.

.

¡Tremendo weekend sudamericano!

Llegamos al continente donde el fútbol es símbolo de fiesta y algarabía, con hinchadas extremadamente pasionales en muchos casos para las que imponerse en el clásico de esta fecha supondrá mucho más que 3 puntos u otra victoria en el casillero: está en juego el honor de pertenencia a unos colores, a unos ideales, a un sentimiento.

Iniciamos nuestra ruta en México con 2 clásicos que prometen emociones fuertes. En el Jalisco, Atlas y Chivas deben vencer al vecino para paliar su mal comienzo y tener opciones de cara al playoff. Tres cuartos de lo mismo sucede en el América – Cruz Azul, aunque en este caso son las águilas las que tienen las urgencias, pues el anterior Clausura fue un desastre y ahora vuelven a ocupar las zonas bajas de la tabla (13º pero solo 2 puntos por encima de Indios, colista). Los cementeros, actuales subcampeones, ocupan una cómoda 4ª posición a la espera de algún pinchazo de sus antecesores en la tabla para ascender en la misma.

Llegados al centro hayamos sendos clásicos en Honduras y Costa Rica. Por parte catracha, el Real España de nuestro Mauricio visitará al líder Marathón con la esperanza de arrebatarle tan privilegiada posición, para lo que se agarrarán en la inspiración del goleador Everaldo Ferreira, que está realizando un gran torneo. En el país tico, los dos clubes con más títulos en la historia de la liga (que atesoran todos los entorchados desde el último de Herediano en la 92-93), Deportivo Saprissa y Alajuelense, se enfrentarán con el objetivo de la clasificación para la fase eliminatoria por el título. Por el momento el monstruo se ubica 6 puntos por debajo del puntero de su grupo (Brujas), mientras los rojinegros lideran el suyo con escasa ventaja respecto a sus perseguidores.

Tras cruzar el istmo panameño llegamos a Colombia, donde un América de Cali en plena recuperación recibirá a Millonarios de Bogotá, que tras su fulgurante comienzo ha experimentado una serie de derrotas que comprometen su clasificación a la liguilla por el título. Siguiendo nuestra ruta llegamos a la capital ecuatoriana, donde El Nacional espera imponerse en el duelo de titanes ante Barcelona para salvar su por ahora irregular campaña, todo lo contrario que el plantel de Guayaquil, que llega exultante tras derrotar recientemente 0-3 a Emelec en el clásico del Astillero.

Introduciéndonos en tierras brasileñas hayamos un clásico en Río y otro en Pôrto Alegre. El primero enfrentará a Botafogo y Fluminense, con los albinegros intentando afianzarse en los puestos de honor y los segundos huir de la quema, algo que sorprende a estas alturas tras la excelente Copa Libertadores que completaron pocos meses atrás, donde alcanzaron la final. Más al sur, Internacional y Gremio dirimirán en un partidazo si el millonario proyecto del colorado cumple las expectativas (aunque con tipos tan buenos como díscolos tipo D’Alessandro nunca se sabe) o por el contrario Gremio es capaz de mantener un liderato que cada vez está en mayor peligro ante el inminente acercamiento de Palmeiras y en menor medida Cruzeiro.

Continuando hacia el sur llegamos a Montevideo, donde Defensor enfrentará en el Luis Franzini a Peñarol con la necesidad para ambos de comenzar a sumar victorias si no quieren perder de vista a Danubio, líder inmaculado hasta el momento con 4 victorias en otros tantos envites.

Cruzando el Mar del Plata debemos pararnos obligatoriamente en Buenos Aires, con dos clásicos de fuste en el horizonte de pronóstico (al menos por esta campaña) sorpresivamente reservado. River Plate recibirá en el Monumental a Racing Club, que pese a los problemas institucionales recientemente vividos va rehaciéndose poco a poco con mucha fe y poco fútbol, formula que por ahora le está dando mejor resultado que en el anterior torneo. Por su parte los millonarios vienen de 2 derrotas seguidas y no vencen desde la 2ª fecha (su única victoria), completando un inicio que probablemente ya les haya descartado de la lucha por el Apertura. En La Plata, Estudiantes está realizando un papel mucho peor de lo esperado, y por primera vez en años, se encuentra por debajo de la tabla de Gimnasia, que de a poco va sumando para escapar de la temida promoción (tampoco puede descuidarse en este sentido Racing). Eso sí, no se puede dar la vitola de favorito a ningún plantel, si bien tanto River como Estudiantes les tienen de hijos a sus respectivos rivales, rachas que estos intentarán cortar a domicilio esperando hacer buena las rachas propias y ajenas.

Por último, queremos finalizar en Viña del Mar (Valparaíso, Chile), en un estadio Sausalito que revivirá el choque entre Everton CD y Colo Colo, campeón y subcampeón respectivos del último torneo Apertura.

6 comentarios:

Mauricio dijo...

Tenemos que ganarle al vecino. Andan en un buen momento anímico tras sus últimas victorias, pero alguien tiene que cortarles la racha:D

"campeooooon, campeoooooon, campeones por montones, hinchada hay una sola, la hichada del real"

Fútbol de Primera dijo...

Lo que va a ser ese River - Racing... Yo la verdad no tenía ni un poco de fé en el equipo para este semestre y lo están demostrando, más allá de la victoria de ayer de la Sudamericana. Y Racing va levantando un poco, pero la verdad es que tiene una plantilla flojísima y más para preservar la categoría que para otra cosa...

Antes estaré siguiendo al Lobo, vamos contra esos Pinchas! Es el momento de romper la racha!

omarbravo_2210 dijo...

los jugadores, no salen campeones, solo una copa, en sus vitrinas, roginegro cag%$, roginegro "&%on, jeje, vamos con todo las chivas a ganar este clasico, para llegar a 4 clasicos ganados seguidos

Mauricio dijo...

y en Honduras... Pitó La Máquina!!!

Martín dijo...

Bien, parece que el Estudiantes empieza a mejorar, con la buena campaña de Tigre y la nefasta de Boca, buenas alegrias procedente de la argentina...faltaria que River estuviera arriba, pero...

Garrincha dijo...

Enhorabuena Mau y Omar Bravo ;)

Lo siento por FDP, que le vamos a hacer, fijate que mi Acadé lo tuvo y lo dejó escapar por 3 veces, pero al menos dio un buen espectáculo.