.

.

Serie A: un afortunado Inter queda más cerca del Scudetto


Paupérrimo partido del Inter, que se lleva de Génova un punto que sabe a oro tras lo acontecido en la jornada de hoy. Los nerazzurri se adelantaron a los 11 minutos, cuando Cambiasso tocó en profundidad para Ibrahimovic, que con una gran maniobra dejó atrás a su marcador y cedió a Suazo para que anotase el 0-1. Los siguientes minutos tras el gol solo parecían preceder la sentencia de un choque que el líder dominaba sin excesivos problemas, hasta que el joven Pelé cometió sendas tonterías que le costaron la expulsión por doble amarilla, dejando a los suyos con uno menos desde la media hora de juego. A partir de ese momento los de Mancini se echaron descaradamente atrás, fiándolo todo a una nueva combinación entre el genial sueco y el potente hondureño que finiquitase el choque.

Ya en la 2ª mitad la entrada del “capo cannonieri” Borriello llevó cada vez más peligro a la meta visitante, hasta que a los 80 minutos el propio Borriello igualó el partido rematando habilidosamente el enésimo rechace de la defensa interista. Así finalizó el duelo, con un castigo justo e incluso corto para la racanería de Mancini, que nos avergüenza a los interistas con “exhibiciones” como la de hoy.

Por suerte para el Inter y el propio Mancini, todo lo que la Roma tiene de espectacular lo tiene de inepta e inocente. De otro modo no se explica que no aprovechasen el pinchazo de su rival para derrotar a la Lazio y recortar distancias. Vale que era del derby de la Ciudad Eterna y que en un clásico nunca se sabe lo que puede suceder, pero un equipo que aspira a coser el Scudetto en su maglia para la siguiente temporada no puede perder un partido de esa manera. 3-2 ha sido el resultado de un duelo extraño, en el que Taddei adelantó a los suyos sin querer al rebotarle un despeje en la cara que fue a parar a las redes de Ballota (minuto 30). Justo antes del descanso, el macedonio Pandev puso el empate en el tanteo aprovechando un rechace de Doni. A la vuelta de vestuarios, la Lazio consumó la remontada al transformar Rocchi un penalti cometido por Juan, aunque poco después Perrotta empató de nuevo el derby. Por la rabia y la convicción con la que lo festejó parecía que la Roma pondría toda la carne en el asador para lograr su propósito. Sin embargo, los giallorossi no supieron imponerse a su eterno rival, que en el último momento aprovechó por medio de Behrami una extraña jugada para asestar a la Roma (y quien sabe si al campeonato) un golpe mortal de necesidad.

Respecto a la zona Champions, la Juve sigue sumando sin armar mucho ruido (hoy empató sin goles en Empoli) y ya aventaja en 5 puntos al 4º clasificado (la Fiorentina, que cayó 2-0 en Nápoles con doblete de Lavezzi) y en 9 al 5º, un Milán que hoy ha hecho una vez más el ridículo en San Siro ante la Sampdoria, ante la cual ha caído 1-2 e incluso ha podido empatar en la recta final, pero todo ello tras una primera parte donde los rossoneri fueron noqueados pudiendo encajar una goleada estrepitosa (Maggio y Delvecchio anotaron los goles foráneos), con el agravante de una lesión de rodilla de Kaká que no tiene muy buena pinta y que a expensas de la gravedad de la misma, puede dejar a los suyos sin la gran referencia para completar la remontada que los clasifique a la próxima edición de la Champions.

También cabe destacar la primera victoria de Héctor Cúper en el banquillo del Parma (2-1 sobre el Palermo), que los saca de los puestos de descenso situándolos en la decimoquinta posición.

La próxima jornada se jugará el sábado en su totalidad (debido a la Semana Santa), por lo que todos los enfrentamientos serán a las 15 (hora local), a excepción del siempre emocionante derby d’Italia entre Inter y Juventus, a las 20:30h.

2 comentarios:

chimoeneas dijo...

qué rabia lo del derby... (aunque al menos el gol de taddei estuvo gracioso).
vamos, cúper! eres capaz de llevar al parma a cualquier final (otra cosa serán los títulos)

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Todo se pone de caro par que gane la Liga. El Inter tiene siete vidas mientras que la Roma parece gafada.

El Milán continúa su capa caída. A este paso ni se mete en la Champions League.

un saludo