.

.

El Leeds United desciende a la League One

Se consumó una tragedia que venia gestándose toda la temporada. El Leeds United, no hace tanto equipo puntero en la Premier League que solía hacer buenos papeles en la Champions (en 2001 incluso fue semifinalista) con jugadores como Kewell, A.Smith, Viduka, Robinson, Radebe, Ian Harte, Lee Bowyer o Rio Ferdinand acaba de certificar su descenso a la League One, para entendernos, la homónima de la 2ª B española. Ni la llegada de Dennis Wise y Gustavo Poyet al banquillo a mediados de la campaña ha logrado salvar al conjunto merengue (visten de blanco en homenaje al Real Madrid de Di Stéfano, Gento & co.) de Ellan Road. Incluso en el último partido en el que empataron en casa el pasado fin de semana contra el Ipswich Town, los supporters invadieron el césped en señal de protesta por la caótica situación del equipo.

Pero como a perro flaco todo son pulgas, por si quedaba alguna opción para salvarse, pese a la improbabilidad de ganar en el Pride Park (hogar del Derby County), hoy ha desaparecido toda posibilidad al anunciar la FA una sanción de 10 puntos al no ser capaz de afrontar sus deudas.

Otros clubes que (también) han pasado del cielo al infierno
No es el Leeds United (ni será) el único club que ha pasado en tan corto espacio de tiempo por una situación tan esperpéntica tras besar el cielo para rápidamente descender a los infiernos del balompié. Ejemplos los hay de todos los colores.

El Milan, flamante finalista de la Champions League, estuvo en 2ª división 2 veces en los años 80 por culpa de su presidente Felice Colombo, que involucró al club en apuestas ilegales y amaño de partidos, algo así como la Juventus con Luciano Moggi pero con algunas diferencias.

El Nottingham Forest ascendió a la Premier, ganó la liga inglesa, posteriormente 2 copas de Europa consecutivas y al poco tiempo regreso a 2ª. Ha sido la aparición más fulgurante que se recuerda. Actualmente luchan por ascender a la League Championship, justo la competición que abandona el Leeds United.

En Alemania el Kaiserslautern de Olaf Marschall subió a la Bundesliga en 1997 y esa misma temporada obtuvo el campeonato dejando en la cuneta a los poderosos Borussia Dortmund y Bayern Munich. Pocos años más tarde descendió y ahora pelea por regresar a la máxima competición germana.

Otros ejemplos más cercanos y recientes pueden ser el Atlético de Madrid (y en menor medida el Málaga), que pasaron de ganar el doblete en 1996 (los colchoneros) a jugar en segunda pocos años después, cuando habían formado un equipazo con Baraja, Kiko, Hasselbaink, Valeron, Chamot, Molina o Lardín, cuyas aspiraciones pasaban más por pelear la liga que por evitar el fatídico descenso. Por su parte, el Málaga C.F., equipo ascensor desde siempre, consiguió asentarse en primera los suficientes años como para lograr el acceso a la Copa Intertoto (antesala de la UEFA), ganarle al Villarreal y pelear en la UEFA hasta los cuartos, donde el Boavista de Oporto los eliminó en los penaltis. Curiosamente, aquella temporada los malacitanos eliminaron al Leeds de la competición. Ahora mi Málaga pelea por no descender a 2ª B, algo que espero que logre en los pocos partidos que restan para acabar el campeonato.

En Sudamérica también tenemos buenos ejemplos, especialmente en Brasil, donde contrastados campeones de la Copa Libertadores como el Palmeiras (cuna de R.Carlos, Mazinho o Rivaldo) o el Gremio de Porto Alegre han descendido a segunda estos últimos años, aunque ya regresaron al Brasileiro (campeonato brasileño de primera división).

En conclusión, si se hacen las cosas con inteligencia y paciencia, estoy seguro que el Leeds podrá regresar a la Premier en unos años, y porque no, pelear de nuevo por jugar en Europa, como el propio Sevilla, hasta hace apenas un lustro en 2ª y ahora uno de los equipos más temibles del panorama internacional.

1 comentario:

futboldelux dijo...

Lo que son las cosas, años atras un equipo con nombre y fenomenales jugadores, hoy hundidos en la miseria...