.

.

Leeds United: viaje al fondo del mar


No fueron pocas las temporadas en las que el Leeds United peleó mano a mano con los grandes equipos de Inglaterra. Poseedores de tres títulos de liga —el último de ellos conseguido en 1992—, los fanáticos de los Whites disfrutaron viendo con su camiseta a grandes futbolistas como Billy Bremmer, Eric Cantona, Ian Rush y los más actuales Harry Kewell, Rio Ferdinand, Mark Viduka y Nigel Martyn. Hoy las cosas son muy diferentes. Luego de sumergirse en una profunda crisis económica, el conjunto de Elland Road descendió a segunda división en 2004, con una deuda cercana a los 250 millones de dólares, y ahora se prepara para afrontar la primera temporada de su historia en la tercera categoría.

Viejos formadores de futbolistas
Siempre se caracterizó al Leeds como un club que realizaba un gran trabajo con sus juveniles. Desde tiempos inmemoriales, la camiseta blanca estuvo defendida por futbolistas hechos en casa. Entre los más exitosos exponentes de esta política institucional aparecen Jack Charlton, Norman Hunter — campeones del mundo en 1966—, el propio Billy Bremmer, John Charles y Paul Madeley.
Los últimos años, con el club ya casi devastado, también vieron grandes apariciones, tales como Aaron Lennon —último buen jugador surgido de la cantera—, Alan Smith, Paul Robinson, Gary Speed, David Batty, Jonathan Woodgate, James Milner, Stephen McPhail, y Gary Kelly —recientemente retirado luego de 16 años jugando exclusivamente para el Leeds—. La escasez de recursos, sumada a los malos resultados, hicieron que el club vaya perdiendo esta capacidad de nutrir al primer equipo con elementos de sus divisiones menores. No hace falta aclararlo, pero las consecuencias de esto fueron catastróficas.

La caída, paso a paso
Después de aquella fatídica temporada 2003/2004, el Leeds comenzó a buscar su retorno a la Premier League. No pudo hacerlo en el primer campeonato de esta nueva etapa en segunda, en el que terminó 14º y cerró un año bastante mediocre. El punto más positivo en esta caída libre se vivió en 2006, cuando los Whites terminaron quintos. Ya en los playoffs, dejaron atrás sin problemas al histórico Preston North End y alcanzaron la final. El ascenso tan deseado estaba cerca de concretarse, pero nadie consideró un pequeño detalle: enfrente estaba el Watford, que había conformado un plantel inusualmente rendidor para la segunda división. Desde aquel 21 de mayo, día en que el Leeds cayó por 0-3 y vio esfumarse sus ilusiones, todo fue de mal en peor. Esta temporada terminó en los últimos tres puestos y además debió afrontar una penalización de 10 puntos por la venta del club. Todo esto lo condenó a jugar por primera vez en su historia en la tercera categoría. Parece mentira que en tan poco tiempo una institución pueda haberse desmoronado de tal forma.

Operación retorno
Con el descenso ya consumado, no quedó otra salida para los dirigentes que poner manos a la obra y proyectar el retorno del Leeds a la segunda división, procurando que la estadía en tercera sea lo más breve posible. Dennis Wise —histórico jugador del “Chelsea pre-Abramovich”— seguirá al frente del equipo, tal como lo hizo en los últimos partidos de la temporada anterior. Todavía no hay demasiados datos acerca de la conformación del plantel, debido a que muchos jugadores retornaron a sus respectivos clubes una vez finalizados sus préstamos. No obstante, se especula con que los Whites seguirán contando con el goleador noruego Tore Andre Flo. Mantener a este enorme delantero en la plantilla sería todo un lujo para afrontar el campeonato. Otro de los mundialistas que posiblemente siga en Elland Road es el volante estadounidense Eddie Lewis, uno de los símbolos del plantel. El que ya no estará es el histórico irlandés Gary Kelly. El lateral derecho decidió poner fin a su carrera luego de 16 años vistiendo exclusivamente la camiseta de los Whites. Es una lástima que alguien que vivió tantas alegrías en el club haya tenido que retirarse en circunstancias tan tristes. Con varios nombres en danza para seguir reforzando el plantel, habiendo digerido el trago amargo del descenso y esperando que la pesadilla dure poco, el Leeds busca estar de vuelta entre los grandes.

4 comentarios:

Mauricio dijo...

Primero que nada, la Bienvenida a Ariel. Que gusto que te unas al equipo, tu aporte esta siendo muy valioso.

En el tema del Leeds, una verdadera lástima. Si bien no era mi equipo favorito, si me gustaba el futbol que practicaban y era un equipo que le daba emoción a la Premier. Ojala logren levantarse.

Garrincha dijo...

Jodida la situación del Leeds, del que hice un post cuando se consumó su descenso en Mayo (http://cafefutbol.blogspot.com/2007/05/el-leeds-united-desciende-la-league-one.html) recordando a otros grandes que han pasado por el "infierno" de las categorías inferiores.

Y pensar que hace 6 años estaban jugando las semis de Champions (en las que cayeron ante el Valencia) con un equipo con Radebe, Viduka, Kewell, A.Smith, Ian Harte....

En fin, ahora compartirán la carga con el Nottingham Forest, otro histórico de los que no debería estar en la League One, que aquí seguiremos bastante esta temporada.

Un saludo!

Ariel dijo...

Aunque me gusten muchos equipos de Inglaterra, el Leeds siempre fue mi preferido.

Me acuerdo que me llamó por pimera vez la atención hace muchos años, con un equipo que integraban Jimmy Floyd Hasselbaink, el noruego Haaland, el escocés David Hopkin, un juvenil Harry Kewell, Rod Wallace y como siempre los históricos: Lucas Radebe y Gary Kelly. El desfile de figuras y éxitos siguió durante varios años, hasta que todo comenzó a fallar y ya no hubo vuelta atrás.

Entre el Leeds, el Nottingham Forest y el Bristol Rovers, voy a seguir bastante la tercera inglesa esta temporada jaja.

fernando dijo...

Qué pena ver a un histórico caer tan bajo. Los tiempos cambian y algunos equipos no saben adaptarse y acaban condenados al fracaso.