.

.

Italia: ¿una temporada sin sorpresas?


Atendiendo sólo al resultado final, sin hacer mucho caso al camino que nos ha llevado hasta aquí, se podría decir que el campeonato italiano ha dejado pocas sorpresas . El Inter era el gran ¿y único? favorito y se ha llevado su quinto scudetto consecutivo, lo que unido a una nueva Coppa y a un probable triplete con la Champions, hacen de esta temporada algo memorable para los de Mourinho. Lo que nadie esperaba era que el mayor rival para hacerse con el título fuera la Roma y que su pulso con los interistas llegara hasta el último partido. Porque, allá por enero, el 18º título liguero para los nerazzurri parecía más que adjudicado. Mourinho había creado un bloque sólido, quizás no brillante, pero sí altamente resolutivo, en el que brillaban los nuevos fichajes de Milito, Sneijder y Etoo. Su aplastante velocidad de crucero (15 victorias en los primeros 20 partidos) y la desafección de sus teóricos máximos rivales, Milan y Juve, parecían poner la alfombra roja para un nuevo título allá por enero.

Sin embargo, relajado o demasiado exigido por sus compromisos europeos en Champions, los de Moratti vivieron en febrero y marzo una auténtica crisis: en 8 partidos, 4 empates y 2 derrotas, incluyendo una con quien se convertiría desde entonces en su gran perseguidora, la Roma. Una Roma a la que nadie había invitado y que vio marcharse a su entrenador, Spalletti, a las primeras de cambio, en medio de una crisis que iba mucho más allá de lo deportivo. Con Ranieri, la paciencia y fichajes acertados como el de Burdisso, llegaron la calma y los resultados: liderados por un rejuvenecido (y altamente polémico) Totti se encaramaron en la segunda posición, llegaron a la final de Coppa (una más) y a punto estuvieron de conseguir un sueño inesperado.

En el otro lado, la temporada del Milan se podría clasificar como de fracaso relativo. A pesar de las voces que hablaban de una candidatura al título y de fichajes como el de Huntelaar, el scudetto siempre estuvo lejos de las manos de los rossoneri, como parecía certificar un 0-4 del Inter en pleno agosto. Pero tampoco acertaron los que pronosticaron una debacle absoluta atendiendo a la edad de la formación. Leonardo consiguió sacar algo de brillo de Ronaldinho y destapó al mejor Borriello para que los milanistas llegaran sin mayores problemas a la tercera plaza y al acceso directo para la Champions.

De desastre absoluto sí que se podría calificar la temporada de la Juve, lejos de los primeros puestos, de la Champions y en Liga Europa únicamente por carambola. Se intentó enderezar el rumbo a mitad de temporada con la llegada de Zaccheroni, pero el remedio fue casi peor que la enfermedad. La esperanza de Diego no se concretó, antiguas estrellas como Amauri se apagaron y de lo poco rescatable quedaría la gran temporada de Marchisio, que tiene su premio con su plaza en el Mundial.

Cuarta quedó una gran Sampdoria liderada por Delneri, que a principios de temporada soñaba con revivir los bellos tiempos de Vialli y Mancini con Pazzini y Cassano, que luego se diluyó un poco, pero que en su sprint final alcanzó la Champions. A las puertas de ella se queda un sensacional Palermo, con su sensacional Pastore y un Napoli que con Mazzarri ha dado un notable rendimiento.

Agridulce la temporada del Genoa del elegante Gasperini, elogiosa la del recién ascendido Parma, decepcionante la de una Fiore que dejó su mejor versión en la Champions y extraña la de un Udinese que cuenta en sus filas con el capocannoniere: nada menos que 29 goles marcó Di Natale (para dejar a su equipo 15º). Por abajo, nos dejan tres clubes con personalidad: Atalanta, Siena y Livorno.
El año que viene, más... ¿y mejor?

Y mi tabla de honor:
Mejor equipo: Inter
Mejor jugador: Diego Milito
Equipo revelación: Roma y Parma
Jugador revelación: Candreva y Pastore
Equipo decepción: Juve
Jugador decepción: Pato

5 comentarios:

Martín dijo...

Que harto estoy del Inter (Hasta el punto de que no me importaría que ganara la liga el Milan...y decir eso, para mi, es duro), y que poco hizo la fiore este año(un poquito mas en Europa, pero tampoco nada de otro mundo).

A ver si milagrosamente asciende el Torino, y al menos se saca algo bueno del año.

cityground dijo...

Yo estoy encantado este año con la Serie A por la clasificación de la Samp a la previa de la Champions que es todo un logro para un club como el genovés, lo malo es que Delneri se marcha (Juve) y se rumorea la salida de Palombo, Pazzini, etc... es lo que pasa en estos equipos cuando hacen una gran temporada.

La gran temporada de la Roma ha conseguido que estuviera muy emocionante la lucha por el scudetto, hizo una remontada espectacular e imprevista y se merecía un titulo aunque fuera la Copa.

Juve y Fiore las grandes decepciones, habrá que estar atento en los próximos años al Napoli, parece un proyecto serio con una gran afición detrás.

También espero que el Torino ascienda en los play-off.

Garrincha dijo...

Firmo todo lo dicho por City, solo buenas palabras y nada contra el Inter jaja

Sería precioso tener una Serie A como la de finales de los 80 con Napoli y Toro ahí arriba con los 3 grandes...

Un saludo!

cityground dijo...

A mi el Inter no me cae mal como a Martín, además espero que se lleve la Champions, al Bayern le he visto ganar una y al Inter no, y ya va siendo hora que tenga una en color.

Además así supera a la Juve que es a la que no trago en Italia.

Martín dijo...

No es que el inter me caiga mal(bueno, si, pero no al nivel del Milan, Boca o Bayern), me resulta antipatico (no me gustan ni su nombre, ni sus colores, ni su horrible escudo...ya, es que soy asi de rarito, son los motivos principales para que me guste un equipo, el que juegue como juegue me es indiferente), y ademas cuando un equipo gana tanto seguido, le cojo mania (tambien me pasa lo contrario, cuando estuvo tanto tiempo sin ganar el escudetto deseaba que lo hiciera, igual que me pasa ahora con el liverpool, y eso que es otro equipo que odio).

Por otro lado, de los grandes en Italia solo me gusta algo la Juve (lo siento, se lo que es y todo eso, pero es un nombre tan hermoso...que lo compensa todo). De todas formas, prefiero siempre que la gane un equipo de segunda fila(estilo la roma) antes que cualquiera de los tres gordos (visto que el que lo ganen fiore o torino, que son mis favoritos en italia, no parecen capaces de acercarse demasiado al titulo).