.

.

Colaboración: Los guerreros urbanos

Inauguramos una nueva sección de colaboraciones, en este caso de uno de nuestros lectores (gracias Javier de Prado), aprovechando para hacer extensiva la invitación al resto de nuestros amigos y visitantes. Eso sí, se advierte que siendo bienvenida toda aportación, esta deberá pasar por nuestro exclusivo filtro de control de nivel (?). Dicho esto, reiteramos el agradecimiento y os invitamos a disfrutar de la lectura.

Siempre se ha dicho que los guerreros eran mortales hechos de otra pasta. En la antigua Grecia, los guerreros eran tomados como hombres superiores a los mortales, y en Roma, estos mismos hombres tenían toda clase de privilegios. Se cuentan por millones los guerreros asiáticos que arrasaron imperios y consiguieron medio mundo, y los que aterrorizaron hasta al más grande imperio de todos los tiempos al servicio de Atila o Genghis Khaan. También se cuentan por miles los que hicieron frente al creciente imperio otomano a las órdenes de Vlad Tepes. Esta serie de hombres pasan a las historia por esas batallas libradas que sirvieron para combatir a los invasores.

Hará unos 9 años, el Seven Stars y el Cape Town Spurs, ambos de la Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, decidieron unirse para crear un solo equipo y solucionar algunos problemas financieros. Por allí apareció un club histórico europeo, el Ajax de Amsterdam, que decidió aportar un dinero con dos condiciones: Que instalasen su sistema de criar jóvenes talentos, y que pusieran su nombre al nuevo club, convirtiéndose así en un club satélite del Ajax. Pues bien, los apodados guerreros urbanos, acataron estas condiciones y formaron el nuevo club, el Ajax de la Ciudad del Cabo.

Lo que casi nadie de la entidad holandesa se imaginaba, es que este Ajax empezó a mejorar con el nuevo sistema de captación de jóvenes. Un año después de la nueva formación del club, Henk Bodewes, entonces entrenador del equipo, logró llevar al Ajax africano, a ganar la Rothmans Cup (ahora Telkom Knockout, que sería como la Carling Cup en esos lares), cosa que le proporcionó (al club) 4,25 m. de Rands sudafricanos, es decir, ganó la competición mejor pagada de África. Un buen comienzo. Pero justo por aquella época, un chaval de Johannesburgo que estaba en la cantera del equipo destacó en los torneos juveniles, y fue pretendido por el gigante holandés, el Ajax de Amsterdam. Este chaval, que se fue de Sudáfrica con 18 años, se llama Steven Pienaar, creo que le conoceréis.

Pasaron unos dos años y llegó un nuevo técnico después del mencionado Henk Bodewes y de Rob McDonald, que cambiaría todo lo visto en el club hasta ahora. El sudafricano Gordon Igesund se hizo cargo del equipo y decidió dar muchas oportunidades a los jugadores jóvenes. Sus primeras temporadas (2002, 2003 y 2004) no fueron para tirar cohetes, pero a partir de que los jóvenes se adaptaron, empezaron a surgir resultados esperados. En el mismo año de la marcha de John Obi Mikel, canterano del equipo de Ciudad del Cabo, al Lynn de Oslo, se logró un ascenso en posiciones ligueras tremendo. Se logró la mayor goleada de todos los tiempos (contra el Moroka Swallows por 5-1) y Thembinkosi Fanteni se convirtió en el jugador que más goles ha marcado en una temporada (15 goles) e incluso se consiguió ganar al club "madre", el Ajax de Amsterdam, aunque fuera en un amistoso. Por ello se convirtió Gordon Igesund en el técnico más laureado de Sudáfrica, puesto que ganó ligas con los Mamelodi Sundowns, Orlando Pirates, Manning Rangers y con el Engen Santos. Un año después del crecimiento del equipo, llegó al club otro técnico, esta vez turco, llamado Mushin Ertugral, que pegó el estirón definitivo. En esa temporada se logró estar en el cuarto puesto de la liga, acercándose mucho al segundo puesto logrado por Igesund, y se exportaron hacia Holanda, como no hacia Amsterdam, a dos jóvenes talentos como Daylon Claseen y Stanton Lewis, que ahora mismo están en el equipo reserva del Ajax, a la espera de oportunidades. Después de la marcha de Ertugral (que ahora mismo es seleccionador del Congo) llegó otro entrenador nacional, Craig Roslee, que aupó en la pasada temporada al equipo hasta la segunda posición e igualó el registro de Igesund. Tras la marcha de una leyenda del club, como es Thembinkosi Fanteni, que se quedó a un gol de igualar al máximo goleador histórico Carelse, hacia el Maccabi Haifa, se ha buscado substituto al gran delantero, y parece que el elegido ha sido Andile Mbenyane, otro jugador de características similares a las de Fanteni que colabora con el equipo.

El objetivo está marcado en la liga, puesto que en este periodo de 9 años se ha ganado ya todas las competiciones nacionales excepto esa (con Ertugral se ganó la ABSA Cup, algo así como la Copa de la Liga), y se seguirá apostando por jóvenes venidos de la cantera, que de momento están cumpliendo a la perfección. Se sigue confiando en Roslee que hizo una magnífica campaña pasada, y se espera con ansiedad el comienzo de la que viene. ¿Quién sabe si en unos años los vemos en el Mundial de Clubes como campeón de África?

2 comentarios:

Garrincha dijo...

Ante todo gracias por el post amigo !!

Llevaba yo tiempo queriendo hacer algo sobre el Ajax de Ciudad del Cabo, así que de este modo se matan 2 pájaros de un tiro jeje.

Una lástima los 2 empates finales que lo privaron de ganar la liga, donde han estado arriba todo el campeonato e incluso en los inicios gozaron de una buena ventaja sobre sus rivales. Ojalá el año que viene sea el bueno.

Un saludo!

edufh dijo...

os leo a vosotros y me doy cuenta de que, no se mucho de futbol jejeje

Saludos y gracias por el trabajo que haceis