Supervivencia en el abismo

El Auxerre festeja ante un incrédulo ASSE

Los últimos días hemos vivido un carrusel de emociones espectacular en muchos encuentros de divisiones inferiores de varias de las principales ligas europeas. Sirva este breve artículo para recoger algunos de los ascensos y descensos más llamativos de la pasada semana.

En Italia el Monza de Silvio Berlusconi necesitó de una prórroga para batir al Pisa, que soñaba con retornar a la élite tras demasiado tiempo alejado de la misma. Habían perdido 2-1 en el norte, pero con dos tantos tempraneros creyeron en sus posibilidades. El tiempo reglamentario concluyó con 3-2 para los toscanos, si bien el Monza le dio la vuelta para lograr su primer ascenso a Serie A. Seguro que el que fuera presidente tanto del AC Milan como de Italia no dejará a nadie indiferente la próxima campaña.

En España tanto Almería como Éibar partían como favoritos al ascenso. Los andaluces pudieron conquistarlo la semana anterior, pero pincharon, abriendo la puerta a un Valladolid que llegaba rezagado, aunque con opciones. El Almería llegó a ir dos veces por detrás en el marcador ante un Leganés que no se jugaba nada, pero logró arañar un 2-2. Por su parte, el cuadro pucelano cumplió al vencer sin problemas en casa por 3-0 ante un decepcionante Huesca. ¿Y el Éibar? El cuadro armero, que llegaba líder a casa del ya descendido y colista Alcorcón, era favoritísimo para lograr el billete de vuelta a Primera. Increíblemente acabaron perdiendo con un tanto en el tiempo de descuento, cayendo al tercer lugar para algarabía de almerienses y vallisoletanos. Ahora se la jugarán en el playoff, empezando ante el Girona. La otra llave es Tenerife vs Las Palmas, a doble partido. Los ganadores disputarán la plaza final en una eliminatoria doble.

En Francia el histórico Saint Étienne, club más grande del país junto al Olympique de Marsella (psg no existís), se jugaba la permanencia ante un Auxerre que quería regresar a Ligue 1. Tras el empate a uno de la ida, en el Geoffrey Guichard se repitió la historia, con un resultado que no se movió en el tiempo extra. Los penaltis dieron como ganadores a los visitantes, que mientras festejaban en el césped vieron como los imbéciles de siempre (demasiados, por desgracia) invadían el terreno de juego para mostrar su enfado retraso mental.

Inglaterra nos ha dejado uno de los regresos más esperados para los amantes de los clásicos. La final de ascenso en el incomparable marco de Wembley enfrentaba a dos cuadros con muchísima historia. De un lado el Huddersfield Town, al que el mítico Chapmann llevó a sus mayores cotas hace un siglo antes de dar el salto al Arsenal. Del otro, el Nottingham Forest, tan querido por las epopeyas europeas de Brian Clough y su curioso récord (el único con más Copas de Europa, 2, que ligas, 1). Se impusieron los reds por la mínima, llevando la algarabía a una hinchada que por fin regresa al lugar del que nunca debió irse.

Por su parte, en Alemania hubo una tensa final entre Hertha de Berlín y Hamburgo. En la ida, disputada en la capital, se impusieron por 0-1 los hanseáticos. Con todo a favor para regresar a 1.Bundesliga, el HSV dejó escapar su mejor oportunidad tras perder 0-2. 

Otro duelo de clubes de enjundia enfrentó al Dynamo Dresden con el Kaiserslautern. Tras el 0-0 de la ida, los diablos rojos vencieron 0-2 a los ex de la DDR, retornando por fin a 2.Bundesliga... ojalá para regresar pronto a la élite (esperemos que con el Hamburgo).

La traca final la dejamos para la final de ascenso holandés. Tras empatar 1-1 en Rotterdam, el ADO Den Haag recibía al Excelsior para dilucidar quien subiría a Eredivisie. Todo parecía resuelto cuando en el primer minuto tras el descanso los locales colocaron el 3-0, pero en los últimos minutos del choque los visitantes lograron empatar la contienda... prácticamente con cientos de ultras esperando en el lateral del césped para invadir la cancha. 

Hubo prórroga, más goles, expulsiones y drama, pero mejor disfrutad de este corto vídeo resumen:

No hay comentarios: