelona.

Me produce una alegria inmensa, pero al tiempo una sensacion de incredulidad enorme.

Saludos

Julio dijo...

Entiendo lo que dices Martín, pero creo que Pep con esas actuaciones lo que intenta es desviar la atención (negativa) y la polémica sobre él, en lugar de sobre los jugadores.

Hasta ahora ha tenido suerte, porque a los jugadores y a él mismo apenas ha habido nada que reprocharles, pero cuando se le acumulen (porque por huevos, tiene que haberlas) más desilusiones, o una mala racha de actuaciones, les caerá igualmente.

Con la selección pasa un poco lo mismo. Sólo ha habido un fallito: el de Sudáfrica con USA. Pero caerán palos cuando llegue la gran decepción.

La prensa deportiva y el aficionado medio es así (el primero como efecto de la existencia del segundo). Es impepinable.

No he tenido tiempo de leer detenidamente el artículo, aunque quisiera decir que no hay que confundir la coherencia con la infalibilidad y la inflexibilidad, características más propias de una institución como la Iglesia que de las personas. Incluso de los cracks como Guardiola.

FI dijo...

Esto algun día pasaría, no hay que rebajar los méritos del Barca y Pep.

NIPO dijo...

Llegó el día, el Barcelona lo pasó mal con los suplentes en la ida. Nunca había pasado y había dos opciones:

Sacar la base que lo ha ganado todo en la temporada anterior
Sacar los suplentes que fueron avasallados por el Sevilla en la ida.

Yo, perdonadme mi malicia, tengo clara mi opción. Estuvo a punto de salir bien, lo de no pasar ayer debe ser culpa de un Palop que dio por bueno un partido para no recordar

xtaoth dijo...

@jpx

Hay mucha diferencia con el año pasado. El año pasado el Barça venía con un resultado favorable en la ida, conseguido con esos jugadores, así que era lógico que en la vuelta jugaran éstos. A demás, el Mallorca, por aquel entonces, no estaba para muchas alegrías en la copa del rey, porque en liga no tenía ni de lejos la permanencia asegurada.

Y no entiendo eso de congruencia. Es muy bonito pedir congruencia, pero ¿eso que és? ¿Es congruente no ir con todo a por la copa? Vale que el Sevilla tiene muchas bajas, pero estamos hablando del Sevilla, en su casa, y con una ventaja de 1-2 conseguida ante esos mismos suplentes.

Los suplentes son suplentes, y ya está. Si confía en ellos o no, se verá cuando haya bajas en el primer equipo.

@Martin

Al primer punto... No es diferente a lo que hace Mourinho, del Nido y similares (solo con otro estilo), atraer la atención hacia él para evitar que la prensa se cebe con los jugadores. Tienen confianza en que ellos pueden soportar las críticas, y saben que sus jugadores estarán más tranquilos si tienen un pararrayos.

¿Que es enervante? Pues hay veces que sí... pero bueno, yo lo prefiero a los 'la estrella soy yo'.

- Al segundo punto... esto es fútbol. Los suplentes del rayo casi eliminan ayer al Mallorca. Y no empecemos a hablar del Alcorcón y demás sorpresas ;).

Pablo Orleans dijo...

No creo que sea cuestión de mostrar sus cartas. El Barça necesitaba ganar y dar la vuelta al marcador en un ambiente muy complicado, y eso sólo se puede hacer, a pesar de la gran superioridad del Barça ante sus rivales, con los mejores jugadores. Guardiola planteó el mejor partido, lo que pasa es que no se puede ganar todo. Es normal que desde el lado blanco se quiera buscar cualquier cosa para debilitar el poderío culé y aprovecharse de la frustración del técnico enfermo del fútbol para ahondar más en la herida -no me refiero a este blog ni a esta entrada, que quede claro-. Entiendo que haber dejado de ser el centro de atención para que ahora lo sea el equipo contrario moleste a los aficionados y periodistas del equipo histórico de España. Entiendo que se intente desestabilizar lo máximo posible para conseguir una crisis que devuelva al Madrid al primer puesto, algo que se puede conseguir culpando a la columna vertebral, el entrenador.

Por esto no creo que haya sido un fallo de Guardiola sino que ha sido cuestión de un cúmulo de despropósitos que, tarde o temprano, tenían que suceder. No fue fallo del técnico alinear el once de la ida ni contar con los mejores en la vuelta. Guardiola sigue siendo fiel a su estilo y el Barça lo demostró en la segunda mitad, haciendo una de las mitades más completas desde que llegó Pep. El Sevilla hizo un gran encuentro y consiguió el pase pese a que en circunstancias normales, el final de la eliminatoria podría haber sido otro.

Un saludo, te leo y enlazo
http://lacronicablaugrana.blogspot.com/
¿Intercambio de links?

jpx dijo...

@xtaoth

Congruencia yo lo interpreto con que si desde el año pasado has apostado por un núcleo de jugadores para esta competición no se les cambie en cuanto la cosa se pone cuesta arriba. Es absolutamente legítimo hacerlo, por supuesto que sí, pero no es congruente. Poner a Pedro y a Bojan, por ejemplo, hubiera sido congruente; sacarlos a diez minutos del final, para mí no lo es.

Lo peor que le podía pasar con los suplentes le ha pasado con los titulares. Tan simple como eso. Y por el camino señalas a los primeros.

@Pablo Orleans
Este blog desde luego no es el lado blanco, aquí mismo hemos criticado al Madrid cuando pensábamos que había algo que criticar, pero no todo es pro-Madrid o pro-Barcelona.

Ni considero este artículo ni a mi mismo anticulé (yo mismo escribí esto
http://cafefutbol.blogspot.com/2009/05/vencer-y-convencer.html )
pero se le empieza a poner a Guardiola la etiqueta de incriticable, si esa etiqueta existiera. Y eso no le hace bien a nadie, es más, creo que perjudicaría al Barcelona y al propio Guardiola más que a nadie, como la fábula aquella del rey desnudo.

En ningún momento se trata de restar méritos al Barcelona ni a Guardiola, como ha comentado alguien. Pero yo, y este ya es otro tema, no veo este año esa superioridad que tu mencionas ante sus rivales. El año pasado desde luego sí, pero este yo al menos no la veo, aún teniendo fases muy brillantes, eso es innegable.

Un saludo a los dos!