.

.

Old Firm: triunfo esperanzador del Celtic

Hace apenas una hora el Celtic se ha llevado el último Old Firm de la temporada (son 4 al año en la Scottish Premier League) para mantener sus escasas aunque reales esperanzas de arrebatar a su máximo rival un campeonato que hasta hace pocas fechas parecía asegurado pero que ahora permanece más vivo que nunca.

Si bien los católicos son líderes con 5 puntos de ventaja respecto al conjunto de Ibrox, a los protestantes aún les faltan 3 partidos atrasados para igualar el calendario del resto de clubes. Eso sí, entre estos choques atrasados se encuentran los dos duelos contra un Motherwell que está realizando su mejor temporada de los últimos años y tiene la posibilidad de lograr una histórica plaza para la Copa de la UEFA la próxima temporada.

Huelga decir que el choque, que finalizó con un marcador de 3-2, fue apasionante, pues todos los clásicos entre estos dos equipos lo son, debido a la impresionante historia y rivalidad tanto política como deportiva que arrastran. Scott McDonald, que se encontraba en fuera de juego, adelantó al Celtic a los 5 minutos al rematar de volea una dejada con la cabeza de Vennegoor. No tardaría demasiado el Rangers en igualar la contienda, siendo Weir (minuto 17) el que estableció las tablas al cabecear un córner sacado desde la izquierda por Steve Davis, también protagonista del 1-2 en una jugada calcada pero con distinto ejecutor, en este caso Daniel Cousin (minuto 29). Todo parecía indicar que el marcador ya no se movería más en el primer tiempo hasta que de nuevo Scott McDonald apareció (minuto 43) y con un parabólico remate empató una vez más el choque.

El segundo tiempo transcurrió con constantes alternativas para ambos hasta la llegada del decisivo minuto 69’, cuando Nacho Novo erró el que hubiera sido el 2-3 para su equipo, que probablemente habría dejado sentenciado el campeonato. Escasos segundos después, McDonald era objeto de penalti en el otro área, convirtiendo Barry Robson el gol de la esperanza para los católicos.



En apenas 3 semanas sabremos cual de los dos grandes rivales de Glasgow se hace con la liga más peleada de las últimas temporadas, que promete emoción hasta el final.

5 comentarios:

Martín dijo...

A ver si el Morthewell hace la gracia...aunque me da que al gran Mau no le gustaria que eso pasara...

cityground dijo...

Hace apenas tres semanas la liga parecía sentenciada pero los dos triunfos del Celtic en los Old Firm han devuelto la emoción, el Rangers depende de si mismo pero como pinche en algún partido de los aplazados la cosa va a estar muy reñida, yo este año prefiero que gane el Rangers que el Celtic ya lleva dos seguidas y ademas Nacho Novo jugo en el Huesca.

Fiebre del Domingo Noche dijo...

Es bonito vivir el sueño y no perder la esperanza pero la pelota la tiene el Rangers en su tejado y a partir de ahí todo depende de si hay batacazo o no.

Un saludo

Mauricio dijo...

Pregunte la vez pasada y no me contestaron. Porque 2 veces seguidas en Celtic Park?? Me imagino que los 2 primeros fueron en Ibrox, pero no la hallo el sentido.

Por lo demás, sigo maldiciendo a Venenegor.

Garrincha dijo...

@ Martín

Ojalá hicieran la gracia, más aún por Mau :P

@ City

Pues en manos de tu Aberdeen está la posibilidad de facilitarle las cosas al Celtic ;)

@ Fiebre del domingo noche

Que alegría verte por aquí ;)
La verdad que sí, sigue estando muy favorable para el Rangers, pero ahora al menos el Celtic tiene una esperanza a la que agarrarse.

@ Mau

Pues no sé, son las peculiaridades del calendario escocés. Te en cuenta que se enfrentan 4 veces por temporada al mismo rival, aunque uno de estos partidos estaba aplazado. Y si, los dos primeros fueron en Ibrox, ambos victorias del Rangers por 3-0 y 1-0.

Un saludo!