.

.

Previa del Brasileirão: Serie B

Se inició en 1971. Durante siete temporadas —del ‘73 al ‘79— ni siquiera fue disputada. De 96 participantes en el maratónico torneo del ‘88 bajó a apenas 24 un año más tarde, para luego subir inmediatamente a 64 y comenzar a caer progresivamente, llegando a los 20 equipos que la conforman hoy en día. Innumerables cambios de formato ha tenido la segunda división desde sus comienzos, pero en estas últimas ediciones se ha vuelto más atractiva que nunca.

Repasar los conjuntos que ocuparon el podio en los últimos seis certámenes supone nombrar a algunas de las instituciones más gloriosas del Brasil. Palmeiras y Botafogo hicieron el 1-2 allá por 2003. Dos años más tarde, Grêmio se llevaba el torneo y volvía a la elite. La temporada pasada marcó el regreso de Corinthians, también en el primer puesto. A estos gigantes se les suman equipos de gran historial como Atlético Mineiro, Sport, Coritiba, Bahia y Vitoria, todos con un reciente paso por esta división.
El nuevo e ilustre integrante de esta lista es nada menos que Vasco da Gama, que descendió el año pasado e intentará retomar el buen camino.

Tal como ocurre en la Serie A, los paulistas son mayoría, aunque sus representantes bajaron de siete a cinco. No obstante, y para alegría de la región, esto se debió a un gran desempeño. De los cuatro ascendidos en la última edición, tres pertenecen a este estado: Corinthians, Barueri y Santo André. Sólo uno llega a este torneo por haber perdido la categoría: Portuguesa. Con la Serie C hubo un tradicional cambio de figuras, ya que Marília descendió al mismo tiempo que Guarani regresa. Este último se había convertido en el tercer campeón nacional en bajar a tercera, siguiendo a Fluminense y Bahia. Su ascenso no tuvo la alegría completa, ya que hace pocas semanas cayó a la A2 del Paulistão.

La nómina de participantes de São Paulo se completa con: Bragantino, São Caetano y Ponte Preta, siendo este último el que ocupó la amarga quinta plaza al finalizar la temporada pasada.

Cuando Botafogo ascendió en 2003, tras pasar sólo una temporada en el infierno, se convirtió en el último carioca en participar de la Serie B. Después de cinco temporadas sin representantes, Río de Janeiro vuelve a la carga con dos equipos de realidades diametralmente opuestas.
El ya mencionado Vasco da Gama llega con la obligación de volver a primera lo más pronto posible. Durante el Campeonato Carioca tuvo una actuación destacada: una docena de victorias, dos empates y apenas una caída. En ambos casos fue líder de su grupo, aunque la suerte no lo ayudó. En la primera fase recibió una sanción de seis puntos y no pudo disputar las semifinales. En la segunda llegó con puntaje perfecto, pero recibió una paliza a cargo del Fogão y quedó afuera. Ya superada la frustración, deberá poner todas sus energías en la vuelta.

El otro equipo Carioca utiliza una extravagante camiseta naranja y azul, se llama Duque de Caxias y entró por la ventana desde la Serie C. Institución humilde y desconocida, alcanzó el cuarto puesto entre 63 clubes con un plantel reducido y un presupuesto marginal. Según testimonios de sus propios jugadores, muchas veces ni siquiera llegaban a juntar 22 hombres para entrenar y debían recurrir a clubes vecinos. Está claro que su objetivo será el de aguantar el ritmo de competencia y tratar de alejarse del fondo.

El estadio Castelão, con capacidad para casi sesenta mil espectadores, será el hogar de Ceará y Fortaleza, los dos equipos más boreales del certamen. Justamente ellos fueron los protagonistas de la definición del último campeonato Cearense, que quedó en manos del tricolor.
Siguiendo en el norte aparecen otros dos conjuntos que el año pasado también coquetearon con el descenso: ABC y América, ambos originarios de Natal, Rio Grande do Norte. Con 50 y 31 títulos de Campeonato Potiguar, respectivamente, ambos tuvieron una actuación mediocre en el último estadual.

