.

.

¡Maracaibazo!


El Fútbol es un deporte completamente impredecible. Ejemplos sobran, pero ninguno es tan épico como el famoso maracanazo, cuando Uruguay ante la atónita mirada de 200,000 almas brasileñas, venció al anfitrión y se quedo con la Copa del Mundo en 1950.

Pues bien, si bien es cierto que no hay comparación entre un evento y otro, lo de ayer en Maracaibo si guarda su similitud con el maracanazo. Solo que esta vez quien en 1950 era el llamado a ganar, llego en calidad de víctima. Argentina era, por mucho, el gran favorito al título de la Copa América. No solo por la calidad de sus jugadores, sino por el gran rendimiento mostrado durante los partidos anteriores. De hecho, los había ganado todos.

La albiceleste era favorita, hasta los brasileños lo habían reconocido. Pero en el fútbol, ser favorito no te garantiza que vas a ganar. Menos si se trata de una rivalidad tan añeja y apasionante como lo es el clásico sudamericano entre Brasil y Argentina. Y se plasmó en la cacha una paternidad que abarca la final de la misma Copa América en el 2004, la final de la Copa Confederaciones 2005, un amistoso en Londres en el 2006 y ahora una nueva final de Copa América en el 2007.

El partido, no fue lo que se esperaba. Si bien Argentina tomo la iniciativa, nunca encontró claridad y el tempranero gol de Baptista le dio la confianza a Brasil para manejar el partido. Lo manejaron con una defensa bien organizada, cerrando todos los espacios y dejando a las grandes figuras como Messi o Riquelme sin posibilidades de desplegar su juego. El auto gol de Ayala antes del descanso, hizo aun mas pesada la loza para los del rió de la plata.

Ya en el complemente fue mas de lo mismo y una Argentina sin muchas ideas, se estrello con el muro defensivo verdeamarelo y en un fulminante contragolpe, Daniel Alves sentenció el partido y consumó la sorpresa.

Nuevamente los expertos fallaron en sus pronósticos, nuevamente de demostró que no hay equipo invencible, por fuerte que parezca. Otra vez el deporte Rey nos demuestra que sabe darnos sorpresas, Otra vez Brasil es el campeón de la Copa América.

6 comentarios:

CALIGULA dijo...

Lo de Argentina fue lamentable.

Saludos.

Garrincha dijo...

A mi también me pareció lamentable lo de Brasil. Está claro que el planteamiento táctico fue bueno y taparon todos los huecos a Argentina, que no supo leer el encuentro de mano de Basile para abrir el campo por las bandas, donde apenas Messi intentaba algo, ya que ni Heinze ni Zanetti subían.
Pero lo de lamentable de Brasil lo digo porque si ya me jode que Italia juegue de esa manera teniendo a gente como Luca Toni, De Rossi, Pirlo o Totti, imaginad como debo sentirme cuando el que lo hace es Brasil, que se supone que es la bandera del "jogo-bonito" a nivel mundial.

Que no me vengan los resultadistas con que el "jogo-bonito" no da éxitos, que precisamente Brasil ha conquistado 5 mundiales a base de buen fútbol de fantasía y ataque. ¿Y el Madrid a lo largo de su historia con la misma idea futbolística? 28 ligas (sin contar las 2 con Capello), 9 Copas de Europa, 3 Intercontinentales, 2 UEFA, 17 Copas del Rey ......

Vamos... para jugar como Ambrosini, Gatusso, Mineiro o Josué, si lo sé me meto a futbolista !!!

Un saludo !!

Ze Pequeño dijo...

A mi también me extrañó que un equipo con tanta experiencia en jugar bajo presión como Argentina, no supiera como reponerse después del gol de Baptista, fue como si les matara la creatividad que mostraron en todos los partidos.
Un saludo

Zidane dijo...

Simplemente me gustaria decir que por mucho que digais de que brasil jugo atras, no se refleja en el resultado,......... '' 3 - 0 '', lo normal es que los equipos que juegan a la defensiva ganen por marcadores de poca diferencia 1-0 por ejemplo, y mas cuando estos deben jugar contra equipos ''supuestamente superiores''.

Para mi Brasil justo vencedor supo como jugarle a Argentina, y se llevo el partido.

(solo falto RUNARRRRRRRRRRDUUUUUUUUUU)

BRASIUUUUUUU

Brutaurus dijo...

A mí me gustó el juego de Brasil, una goleada de 3 - 0, ni más, ni menos.
Nada mal para un equipo que juega a la defensiva. Ojalá los italianos nos deleitaran así, me haría Juventino.

Un saludo!

fernando dijo...

y otra vez triunfa el fútbol ruin y defensivo. Malos tiempos para el buen fútbol.

Me quedo con el Brasil de España'82. Ese equipo llegaba al corazón, este actual no emociona ni ganando.