.

.

Maradona a la cabeza

Más que primicia, todo esto ya resulta una antigüedad, porque sólo debieron pasar unos minutos para que la información corriera por todo el mundo. A lo largo y a lo ancho del planeta, haciendo eco primero, lógicamente, en aquellos países donde el fútbol es el deporte rey, pero llegando con su onda expansiva hasta cualquier rincón del globo.

El nuevo entrenador de la selección argentina será Diego Armando Maradona. Al escribir su nombre, lo primero que se me viene a la mente es: Maradona, el del gol más inolvidable de la historia de los mundiales, el que levantó la Copa del Mundo casi por sí solo, el que demostró más coraje y carisma que nadie vistiendo la albiceleste, el que llevó al fútbol argentino al primer lugar, el que rompió con todos los esquemas y maravilló a propios extraños con su zurda. Ese mismo.

Pero el tiempo pasa igual para todos, y a las hazañas del 10 le fueron cayendo los calendarios encima. Uno tras otro, los años siguieron su curso, y su nombre se fue asociando a otros acontecimientos no tan felices. Repitiendo el proceso anterior uno puede recordar: Maradona, el de los escándalos interminables, el de la contradicción permanente, el que no supo manejar sus acciones, el de la amenaza de escándalo interminable, el que no supo entender que todo ciclo tiene un final.

Sí, todo eso también es Maradona. Por más que a muchos nos guste recordar sus gestos positivas, es su biografía completa la que nos muestra el mapa del ídolo de (casi) todo un país.

Su designación fue sorpresiva, al menos para la mayoría de los argentinos, que veíamos los rumores como parte del tradicional barullo periodístico al que nos tienen acostumbrados los medios. Al asimilar la realidad, la primera sensación sigue siendo el desconcierto.

Con los puntos positivos y negativos de esta decisión se podría elaborar una obra que alcanzaría sin problemas la decena de tomos. ¿Por qué Maradona? Las hipótesis y análisis tienden a infinito, por lo que cada uno se quedará con las suyas. Es cierto que las experiencias del astro sentado en un banco no fueron positivas, aunque ya son demasiado obsoletas como para tomarlas en cuenta. Pasaron muchos años desde aquellos irracionales emprendimientos y no sería correcto juzgarlo por eso. Tampoco le convendría que lo hiciéramos porque los resultados fueron nefastos.

La falta de experiencia en el manejo de planteles es algo que podría maquillarse con lo que la sola presencia de Diego impone ante cualquier grupo de compatriotas. Quizás no ocurra lo mismo con jugadores de otra nacionalidad, pero los que visten la albiceleste nacieron todos en estas tierras. Y Maradona es Maradona para cualquier argentino, sea futbolista, cocinero, contador o abogado. Su figura se destaca entre todas las demás, lo que incluso podría quitar un poco de presión a los once que entren a la cancha al concentrar buena parte de las miradas en el costado de la línea de cal.

A nivel táctico y estratégico, lo que pueda ocurrir es un interrogante del tamaño del Everest. Una cosa es ser un buen —magnífico, grandioso, perfecto— jugador de fútbol, pero otra muy distinta es saber manejar desde afuera lo que deben hacer los once de turno. Destacarse en una cosa no implica hacerlo en la otra, y la capacidad que pueda tener Maradona a la hora de plantear partidos, armar esquemas y ubicar nombres es absolutamente desconocida.

Para cerrar este artículo me gustaría abrir el debate. ¿Qué les parece esta designación? ¿Hubieran elegido igual?

Por mi parte, creo que esto era algo que tarde o temprano iba a ocurrir. Era predecible que el día que Maradona quisiera dirigir a la selección iba a contar con el visto bueno.

No digo que sea algo bueno, para ser más preciso jamás lo hubiera elegido, pero es algo que iba a pasar. Claro está, en contra del pensamiento de todos los que vemos el fútbol de una manera diferente.

May the force be with him

9 comentarios:

omarbravo_2010 dijo...

parece que mas temprano que tarde llego a ser el entrenador de Argentina, creo que era mejor ser primero entrenador de boca o de estudiantes, a ser entrenador de la seleccion, que no tuvieron en cuenta el caso de la seleccion mexicana con Hugo Sanchez???

no por ser el mejor entrenador de la historia de tu pais vas a ser un gran entrenador

omarbravo_2210 dijo...

perdon, me equivoque, no por ser el mejor jugador en la historia de tu pais vas a ser un buen entrenador (hugo, stoichkov, hagi....)

viamax dijo...

Fantástico blog me gusta, muchas gracias por su edición con tan buen gusto felicidades, reciba un abrazo.

Julio dijo...

En ocho meses máximo ha dimitido. Al tiempo.

Julio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Navedo dijo...

Hola.

Yo pienso que Maradona lo hará bien, lo malo es que como lo haga mal a ver quien lo destituye...

Un saludo!!

Hola.

Acabo de conocer este blog y, como con todos los blogs de los equipos modestos, me he quedado enganchado.

¿Interesa un intercambio de links?
Espero respuesta.

Un saludo!!

El fútbol es injusto

Mauricio dijo...

Pues ahora si puede decir que lo he visto todo...o al menos cuando vea el primer partido de Maradona dirigiendo a la albiceleste desde el banquillo.

No creo que pueda ser peor que los últimos partidos de Basile, pero desde ya descarto a Argentina como candidato para alzar la copa en Sudafrica.

Martín dijo...

Yo lo que no tengo claro es si realmente Maradona es el tecnico...por lo dicho por grondona:

En las primeras horas de la tarde, Grondona ya había dado un anticipo de su intención de conformar un grupo técnico para rodear de la mejor manera al entrenador, al señalar que "uno sólo no puede mandar en ningún lado, ni en el kiosco de la esquina. Con un sólo técnico la cosa no anda bien. No son situaciones en que se esté trabajando bien".

Y luego por cosas como esta:

"En la charla quedó claro que el equipo lo paro y lo formo yo. Y voy a escuchar a Carlos (Bilardo) en todo. El me va a asistir, porque no se puede dejar de lado a un hombre que sabe tanto", expresó Maradona a la prensa, al confirmar su llegada a la dirección técnica de Argentina.

"El proyecto que quiere Julio (Grondona) para la selección es el mismo que tenemos Bilardo y yo. Mi trabajo va a ser el de ir a ver a los jugadores y elegir a los que mejor estén", detalló el ídolo.

"La idea es que vuelvan los muchachos de (la selección argentina de) 1986", agregó Maradona.

Además de tener a Bilardo a su lado, Maradona contaría con otros compañeros de aquel seleccionado convertidos en entrenadores, como José Luis Brown, Sergio Batista, Julio Olarticoechea, Pedro Troglio, el ex arquero Sergio Goycochea y el preparador físico Fernando Signorini.

Mucha confianza mucha confianza, no veo que tenga Grondona con el, precisamente, da la impresion de que esta mas de cabeza de cartel, de hombre de paja, que de verdadero tecnico...

Eso si, a ver si se deja manejar, que una cosa es la idea que pueda tener Grondona, y otra lo que Diego haga al final...

Le deseo suerte, confieso que por un lado tengo una admiracion casi absoluta por el Maradona jugador, unido a un desprecio casi igual por lo que hizo y dijo desde entonces...a ver que Maradona nos encontramos, el lado bueno o el oscuro...

Anfield dijo...

El entrenador va a ser Bilardo, lo que tampoco mejora la cosa.

Este es el que mandaba a aficionados con carelolas y sartenes y no dejar dormir al equipo rival.