Otro representante del noreste es Campinense, del estado de Paraíba, reciente ascendido de la Serie C. Este desconocido conjunto participó en cuatro ocasiones de la primera división del Brasileirão, la última de ellas en 1981.
Para terminar con esta región es necesario hablar de Bahia. Ganador del Brasileirão de 1988, este equipo comenzó a vivir su calvario hace seis años. A aquel descenso de primera división le siguió una temporada en la que estuvo a punto de volver, para el año entrante caer a tercera. Por aquel entonces en la categoría más baja, debió sufrir una pena de dos años ya que en su primer certamen quedó apenas sexto. Retornó a segunda en 2007, pero su última campaña no le permitió volver a soñar con la elite.

A los ascendidos Duque de Caxias, Campinense y Guarani se suma el campeón de la tercera división, Atlético Goianiense, que junto a Vila Nova será uno de los dos representantes del estado de Goiás. La región central contará también con la participación de Brasiliense, un joven equipo que con menos de nueve años de existencia ya tuvo una participación en la máxima categoría.

Además de Portuguesa y Vasco, entre los descendidos aparecen Ipatinga y Figueirense. El primero de ellos, único representante de Minas Gerais, vuelve a la Serie B luego de un bautismo en primera que duró apenas un suspiro. En cuanto al conjunto de Florianópolis, su caída al abismo no pudo ser más dolora por dos motivos: su descenso le cortó una racha de siete temporadas entre los mejores y, como si esto fuera poco, estuvo acompañado de la inesperada subida de su eterno rival, Avaí.

Los estados de Rio Grande do Sul y Paraná no solo están próximos geográficamente, sino que también comparten algunas estadísticas, como la cantidad de equipos en las dos divisiones más importantes y sus respectivas trayectorias. Ambos poseen dos conjuntos en primera y uno en segunda. El representante gaúcho en la B es el Juventude. Con gran experiencia en el Brasileirão mayor, los verdiblancos resistieron 13 temporadas consecutivas en la elite, cayendo al descenso hace dos años. Similar es la historia del Paraná Clube, que disputó en silencio de quince ediciones al hilo hasta perder la categoría en el mismo año que los de Caxias do Sul.

Hablar de favoritos al ascenso sería demasiado apresurado sin un grande en la categoría, pero la presencia de Vasco da Gama le da la obligación de conseguirlo. ¿Seguirá la regla de oro y arrasará con el torneo como lo hicieron todos los grandes que participaron de él? Por lo demostrado en la pretemporada y el Carioca, al conjunto cruzmaltino le sobra calidad técnica.

Entre los otros descendidos, por historia y presupuesto, Figueirense y Portuguesa tendrán el peso de pelear arriba. Los lusos están muy venidos a menos durante los últimos años. De disputar todas las ediciones del Brasileirão salvo tres hasta 2002, pasaron a sufrir cinco años consecutivos en segunda, que culminaron con un ascenso y una vuelta en apenas un torneo. Aún así, su quinto puesto en el Paulista, igualando en puntos con el subcampeón Santos, los ilusiona con un rápido retorno.

Habiendo realizado buenas campañas la temporada pasada, aún sin llegar a conseguir la promoción, aparecen Ponte Preta, Vila Nova, Juventude y São Caetano, todos candidatos a buscar un lugar que los deposite bien arriba.

Y como siempre se esperará mucho de aquellos con mayores antecedentes. Bahia sigue luchando por volver a su lugar habitual. Guaraní está herido y necesita una recuperación. Una fortaleza quiere hacer de su estadio el club homónimo. Brasiliense intentará devolver el fútbol grande a la capital. Todos ellos con aspiraciones.

Datos y estadísticas
* Sumando este año su 25ª participación, Ceará es el equipo que más veces disputó la Serie B. Pero su récord no queda ahí. Dejando de lado el engendro producido en 1993, cuando no hubo segunda división ni descensos en primera y se ascendió mágicamente a los 12 mejores para ayudar a Grêmio —clasificado noveno—, Ceará lleva 22 participaciones al hilo en esta categoría. ¿Podrá volver al Brasileirão? Sin contar lo que ocurrió ese fraudulento año, no participa del máximo torneo desde 1986.

* Vasco con 38, Bahia con 31 y Portuguesa con 30. Son los equipos de la B que acumulan más participaciones en primera. Los siguen Guarani con 28, Ponte Preta con 18 y Juventude con 16.

* De los participantes de este año, Atlético Goianiense, con 12 apariciones, es el más habituado a la Serie C. Lo escoltan Figueirense con 8 y ABC con 7.

