.

.

México recupera su orgullo a base de goles

Tras un período oscuro con humillaciones varias e incluso algún esperpento inesperado (sobre todo tratándose de ese protagonista), la selección nacional mexicana recuperó anoche algo mucho más preciado que la Copa de Oro que conquistó en territorio yanqui: un orgullo que parecía perdido.

Tras varios años a la sombra de los estadounidenses, esta vez se han repuesto con una goleada en la propia cancha de USA que les devuelve una credibilidad muy devaluada en los últimos tiempos, donde se dejaron arrebatar el trono de la CONCACAF además de los problemas por los que están pasando para entrar entre los clasificados directamente al Mundial en su zona, al contrario de su rival de ayer o Costa Rica.

Sin embargo, aunque nadie apuntaba a una goleada de ningún bando hacia el otro (especialmente porque ninguno acudía con su equipo de gala, sobre todo los locales) por la igualdad reinante entre ambos e incluso por el 0-0 reinante en el marcador al descanso, el Tri se desquitó en una segunda mitad inolvidable capitaneado por sus dos mayores promesas, Giovanni Dos Santos (nombrado mejor jugador del certamen) y Carlos Vela, dos de los máximos artífices del Mundial sub17 que conquistaron en 2005 ante Brasil.



Si esto significa un cambio en la dinámica de juego y resultados en el plantel que dirige Javier Aguirre solo lo veremos en las próximas fechas de clasificación para el Mundial, donde tienen por delante una reválida importante que solventar. Al menos, como se demostraron así mismos anoche, tienen calidad de sobra para soñar…

2 comentarios:

javier dijo...

felicitaciones al futobl mexicano, que poco a poco vuelve al lugar que merece y hace honor a su historia. habrá que mostrar lo mismo en las eliminatorias

Tom dijo...

Qué final!