.

.

Gordo, fuera de forma y juerguista, pero con el instinto intacto

Llegó a la cima como un meteorito imparable, primero de blaugrana y posteriormente de nerazzurro (con la verdeamarelha siempre presente) pero se estrelló por partida doble en Italia con las rodillas como talón de Aquiles particular. Se levantó como un titán en el Bernabéu para nuevamente poner trabas a su espectacular pero intermitente carrera en suelo transalpino. Su club, el poderoso AC Milan, rescindió el contrato que los unía tras perder los rossoneri la esperanza de ver al astro resplandecer de nuevo tras pasar por el avanzado laboratorio de Milanello. Y él, con más años y batallas a sus espaldas que muchos otros bastante más mayores que él, tomó el camino a casa con el ánimo de rehacerse una vez más de sus cenizas.

Y en ello anda el bueno de Ronaldo, pasado de kilos, envuelto en los roces de siempre con Pelé pero con el objetivo de ponerse a tono para sembrar el pánico a nivel mundial el año que viene cuando eche a rodar el balón en Sudáfrica para coronar al nuevo campeón terráqueo de selecciones.

¿Quién apuesta a que no lo logrará? Por ahora Dunga no descarta su regreso aunque reconoce que deberá ganárselo como el resto de internacionales de la canarinha. De ello toma nota nuestro protagonista, cuyas alas para soñar crecer exponencialmente al ritmo que hace valer su instinto para seguir rompiendo redes, esta vez en su Brasil natal. Cierto, algunos me diréis que apenas ha jugado unos pocos encuentros y que solo ha marcado 4 goles (sale a tanto por encuentro), pero este jugador se ha rehecho a si mismo tantas veces que pese a los años (32, no hablamos tampoco de alguien “mayor”) y las heridas de guerra que arrastran sus rodillas, no me atrevería a descartar su vuelta al primer plano.

Eso sí, tampoco podemos olvidar que el mismo ha dicho que no se enfundará de nuevo una zamarra europea pues su pretensión es quedarse en su país para retirarse en él, por lo que si alcanza en forma “óptima” (esto en Ronie puede ser el 70% de su capacidad) el Mundial, posiblemente ese sea el canto de cisne de un futbolista que bien pudo entrar al Olimpo de los elegidos por sus cualidades físicas y técnicas sin parangón, amén de una definición inigualable, aunque del otro lado de la balanza quedan aquellas malditas lesiones que lograron frenarlo como jamás pudieron los defensas a los que dejó desparramados por el césped en sus buenos tiempos.

Deseándole lo mejor os dejamos con los goles de su último encuentro, en el que su Corinthians empató en casa gracias a dos tantos suyos ante Ponte Preta, enmarcados en la disputa del campeonato Paulista (ojo al entusiasmo del relator en la narración):



5 comentarios:

Garrincha dijo...

Espero que nadie me tome a mal lo de "Gordo" del título del post, en ningún momento pretendo ofender a un jugador al que siempre he admirado.

Por otro lado, quiero aclarar que cuando menciono "el canto de cisne" del jugador lo hago respecto al panorama internacional, pues si se queda en Brasil poco después del Mundial (en septiembre) cumplirá 34 años, por lo que seguramente esa será su última gran aparición a escala Mundial.

Por último, yo creo que llegará en "condiciones" a Sudáfrica, otra cosa es que se lo quiera llevar Dunga o el que ande ocupando el banquillo brasileño.

Un saludo!

Ariel dijo...

Personalmente me parece un jugador fantástico, descomunal y comparable a los grandes definidores de la historia.

Por una cuestión generacional, Ronaldo y Henry deben ser los primeros enormes jugadores a los que pude ver durante toda su carrera. No puedo decir lo mismo de Zidane, a quien conocí ya en la Juve. La diferencia de Ronaldo con Titi es que el francés siempre me ha encantado, mientras que me resistía un poco a admirar demasiado a Ronnie, bastante alejado del estereotipo de jugador que más me atrae observar debido a sus conductas fuera del campo.

Quizás sus tristes lesiones y constantes tropiezos con la juerga hicieron que me vaya agradando cada día más, al punto que hoy lamento mucho tener que verlo con la camiseta del Corinthians.

Espero que se siga recuperando. Sería muy bueno verlo en una mejor forma. Es lógico que haría goles aún pesando 200 kilos porque es un fenómeno, pero me gustaría ver aunque sea unos chispazos de aquel pelado flaquito que corría como un loco y definía como el más cuerdo.

Que le vaya muy bien y recupere su forma, pero eso sí, que los títulos siempre caigan en la vereda de enfrente mientras siga en el Timao :-)

Ariel dijo...

Domin, un pequeño regalo, con toda la multitud de fondo:

http://img.terra.com.br/i/2009/03/01/1130560-1184-in.jpg

Para mañana o el lunes se viene algo de los estaduais que ya entran en su etapa de definición.

Martín dijo...

Creo que despues de ese gol al compostela, es dificil no enamorarse de ese jugador como futbolista...aunque medio se echara a perder, entre su gusto por la juerga y esas malditas lesiones. Creo que ha sido uno de los mejores futbolistas de los ultimos tiempo, y uno de los rematadores mas prodigiosos que deben haber existido, pero...es que tenia la pinta de poder haber entrado en ese mitico cuarteto que todos conocemos...

cityground dijo...

Entre las lesiones y su mala vida Ronaldo no alcanzo el tope de su potencial, eso si define como los angeles, no he visto a nadie resolver con tanta facilidad los manos a manos con los porteros.