* Con 24 tantos, el goleador del último certamen fue nuestro conocido Túlio Maravilha, quien en ese entonces vestía la camiseta del Vila Nova ¿Volverá al conjunto de sus amores para buscar el ascenso?

8 comentarios:

Martín dijo...

Me quedo con Vasco de Gama y Bahia, son los dos que me gustaria que ascendieran.

Lo dificil en Brasil, con tanto equipo historico, es que no haya varios de ellos en segunda...¿algun dia le tocara a Flamengo? :-P

Por cierto, hay que felicitar a los Brasileños, que antes tenian algunos de los formatos mas delirantes del mundo, y ahora en cambio creo que hoy por hoy, cuentan con la mejor estructura del futbol americano, en cuanto a racionalidad.

cityground dijo...

Genial resumen Ariel,

La verdad que la Serie A y B brasileña son las que mas sigo de Sudamérica (los estaduales no me interesan casi nada), su sistema actual me gusta, ademas que como dice martín con la gran cantidad de equipos "históricos" siempre hay alguno en la Serie B que la hace mas interesante, ademas con la formación de la Serie C y D esta mucho mejor estructurado.

Como el año pasado que seguí el ascenso del Timao esta temporada apoyare a Vasco en su intento de vuelta a la élite, pero ya veo que hay otros ilustres como Bahia, Portuguesa o Guarani.

Algunos equipos que casi no conozco tienen estadios impresionantes, y curioso lo del Duque de Caxias a ver si logra el milagro de la permanencia.

En la C, ¿el mas histórico es el Paysandu o el Marilia?

Martín dijo...

El Paysandu mas, que llego incluso a jugar una libertadores no hace tanto, pero tambien hay otros equipos con pasado en serie A de hace poco, el Criucuma y el Gama.

Por cierto, espectacular el tamaño del estadio del Mixto...

http://en.wikipedia.org/wiki/Mixto_Esporte_Clube

http://mavalem.sites.uol.com.br/mt/Cuiaba.htm

Es curioso tambien ver como algun equipo puede estar mejor en la liga estatal que otro, pero luego en la nacional estar por debajo...es una de esas cosas que le quedan por definir aun al futbol brasileño.

Otra de mis dudas es, ¿y a que juegan el resto del año los equipos que no estan ni en A, ni en B, ni en C ni en D?

Yo al que voy a seguir un poco este año es al Santa cruz de recife, a ver si logra ascender.

Ariel dijo...

Dentro de poco voy a publicar una previa de las Series C y D, explicando fundamentalmente los cambios de reglamento.

La Serie D es algo nuevo, pero la C ha sufrido numerosas modificaciones en esta temporada, sobre todo en el número de equipos.

Para ponerlo claramente, por el momento podríamos decir que la nueva Serie D es lo que antes era la C, por cantidad de equipos y sistema.

La nueva Serie C vendría a ser un torneo nuevo, insertado entre la vieja C y la B.

Ya va a haber tiempo para repasarlos porque la C se inicia en un par de semanas y la D recién dentro de unos meses. También se tocará el tema de aquellos equipos "ociosos", por decirlo de alguna manera.

london road dijo...

UNA KOSA SOLO XK AKI SE KAMBIAN TANTAS KOSAS EN BRASIL Y AKI NO SE PUEDE RETOKAR PARA ACER EL METODO INGLES? ES DECIR ASTA PREFERENTE UN SOLO GRUPO, LAS KUATRO PRIMERAS DIVISIONES PROFESIONSALES QINTA SEMI Y LAS DEMAS... ME ENTENDEIS NO?

Martín dijo...

Hay un problema para eso para empezar, las distancias. No es lo mismo el tamaño de España que el de Inglaterra. A mi si me gustaria una 2ºb de uno o dos grupos, pero lo veo complicadisimo...y mas alla de la 2ºb, imposible.

Ariel dijo...

@ Cityground:

Estás en lo cierto con lo de los sistemas. Hoy Brasil es el país de Sudamérica con mejores torneos, tanto en primera división como en segunda.

Eso sí, ya nos tienen preparadas unas cuantas sorpresas para las Series C y D. Reglamentos inentendibles y estructuras ridículas, como para no perder la costumbre.

porteño dijo...

Buen resumen, ojala pueda ver pronto al Juventude en la maxima categoria. Curioso lo del Sao Caetano, pensar que estuvo cerca de ganar la Copa y ahora es un mediatablero de la Serie B.