.

.

23ª jornada Premier League: ¿quiere el Liverpool ser campeón?

Tercer empate consecutivo del Liverpool (¿dónde tiene la cabeza Rafa Benítez?) permitiendo escaparse al Manchester United, cuya velocidad de crucero parece ahora mismo inalcanzable. Chelsea y Aston Villa toman posiciones mientras Arsenal y Everton se anulan a sí mismos. Por abajo sigue la lucha encarnizada por la salvación, con Sunderland, Manchester City y Tottenham como grandes beneficiados.

Paliza del líder al WBA (21), un inapelable 0-5 que demuestra porque unos y otros ocupan sendos extremos de la tabla. Para los amantes de la estadística, este fue el undécimo partido consecutivo en Premier sin encajar un gol para los Red Devils (50), que establecen un nuevo récord en la competición.

El que hasta ahora ocupaba la primera plaza junto a los mancunianos era el Liverpool (48), que al empatar 1-1 ante el Wigan (32) demuestra que sigue con su alarmante falta de pegada, aquella que tanto está acusando de un tiempo a esta parte. Para hacernos una idea basta tirar de estadística: de sus 10 últimos encuentros ha igualado en 7. Son números de buen equipo, no de campeón. En ello han influido la indeseada baja de Fernando Torres todo este tiempo, así como la poca implicación del resto de jugadores en el aspecto goleador (excepción hecha del fantástico Gerrard) y el regreso a las rotaciones de Benítez. No son los únicos factores dignos de análisis, pero si quizá los más importantes.

Justo al segundo lugar llega también el Chelsea (48) tras su victoria 2-0 sobre el Middlesbrough (21) gracias al doblete de Salomon Kalou, que aprovecha para reivindicar un puesto en la punta (que no suele ocupar con frecuencia) ahora que tanto se debate acerca de la idoneidad de jugar con Anelka y Drogba juntos. A solo un punto llega sin hacer demasiado ruido el Aston Villa (47), que se llevó el gato al agua en Fratton Park con un tanto del revalorizado Heskey –nueva adquisición invernal- ante un Portsmouth (24) que cada vez tiene peor cara y parece que lo pasará mal de aquí a final de campaña tras deshacerse de algunas de sus figuras más importantes.

El puesto UEFA lo ocupa el Arsenal (42), que ve alejándose cada vez más a sus rivales por las plazas de Champions a la vez que observa con inquietud el acercamiento del Everton (37), rival con el que empató anoche gracias a un tanto de Van Persie cuando moría el encuentro, llevando las tablas a Goodison Park cuando la hinchada Toffee ya daba por sentada una victoria que Cahill certificaba hasta ese momento.

Igualado con el Wigan por la séptima plaza aparece el West Ham (32), que venció 2-0 a un Hull City (27) que continúa su lento descenso a los infiernos. Desde que nuestros Tigers remontasen al Boro allá por los primeros días de Diciembre el bagaje ha sido desolador: un empate y 6 derrotas, todas ellas en línea. Si no cambia la tendencia en breve llegarán las inevitables complicaciones.

A la zona templada de la tabla asciende el Manchester City (27), que dio buena cuenta del Newcastle (23) con goles de Wright-Phillips y el incorporado Craig Bellamy, haciendo inútil la posterior anotación de Carrol.

Por otro lado, otro tanto más del trinitense Kenwyne Jones otorgó la victoria al Sunderland (26) ante el Fulham (26), al que no solo alcanza en la tabla sino que lo aleja de sus sueños de grandeza. Eso sí, los londinenses siguen contando con dos choques menos en su haber, baza indispensable para certificar la salvación lo antes posible e intentar soñar con viajes continentales la próxima temporada.

En White Hart Lane, los Spurs (24) eluden la zona de descenso merced a un comienzo arrollador que los puso tres tantos por encima en el marcador cuando apenas llevaban disputados 25’ de juego. Un nuevo gol del retornado Defoe sumado a los de Lennon y Dawson desquiciaron un Stoke City (21) que si bien recortó distancias en la segunda mitad nunca dio sensación real de poder remontar el partido.

Finalmente, Blackburn (22) y Bolton (24) firmaron las tablas tras una parte para cada equipo, tomando ventaja en el primer periodo los visitantes e igualando la contienda los Rovers hacia el final del choque con un tanto de McCarthy, sellando el definitivo 2-2.

Lo que nos espera en la 24ª fecha

La próxima jornada promete muchísima emoción con gran cantidad de buenos partidos y clásicos que coinciden en la que seguramente sea una de las mejores fechas del año. El sábado habrá derby londinense entre Arsenal y West Ham, jugándose algo más tarde de su finalización todo un Manchester United – Everton. Lejos del glamour histórico de los otros enfrentamientos, se disputará un Aston Villa – Wigan importante para la zona alta de la tabla, así como varios partidos vitales por la parte baja de la misma.

Para el domingo quedan dos envites de extrema importancia para las hinchadas cuyos equipos dirimirán los mismos. Primero el clásico entre Newcastle y Sunderland, con ambos huyendo de las tenebrosas plazas de descenso, y posteriormente un Liverpool - Chelsea que puede ser vital para el devenir de la pelea por el título. Disfrútenlos, nosotros no pensamos perdérnoslos.

5 comentarios:

cityground dijo...

El Liverpool no sabe rematar los partidos, se pone en ventaja como ayer pero luego no sabe sentenciar, por cierto el penalti de Leiva para matarlo, ahora mismo no lo veo para nada favorito en su eliminatoria con el Madrid.

El Manchester United esta con una solidez que asusta, sin hacer maravillas le sobra para ganar sus partidos.

Al Hull le va a tocar sufrir.

Pepe Sarria dijo...

Para mí al Liverpool le falta un pelín de fútbol para estar al mismo nivel que el United, son ya demasiados empates contra equipos contra los que no puedes perdonar, además viendo el calendario está claro que el United ya ha pasado todo lo difícil en la primera vuelta, los equipos fuertes irán todos a Old Trafford, donde será complicado que ganen, mientras que las visitas del United serán "fáciles". Creo que no se le escapará el título tampoco este año.
Espectacular, por otro lado, la lucha por la permanencia, ya veremos quién cae.
Saludos

jpx dijo...

Hace unas semanas lo comentábamos aqui mismo, que si el Liverpool quería llevarse la Premier este año en este momento era cuando tenía que pisar el acelerador...y no termina de salir de un empate y se mete en otro.

Quizá sea que tenga (Benitez) la cabeza en la eliminatoria del Madrid, pero no creo que haya dado por perdida ya la Premier.

La velocidad de crucero del Man U es increible.

Un abrazo!

Circulo Sports dijo...

coincido, tiene el liverpool la mentalidad como para saberse campeón? creo que no. Y sí la tiene el manchester, que se reinventó en el torneo y está a paso mas que firme.
No entiendo bien a qué juega el liverpool en esta seguidilla de partidos.



un abrazoooooooo

Maximiliano dijo...

A mi entender el Liverpool es un equipo que esta compuesto para los partidos peleados , luchados , a mi entender le falta futbol ofensivo , tal vez jugadores de peso adelante , bueno ahora esta lesionado El Niño Torres y se ve que lo siente . Me parece que si Liverpool en Algun momento pretende ganar la liga va a tener que ser un poco mas ofensivo asi como lo es el Manchester que tal vez intenta atacar los 90 minutos o al menos esta preparado para eso ...

Saludos...