.

.

Un Villarreal keynesiano


Cuando en los años 30 la cosa se puso bien fea, un tipo llamado John Maynard Keynes (nada que ver con el Milton Keynes Dons) introdujo una serie de teorías económicas que, según los entendidos de buen corazón, salvaron el capitalismo. Más o menos, el señor decía que la teoría liberal clásica de Smith y Ricardo estaba muy bien en un mundo ideal, pero que fallaba bastante en la vida real, que aquello de la mano invisible que lo regulaba todo casi mágicamente se cumplía pocas veces. En unos años en que eso del equilibrio de la oferta y la demanda se daba raramente (con el consecuente aumento del paro) Keynes proponía que el Estado debía participar activamente en economía, generando gasto, demanda y empleo para así reactivar todo el sistema.
Hoy, como estamos hartos de escuchar, son también tiempos de crisis y la gente (desde los gobernantes a los estibadores) buscan soluciones o trucos para capear el temporal y seguir adelante. En el mundo del fútbol, ahora que se acabó el milagro de las recalificaciones, también se deben encontrar fórmulas ingeniosas para que no todo se vaya al garete. En Villarreal, por ejemplo, el señor Fernando Roig (un presidente, por lo demás, modélico) ha planeado algo sumamente original y contracíclico y que va en la línea de lo planteado por Keynes: los socios en paro no pagarán su abono la próxima temporada.
En una coyuntura de paro (problema bien grave en esta región volcada a la cerámica) y en la que nadie pretende gastar un euro de más, Roig (una especie de Estado a pequeña escala) pretende con esta acción seguir generando demanda de fútbol. Su medida no es, así, un gesto gratuito o populista, sino una decisión con visión de futuro: en una ciudad pequeña (50.000 habitantes), con un club que hace quince años no era absolutamente nada, generar ese amor, esa lealtad y sentimiento de pertenencia al equipo no es ninguna tontería.
Porque a veces hay que saber ganar un poco para luego ganar mucho más.

3 comentarios:

CALIGULA dijo...

Keynes volvió a ponerse de moda después de ver las estafas de los yuppies estadounidenses que cobran fortunas respaldados en los rescates del estado.
No era ese el estado que proponía Keynes, sino un estado activo y propulsor de obra pública de manera de equilibrar o tender a equilibrar la distribución del ingrteso.

Respecto a la medida del Villarreal puede anotarse como entre las pioneras.
El otro día por copa Libertadores, Lanús recibió a su par peruano sin cobrarles entrada a cambio de que los granates tampoco pagaran de visitantes.

Y acaso llegue el tiempo en que la TV solvente los gastos y le ofrezcan a uno unas monedas para ir al estadio y hacer de marco en un espectaculo que sin público es siempre menos televisable.

Un saludo a todo el café.

LPND 2 AÑOS!!!

Devo dijo...

Roig demostro seriedad y compromiso para llevar al Villareal adonde esta. No temblo cuando Riquelme se le puso encontra, y ahora sale con esta nueva iniciativa, muy buena por cierto. El conjunto amarillo sin dudas es un ejemplo a seguir, y a demostrado a lo largo de los años que a pesar de ser un club pequeño puede pelearle palmo a palmo a los poderosos.

Un saludo!

El Balón Europeo

jpx dijo...

Que diferencia, al menos de imagen pública, entre este Roig y el del Valencia. Muchos tacharán esta medida de populista, pero como bien dice Chimo en el artículo la veo útil (para esos socios en paro) e inteligente (para el club) a más no poder. Todo se reduce un poco a esa última frase de "saber ganar un poco para después ganar mucho mas".

Saludos a todos.