.

.

Tablas en el Superclásico argentino


Tarde de domingo en el porteño barrio de La Boca. Se respira fútbol en el ambiente. Es el aroma del superclásico, en una nueva edición del encuentro que enfrenta a Boca con River en la Bombonera, cancha xeneize, que por supuesto se llena hasta los topes para la ocasión. Todos listos, el encuentro que agita a la nación albiceleste da comienzo con un estruendo apenas unos instantes después del saque: gol de Ledesma para Boca Juniors, ¿puede empezar peor la cosa para un River que llegaba al choque en crisis?

No fue más que el comienzo de un apasionante partido que acaba de finalizar hace un ratito con empate a 1, pero iré paso a paso. Como decía, Boca se adelantaba merced a una excelente combinación por el centro que Ledesma acertaba a colocar en el arco de Carrizo. Apenas habían transcurrido 45 segundos y al conjunto millonario se le caía el mundo encima. Tras las múltiples crisis de los últimos meses debido a los problemas de Ortega , la humillante eliminación de la Libertadores en un grupo relativamente sencillo (para peor, su verdugo fue el Caracas), la afición no banca a Passarella y pide a gritos la vuelta del héroe Ramón Díaz (el técnico del último gran plantel de la barra), que para colmo dirige al puntero San Lorenzo … con todo esto, el gol de Ledesma (el mejor de Boca en la primera mitad) no hacía más que presagiar un nuevo naufragio justo donde más duele y contra el peor rival.

Así, el primer tiempo fue dominado de cabo a rabo por un Boca Juniors que de la mano de Varela taponó a Rosales y Belluschi mientras Riquelme dirigía con maestría la ofensiva xeneize. Pero le faltó rematar a Boca, que tuvo varias en la figura de Palermo y algunas otras por parte del propio Román, ambos bastante desafortunados de cara a la portería contraria.

A la vuelta de los vestuarios todo cambió, especialmente la actitud de un River que en la primera parte casi no existió en ataque, pero que en la segunda decidió plantarle cara al contrincante y convertir el duelo en un partido de ida y vuelta repleto de emoción. En una de estas jugadas vertiginosas, el pibe Rubén habilito a Rosales, quizás el mejor de su equipo, que batió con fortuna a Caranta gracias a que su remate tocó en Morel. Excesivo premio para el conjunto visitante por lo visto en el global hasta ese momento.

De ahí al final ambos tuvieron chances para hacerse con la victoria, pero la lentitud de Riquelme para definir (así como algunas buenas intervenciones de Carrizo) así como el mal partido de Palacio –desaparecido- y los errores de Palermo además de la falta de un mejor 9 en River (no jugaron Radamel Falcao ni Farías) nos privaron de un marcador más abultado. Boca fue mejor, pero no ha sido capaz de derrotar a su archirrival en sus 6 enfrentamientos más recientes.

Avellaneda llora a sus equipos mientras San Lorenzo festeja

Otra vez le empataron a Racing Club un partido que comenzó ganando en Santa Fe, contra Colón. Por su parte Independiente perdió de local contra el humilde Godoy Cruz de Mendoza por 0-2, lo que significó la dimisión de Burruchaga. Ambos equipos están en la parte baja de la tabla, siendo Racing penúltimo con 7 puntos (y un encuentro menos) e Independiente 17º con apenas 8 puntos, algo muy decepcionante para lo que se esperaba de estos planteles en este torneo.

San Lorenzo por su parte derrotó 1-0 a Gimnasia de La Plata con un solitario tanto de “La Gata” Fernández, uno de los ex de River que componen el triunfante plantel que dirige magistralmente Ramón Díaz, puntero con los cuervos justo en el ecuador del Clausura.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Te salvaste gallina amarga!!!!!!

AGUANTE BOCA, el verdadero campeon !!!

La Voz de la Grada dijo...

Partidazo del portero de River.
Y desde luego que es decepcionante tanto lo que está haciendo la Academia como Independiente.